La Mesa De La Libertad

Correo electrónico Imprimir PDF

El presente estudio lo basaremos en el Salmo número 23 que seguramente ha estado en nuestra vida en momentos de necesidad. En David nos muestra lo que él estaba atravesando en el momento cuando lo escribió. Analizaremos el marco histórico en el que se desarrolló y las condiciones que David atravesaba en ese momento de su vida.

 

 

Salmos 23:5 RV60 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Este versículo es como el centro del Salmo, y reúne la importancia de lo que éste encierra. Refiere que La Mesa por un lado tiene los elementos negativos y del otro los positivos, y la define como el punto de partida, que empieza con el sacrificio como el elemento reactor para que luego llegue un tiempo de cosas buenas, y aunque pueden existir personas que no han tomado esta decisión y se encuentran en momentos malos, es necesario que sepan que la mesa es la que nos permite avanzar.

Salmos 23:1 RV60 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

En este momento David no pastorea ovejas, pero tiene una experiencia marcada en su vida, y nos muestra que el está en calidad de oveja, cuando dice que "Jehová es mi pastor". En la posición de rey se ve en una grave necesidad que es cuando Absalón lo derroca, y pese a que lo tenía todo, se declaró oveja bajo la protección de un pastor. Vemos que en este momento donde carecía de todo, nada, nada le faltó. Decir que nada nos faltará cuando lo tenemos todo es fácil, peo cuando carecemos de todo, es difícil, pero tenemos que estar seguros que es una palabra de fe cuando Jehová es nuestro pastor.

La palabra "carecer" viene del termino del original hebreo "kjasér", que se trata de la palabra H2630 del Diccionario Strong Concordance, que significa: raíz primaria; faltar, carecer; por implicación fracasar, querer, aminorar:- carecer, decrecer, defraudar, disminuir, falta, -ar, menguar, necesidad, -tar.

Jehová es nuestro pastor y nada en Él nos defraudará; estando en Él, nada nos hará tener necesidad ni pasar por carencias. El diablo se aprovecha de los momentos difíciles para poner entredicho esta Palabra, pero sabemos que cuando El Señor está con nosotros nada nos faltará.

2 Samuel 15:14 RV60 Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, porque no podremos escapar delante de Absalón; daos prisa a partir, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada.

Vemos que David después de estar en un trono como rey, se encuentra en la circunstancia donde no tenía nada y se encontraba huyendo de Absalón. Eso mismo nos sucede en ocasiones, cuando cruzamos problema tras problema; sin embargo, nada nos ha faltado porque tenemos al Buen Pastor de nuestro lado, que era el mismo que protegía al rey David.

Salmos 32:2 RV60 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.

Este pasaje significa que aunque estemos en el desierto, El Señor no nos deja solos, así como alimentó a Su pueblo durante el tiempo que caminó por el desierto, que como sabemos sobreabundó el alimento. Los desiertos son de mucha bendición porque nos prepara para algo mejor.

2 Samuel 15:23-24 RV60 Y todo el país lloró en alta voz; pasó luego toda la gente el torrente de Cedrón; asimismo pasó el rey, y todo el pueblo pasó al camino que va al desierto. Y he aquí, también iba Sadoc, y con él todos los levitas que llevaban el arca del pacto de Dios; y asentaron el arca del pacto de Dios. Y subió Abiatar después que todo el pueblo hubo acabado de salir de la ciudad.

El torrente de Cebrón llegaba hasta el Mar Muerto donde se perdía todo. Las aguas de reposo nos harán descansar, esto sucede en nuestra vida cuando luego de la dificultad El Señor nos trae reposo. David pasó por éste periodo de dificultad pero nunca le faltó nada.

Salmos 23:3 RV60 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Todos los momentos difíciles en nuestra vida traen restauración. Hay caminos que son torcidos y no son de justicia, y si estamos en estas situaciones difíciles, llegará el momento en que El Señor nos restaure.

2 Samuel 16:1 RV60 Cuando David pasó un poco más allá de la cumbre del monte, he aquí Siba el criado de Mefi-boset, que salía a recibirle con un par de asnos enalbardados, y sobre ellos doscientos panes, cien racimos de pasas, cien panes de higos secos, y un cuero de vino.

En el anterior versículo, vemos que pese a que David no tenía nada, lo tenía todo. Si estamos pasando por dificultad, Dios en Su misericordia siempre nos dará una salida para nuestro problema. De cualquier forma Dios nos bendecirá, y sabiendo que dependemos de un Dios fuerte y poderoso, aunque no tengamos Él llenará nuestra necesidad. Si leemos las noticias, sabremos que existe una recesión increíble en el mundo, sin embargo, a nosotros no nos ha faltado nada, Dios ha sido bueno con nosotros.

2 Samuel 16:2 RV60 Y dijo el rey a Siba: ¿Qué es esto? Y Siba respondió: Los asnos son para que monte la familia del rey, los panes y las pasas para que coman los criados, y el vino para que beban los que se cansen en el desierto.

Lo que más abunda en el reino de Dios es alimento; las Escrituras dicen que por una comida caímos en el pecado, pero también por una comida somos salvos.

Salmos 23:4 RV60 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

El desierto podría ser un cementerio, cárcel u hospital, pero aunque andemos en valle de sombra y de muerte, donde nos enfrentemos a potestades, debemos estar seguros que El Señor estará con nosotros. Estamos constantemente asediados por potestades y entidades de maldad que están esperando nuestra debilidad y nuestro peor día para atacarnos.

2 Samuel 17:27-28 RV60 Luego que David llegó a Mahanaim, Sobi hijo de Nahas, de Rabá de los hijos de Amón, Maquir hijo de Amiel, de Lodebar, y Barzilai galaadita de Rogelim, trajeron a David y al pueblo que estaba con él, camas, tazas, vasijas de barro, trigo, cebada, harina, grano tostado, habas, lentejas, garbanzos tostados,

Aunque estemos en valle de sobra y dificultad no debemos temer porque estamos aferrados a nuestro Dios, y en la peor crisis comeremos, vestiremos y saldremos adelante, porque luego de pasar por La Mesa, nuestra alma tiene que ser restaurada. El Señor pone la mesa y la adereza para nosotros.

H6186עָרַךְ
arák
raíz primaria; poner en hilera, i.e. arreglar, poner en orden (en una variedad muy amplia de aplicaciones):- acomodar, aderezar, alinear (-se, para la batalla), avaluar, combatir, componer, diestro, dirigir, disponer, dividir, estima, exponer, fijar, igualar, orden, ordenar, poner precio, preparar, valorar.

Esta palabra aparece 74 veces en el Nuevo Testamento. La Mesa está después de pasar por valle de sombra y de muerte, entonces es La Mesa es la que define el fin de la persecución, y si estas sombras han estado tras nosotros, cuando llegamos a La Mesa, estas potestades ya no podrán pasar hasta donde nos encontremos. Las sombras las constituyen nuestros angustiadores y escarnecedores.

Salmos 23:5 RV60 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Aquí empieza una nueva dimensión para nuestra vida, y después de L Mesa empieza lo bueno en nuestro andar, y es que La Mesa está alineada para la batalla y trae consigo ungüento sobre nuestra cabeza.

Estos son algunos significados de la palabra "aderezas": arreglar, prepara, colocar en orden, mantener listo, mantener el escudo, disponerse para combatir, listo para la batalla, poner ante, exponer, relatar, comparar.

Lo que éramos le fue puesto al Señor y lo que Él era nos fue puesto a nosotros, porque somos nación santa; por lo tanto, somos santos, porque Él Señor nos dio Su santidad y eso es lo que provoca La Mesa en nosotros.

Salmos 23:6 RV60 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Si somos necesitados de La Mesa seguramente es porque tenemos un pasado difícil. Si analizamos nuestra situación, puede haber una sombra que nos recuerda nuestro pasado y nos destruye persiguiéndonos; por eso El Señor pone una mesa para batallar contra estas sombras de valle y de sombra. En La Mesa nos refugiamos, y a partir de este lugar no nos pueden pasar ni por valle de sombra ni de muerte, porque trae consigo vida como un escudo para preservar nuestra vida; también pasando por La Mesa viene la unción junto con la misericordia de Dios, y lo bueno nos perseguirá, a nosotros y a nuestra familia; todo a nuestro alrededor cambiará haciéndonos vencedores y más que vencedores.

Aunque enfrentemos valle de sombra y de muerte, el bien y la misericordia que vienen del Señor echarán fuera las sombras que nos afligieron en algún momento, porque cuando participamos de La Mesa viviremos en la casa del Señor por siempre.

 
Ministerios Ebenezer