El Día De La Paga

Correo electrónico Imprimir PDF

La mayoría de nosotros somos siervos de Dios, siendo ese un gran privilegio. La Biblia deja muy claro diciendo: Yo saque a Israel de Egipto dice El Señor para que fuera mi siervo, entonces tenemos que entender que todos aquellos que salimos de Egipto, todos los que fuimos rescatados deberíamos de estar sirviendo al Señor sin excepción, ya sea limpiando, poniendo alfombras, poniendo sonido, arreglando sillas, predicando, profetizando, todos deberíamos estar sirviendo en algo, esto es la sombra extraordinaria que se ve en el libro de Levítico cuando el Señor habla de que sacó a Israel de Egipto para que le sirviera, sin embargo no solamente los que salieron de Egipto se convierten en siervos de Dios. El Señor tiene otros servidores, como por ejemplo el cuervo que le llevó comida al profeta Elías, el diablo mismo ya caído siguió siendo un siervo de Dios. Cuando el enemigo se rebeló contra el Señor en el cielo y empezó hacer sus contrataciones, El Señor lo dejó porque quería que saliera salieran todos los que se habían contaminado con él y dejo que se completara el numero de sus contratados para sacarlos a todos de una vez, Dios ya tenía un trabajo para él utilizándolo como siervo para que cumpliera con lo que El tenía en sus planes. Podemos ver que en algún momento a los siervos genuinos, el diablo los ha con vencido de hacer algo que ellos creen que está bien, así como le sucedió a Pedro cuando el Señor le dijo apártate de mi Satanás.

Mateo 16:23 LBLA Pero volviéndose El, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres piedra de tropiezo; porque no estás pensando en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.

Pedro era siervo de Dios pero cayó en la trampa del diablo momentáneamente.

Apocalipsis 2:20 LBLA 'Pero tengo esto contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos.

Ella está seduciendo a los siervos de Dios, podemos ver que el enemigo utiliza medios para hacer caer a los servidores genuinos del Señor. Porque también el Señor tiene siervos que no son genuinos, y bajo ese parámetro debemos de saber que todo lo que hagamos, sea bueno o malo va a ser traído a juicio en aquél día, no importa si hicimos cosas malas y las dejamos de hacer pero si no las hemos limpiado serán traídas a juicio, por eso dice la Biblia pongámonos de acuerdo con nuestro adversario mientras vamos de camino porque si no nos va a llevar al juez, al verdugo y nos va a echar a la cárcel, y no saldremos de allí hasta pagar el último cuadrante, entonces no importa si dejamos de hacer algo, lo que hay que hacer es sacarlo a luz para que no quede ninguna raíz ya que puede brotar en algún momento.

Mateo 5:25-26 RV 1960 Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel. De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante.

Debemos de dejar de hacer lo malo y hacer lo bueno, el que confiesa su pecado y se aparta alcanza misericordia, aquí entendemos el verso que dice David

Salmos 32:1 LBLA Salmo de David. Masquil. ¡Cuán bienaventurado es aquel cuya transgresión es perdonada, cuyo pecado es cubierto!

Los pecados hay que confesarlos, en una ministración y en estos casos el Señor los anula, aunque hay algunos que tienen repercusiones en la tierra y se debe de pagar por ellos, como por ejemplo un asesinato, el Señor perdona por el sacrificio que hizo el Señor Jesucristo en la cruz del calvario, pero su consecuencia es penalizada en esta tierra.

Nadie esta exento de entregar cuentas al Señor aunque seamos pastores, todos debemos de entregar cuentas delante de Dios.

Lucas 19:11 LBLA Estando ellos oyendo estas cosas, continuando Jesús, dijo una parábola, porque El estaba cerca de Jerusalén y ellos pensaban que el reino de Dios iba a aparecer de un momento a otro.

El Señor empieza hablarles por parábola.

Lucas 19:12 LBLA Por eso dijo: Cierto hombre de familia noble fue a un país lejano a recibir un reino para sí y después volver.

El hombre de familia noble es figura del Señor Jesucristo.

Lucas 19:13-14 LBLA Y llamando a diez de sus siervos, les dio diez minas y les dijo: "Negociad con esto hasta que yo regrese." Pero sus ciudadanos lo odiaban, y enviaron una delegación tras él, diciendo: "No queremos que éste reine sobre nosotros."

Esta era una sociedad que está siendo descrita en estos versos, en donde la gente que ya tiene rey que por derecho es gobernador de ellos se ausenta y le mandan una comitiva diciendo que no querían que gobernara sobre ellos, porque lo odiaban, quiere decir que cuando Jesucristo se fue de esta la tierra, la sociedad que estaba aquí lo odiaban y eso coincide con lo que dice el libro de los salmos:

Salmos 2:1-2 LBLA ¿Por qué se sublevan las naciones, y los pueblos traman cosas vanas? Se levantan los reyes de la tierra, y los gobernantes traman unidos contra el SEÑOR y contra su Ungido.

¿Por qué lo odiaban? ¿Cómo se sintieron los siervos que le iban administrar sus bienes si sabían que lo odiaban? ¿Cómo los iba a tratar el conglomerado si no querían al gobernante? Como dice la Biblia: Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará? Si al jefe de casa le llamaron Belcebú ¿cómo les van a llamar a ustedes?

Los siervos a los que llamó eran diez, el número diez significa totalidad, o sea que llamó a la totalidad de sus siervos y les dijo quédense aquí a negociar hasta que Yo regrese, o sea que estaba aseverando que iba a regresar, cuando regresó llamó a todos pero le pidió cuentas solo a tres y dónde se quedaron los otros siete siervos? Los vamos a ir viendo en los evangelios, ahora nos enfocaremos en los primeros tres.

Lucas 19:15-16 LBLA Y sucedió que al regresar él, después de haber recibido el reino, mandó llamar a su presencia a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que habían ganado negociando. Y se presentó el primero, diciendo: "Señor, tu mina ha producido diez minas más."

¿Cuál fue el porcentaje de lo que gano en las minas? 1000 por ciento, por lo tanto el Señor le premio de esta forma:

Lucas 19:17 LBLA Y él le dijo: "Bien hecho, buen siervo, puesto que has sido fiel en lo muy poco, ten autoridad sobre diez ciudades."

Va a llegar el momento en que vamos a estar en la presencia del hombre noble cuando El regrese y si somos sinceros y estamos sirviéndole al Dios vivo vamos a prepararnos, va a llegar el día en que nos van a llamar para pedirnos cuentas de lo que nos dieron para saber si producimos, así que preparémonos y tomemos muy en serio el trabajo que Dios nos ha dado para producir al mayor porcentaje lo que nos dio a producir.

Esto viene siendo muy similar cuando somos representantes legales de una empresa y nos anuncian que nos cae auditoría, entonces nos preparamos para que no nos encuentren los libros desordenados y todo este correcto, ¿cuánto mayor será el día en que nos pidan cuentas por lo que hicimos con lo que se nos fue entregado? Pero hoy en día hay muchos ministros que no le toman importancia a ese día en que nos pedirán cuentas, así que aún estamos a tiempo para revisar como estamos produciendo los talentos que nos fueron entregados y trabajarlos con mucha fidelidad para que cuando llegue el momento de entregar cuentas nos digan como al hombre de las diez minas, bien hecho, buen siervo, puesto que has sido fiel en lo poco, ten autoridad sobre diez ciudades.

Lucas 19:18 LBLA Entonces vino el segundo, diciendo: "Tu mina, señor, ha producido cinco minas."

La producción de este siervo fue de 500 por ciento, muy productivo y el Señor le premió de esta forma aunque no le dio titulo de buen siervo.

Lucas 19:19 LBLA Y dijo también a éste: "Y tú vas a estar sobre cinco ciudades."

No le dijeron título aunque había ganado el 500 por ciento, así que lo que Dios nos pide va mucho más allá de lo que pensamos que debamos de dar, es la milla extra.

Porque la novia a la que estamos preparando, a la que se va a casar con el creador del universo por toda la eternidad la debemos de presentar siervos que damos la mejor talla, no siervos mediocres porque de lo contrario prepararemos mediocremente a la novia y de esa forma no se podrá casar.

Lucas 19:20 LBLA Y vino otro, diciendo: "Señor, aquí está tu mina, que he tenido guardada en un pañuelo.

Este era otra clase de siervo de los que piensan soy pobre pero honrado, devolviendo la mina que le dio su Señor para trabajarla y se expreso del hombre noble de la siguiente manera:

Lucas 19:21 LBLA pues te tenía miedo, porque eres un hombre exigente, que recoges lo que no depositaste y siegas lo que no sembraste."

Este fue un siervo que escucho mucho la voz de la muchedumbre, de los que odiaban al gobernante, tuvo miedo de entregar la palabra y de expandir el reino de los cielos, así que en lugar de convertir a los muchos al Señor, los muchos lo regresaron a ellos, haciéndole saber y juzgando a su Señor de que era un hombre exigente que recogía lo que no depositó y que segaba donde no había sembrado, fue un hombre miedoso y negligente. Debemos de tener mucho cuidado de no creerle al mundo, Dios es bueno en El no hay injusticia debemos de creerlo. Este siervo malo tuvo miedo porque no conocía que su Señor, el miedo fue el primer sentimiento negativo que tuvo la humanidad cuando vino el pecado y la única forma de vencerlo es con la plenitud del amor que Dios pone en nuestro corazón y que va evolucionando hasta que llega un día que se cumple en el perfecto amor y en ese perfecto amor no hay temor, hoy en día aún en muchos hay miedo.

Lucas 19:22 LBLA El le contestó: "Siervo inútil, por tus propias palabras te voy a juzgar. ¿Sabías que yo soy un hombre exigente, que recojo lo que no deposité y siego lo que no sembré?

A este siervo le pusieron el título de inútil, en el griego inútil quiere decir ponerós (G4190) y ponerós es malvado inicuo, la palabra malo en griego es kakós (G2556), inicuo es un grado más de maldad.

Lucas 19:23-25 LBLA "Entonces, ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco, y al volver yo, lo hubiera recibido con los intereses?" Y dijo a los que estaban presentes: "Quitadle la mina y dádsela al que tiene las diez minas." Y ellos le dijeron: "Señor, él ya tiene diez minas."

Cuando el Señor dio las instrucciones que le quitaran la mina al siervo inicuo, los demás siervos le dijeron al Señor juzgando las acciones del Señor: "él ya tiene diez minas" En el siguiente verso el Señor les dijo que al que tiene se le va a dar y al que no tiene se le va a quitar, pero no fue porque El Señor quisiera hacer injusticias, sino que iba a premiar la fidelidad de los siervos.

Lucas 19:26 LBLA Os digo, que a cualquiera que tiene, más le será dado, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

Todos tenemos algo bueno que el Señor nos ha dado, así que trabajemos en lo bueno que tenemos, ¿a que nos llamaron? Fluyes en la profecía? Entonces predica en el aspecto profético, si fluyes en la alabanza y eres pastor, entonces predica y canta, ¿Por qué nos vamos a poner a imitar a otro en lo que fluye? Así que el parámetro de todos nosotros es Cristo, a El imitemos y el don que puso el Señor en cada uno de nosotros, ese don pongámoslo a trabajar con la mejor excelencia porque es para el Señor. Todos tenemos algo bueno del Señor, aunque seamos diferentes, pero tenemos algo bueno del Señor, así que trabajémoslo pongámoslo al Servicio del Señor.

Ahora que terminamos de ver lo que el Señor les dijo a los primeros tres siervos que llamó vamos a empezar a ver lo que el Señor les dijo a los otros siete restantes, veamos al primero:

Mateo 18:32 LBLA Entonces, llamándolo su señor, le dijo: "Siervo malvado, te perdoné toda aquella deuda porque me suplicaste.

Este era un siervo al que califico de malvado, este oraba y suplicaba delante de su Señor, pero veamos lo que dice el contexto, porque el Señor le dio ese calificativo.

Mateo 18:23-35 LBLA Por eso, el reino de los cielos puede compararse a cierto rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Y al comenzar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Pero no teniendo él con qué pagar, su señor ordenó que lo vendieran, junto con su mujer e hijos y todo cuanto poseía, y así pagara la deuda. Entonces el siervo cayó postrado ante él, diciendo: "Ten paciencia conmigo y todo te lo pagaré." Y el señor de aquel siervo tuvo compasión, y lo soltó y le perdonó la deuda. Pero al salir aquel siervo, encontró a uno de sus consiervos que le debía cien denarios, y echándole mano, lo ahogaba, diciendo: "Paga lo que debes." Entonces su consiervo, cayendo a sus pies, le suplicaba, diciendo: "Ten paciencia conmigo y te pagaré." Sin embargo, él no quiso, sino que fue y lo echó en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Así que cuando vieron sus consiervos lo que había pasado, se entristecieron mucho, y fueron y contaron a su señor todo lo que había sucedido. Entonces, llamándolo su señor, le dijo*: "Siervo malvado, te perdoné toda aquella deuda porque me suplicaste. "¿No deberías tú también haberte compadecido de tu consiervo, así como yo me compadecí de ti?" Y enfurecido su señor, lo entregó a los verdugos hasta que pagara todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

El día que estemos frente al Señor daremos cuenta de lo que hicimos durante la vida que el Señor nos presto, si tuvimos a alguien en la cárcel, nos darán cárcel hasta que paguemos el ultimo cuadrante. ¿Cuántos de nosotros servimos a Dios, en el altar, en las mesas, en la danza, en la alabanza no hemos querido perdonar? Deberíamos tener un sentimiento de perdón para no deberle nada a nadie, porque como hemos de estar cuando nos llamen a cuentas? Nos dividieron la iglesia sin causa alguna y no has perdonado? Ya pensaste que vas a decir cuando estés frente al Señor? Que fue injusto y que por eso no lo perdonaste? Siervos alguien nos ofendió? Perdonemos, nos engañaron? Perdonemos, porque con la medida que medimos, seremos medidos.

Veamos otra clase de siervo.

Mateo 24:45 LBLA ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente a quien su señor puso sobre los de su casa para que les diera la comida a su tiempo?

Nosotros deberíamos de suplicarle al Señor ser esta clase de siervos, prudentes y fieles, esto tiene que ver mucho con repartir la palabra, hay siervos que se dedican a otras cosas y dejan por un lado el repartir la comida a los demás siervos. Anhelemos ser siervos de los que le reparten comida al pueblo, tengamos cuidado de no ser gerentes de la iglesia. Para ser un siervo prudente hay que ir consiguiendo la materia prima, después ir al molino, preparar el fuego y cocinar para luego darles de comer a los de la casa. El principal ingrediente para dar una buena comida a los de casa es meterse con Dios, estar constantemente preparándose para repartir lo que Dios les da y ser constantes en la búsqueda de la presencia del Señor.

Otro siervo.

Mateo 24:48-51 LBLA Pero si aquel siervo es malo, y dice en su corazón: "Mi señor tardará"; y empieza a golpear a sus consiervos, y come y bebe con los que se emborrachan, vendrá el señor de aquel siervo el día que no lo espera, y a una hora que no sabe, y lo azotará severamente y le asignará un lugar con los hipócritas; allí será el llanto y el crujir de dientes.

Esta clase de siervo malo, es aquel que se olvido de la venida del Señor, y así hay muchos siervos el día de hoy.

Procuremos ser siervos buenos, fieles, prudentes y que un día el Señor nos diga: Mi siervo, bueno, fiel y prudente en lo poco has sido fiel en lo mucho te pondré entra en el gozo de tu Señor.

 
Ministerios Ebenezer