La Iglesia Emergente (II)

Correo electrónico Imprimir PDF

Hemos visto que la Iglesia a la que se refiere el libro de Apocalipsis, Laodicea, es una semblanza de lo que hoy está surgiendo como la Iglesia Emergente, la cual lo que ha hecho es que ha capturado las ideas del mundo para ponerlas en práctica y responder a la voluntad del pueblo y no a la voluntad de Dios; buscando con eso poner en práctica una especie de democracia del mundo. Ciertamente es necesario que escuchemos la voz del necesitado para poderlos atenderlo y como consecuencia entonces ministrar su alma, pero no podemos caer en el error de complacer a los demás solamente porque ellos creen que con acceder a eso, terminarán sus problemas; no debemos confundir las cosas, necesitamos cierto equilibrio de parte de Dios, porque tampoco vamos a poner a votación la forma en la que quieren que se ministre la palabra de Dios, el orden del culto, etc., porque para la ministración del mensaje, tenemos la palabra de Dios escrita en la Biblia.

 

En la Biblia encontramos varios ejemplos del momento cuando el hombre escucha la voz de la mujer y como consecuencia la tierra es maldita; pero en el tiempo de Abraham, él escucha a su mujer y obtiene el beneficio correspondiente. También vemos que el pueblo le pide a Moisés cierto asunto y Moisés les responde que le consultaría a Dios; cuando Moisés se lo consulta, Dios le aprueba al pueblo lo que estaban pidiendo. Entonces no se trata de que nosotros vamos a tener siempre la razón en todo, podemos escuchar a los demás, pero tampoco es para preguntarle al pueblo si la sana doctrina debemos seguirla enseñando o nos acomodamos al mundo porque en todo caso, lo que tenemos que hacer es sujetarnos a la voz de Dios y continuar avanzando en el nombre de Jesús.

Veamos el siguiente versículo en varias versiones de la Biblia, con el propósito de hacernos una idea más amplia de lo que Dios desea que comprendamos lo que la Iglesia emergente está haciendo:

Proverbios 24:21 LBLA Hijo mío, teme al SEÑOR y al rey, no te asocies con los que son inestables...

Proverbios 24:21 BJ2 Teme, hijo mío, a Yahveh y al rey, no te relaciones con los innovadores...

Proverbios 24:21 BLA ¡Hijo mío, teme a Yavé y al rey, no frecuentes a los revoltosos!

Proverbios 24:21 RV2 Teme al SEÑOR, hijo mío, y al rey; no te entremetas con los veleidosos...

La Iglesia emergente lo que está tratando de hacer es innovar supuestamente la forma de conducir al pueblo de Dios; con esto no estamos diciendo que utilizar una computadora sea pecado, porque al final de cuentas la computadora no es la que nos entrega el mensaje para el pueblo de Dios, las computadoras con un programa de Biblias, nos pueden ayudar a estudiar la Biblia; pero entre eso y estarle manipulando el alma al pueblo de Dios, existe una diferencia abismal, siendo precisamente eso lo que la Iglesia emergente está haciendo, de alguna forma podemos decir que está consintiendo los deseos del pueblo para que haya más gente que asista y como consecuencia haya una forma de convencerlos para obtener de ellos el beneficios económico con lo cual pueden estar cayendo en participar de las fiestas paganas mezcladas las fiestas de Dios.

Apocalipsis 3:14 LBLA Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: "El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:

Laodicea significa: el gobierno del pueblo. Este es el versículo que nos ha servido para el desarrollo del presente estudio, pero debemos continuar con los versículos que nos amplían la forma en la que el enemigo puede actuar y engañar a la novia del Señor Jesucristo.

1 Samuel 15:24 LBLA Entonces Saúl dijo a Samuel: He pecado; en verdad he quebrantado el mandamiento del SEÑOR y tus palabras, porque temí al pueblo y escuché su voz.

Debemos temer a la voz de Dios y obedecerla en todo momento y no acceder a los deseos de un pueblo que quizá no es espiritual, en todo caso lo que debemos hacer es escuchar la voz del pueblo y llevarlo delante de Dios para que sea El quien decida lo que tenemos que hacer, si la voz del pueblo es Su voluntad, entonces caminar en pos de eso y si no, entonces hacerle entender al pueblo cuál es la voluntad de Dios para que caminemos juntos y agradar Su corazón.

Uno de los mayores problemas con la Iglesia emergente es que todo el desenfreno moral que está viviendo el mundo, tiene una justificación por cualquier razón, pero realmente no podemos estar apoyando movimiento ecuménicos: somos de Dios o somos del mundo, pero no podemos estar jugando a la religión evangélica y hacernos uno con el mundo porque o le servimos a Dios o le servimos al diablo.

Éxodo 32:1 LBLA Cuando el pueblo vio que Moisés tardaba en bajar del monte, la gente se congregó alrededor de Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos un dios que vaya delante de nosotros; en cuanto a este Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido.

En este versículo podemos ver muchas cosas: no había sido el hombre (Moisés) el que los había libertado de Egipto, fue Dios y era a El a quien se debían, sin embargo no pudieron esperar a Moisés por 40 días y su falta de espera los hizo que se desviaran; dicho en otras palabras: debemos esperar hasta que recibamos las promesas de Dios sin caer en el error de tomar decisiones por nuestra cuenta. Por eso vemos que para este tiempo la gente que está en la Iglesia, quiere que se les responda luego todo lo que piden; quieren respuestas casi al instante y cuando no obtienen lo que están buscando, se empiezan a desviar, y es el momento entonces cuando son presa fácil de la Iglesia emergente, porque ellos buscan complacer los deseos de sus integrantes y no la voluntad de Dios.

 
Ministerios Ebenezer