Blasfemias

Correo electrónico Imprimir PDF

Como parte de las señales del final de los tiempos, tenemos el cambio climático el cual en algunos lugares del mundo ha sido en una forma radical causando estragos en muchos países, teniendo efectos naturales y espirituales porque precisamente el estudio de esta oportunidad, se relaciona con la reacción de la gente del mundo ante las situaciones que puedan estar viviendo.

Debemos saber que la apostasía viene del norte, aunque no estamos señalando a ningún país específico, sino que, cuando vemos la línea divisoria del globo terráqueo, a la cual llamamos: ecuador, podemos notar que el 80% de la población del mundo, está en el área norte del ecuador; de ahí que la mayor apostasía viene del norte.

He aquí que voz de rumor viene, y alboroto grande de la tierra del norte, para convertir en soledad todas las ciudades de Judá, en morada de chacales. (Jeremías 10:22 RV 1960)

Para ver algunos ejemplos tenemos la India, donde tiene muchos dioses; a todos los que les presentan lo aceptan para no ofender a ninguno, según ellos; pero también vemos que en el norte del ecuador está la sede de la religión oficial del mundo y otras más; y de esa manera se podrían mencionar muchas características de lo que se puede ver que se encuentra en el norte del ecuador de la tierra y que en algún momento puede servir como base para el levantamiento para el anticristo y que muchos lo sigan con sus blasfemias.

Lo lamentable es que muchos cristianos que en algún momento, sus vidas fueron como lámpara para el mundo, empezaron a apostatar a tal grado que han llegado a decir que todas las religiones forman parte del cuerpo de Cristo, lo cual no es cierto, sino que, eso es parte de la gran apostasía mientras que para nosotros el tiempo que estamos viviendo es lo que llamaríamos el final de la apostasía y en los albores de la tribulación, o sea, un traslape de ambos tiempos juntamente con el dragón que menciona la Biblia, lanzando un río de doctrinas distractoras con el propósito de envolver al pueblo de Dios en la gran apostasía que señala el Apóstol Pablo.

Es interesante que para llagar a la apostasía, tiene que haber primeramente una herejía lo cual es motivado por la carnalidad que pueda haber en la vida de alguna persona. El segundo paso que vemos es la blasfemia, en diferentes facetas o niveles y termina con una blasfemia que culmina con el mundo espiritual en contra del Espíritu Santo, la cual no será perdonada, pero al mismo tiempo esa blasfemia el diablo utiliza para engañar a los cristianos para que lleguen a pensar que ya han apostatado en contra del Espíritu Santo y que no tienen perdón de Dios.

Después de la herejía y la blasfemia, viene la apostasía la cual está íntimamente ligada con la palabra divorcio, pero para que tenga efecto, debe ser sobre alguien que está casado; eso significa que alguien que tenga fe, la devolverá y en ese momento es cuando se convierte en apostasía. Esta apostasía se divide en 2, la reversible y la irreversible. La reversible la podemos con lo que le sucedió al Apóstol Pedro:

Y un poco después se acercaron los que estaban allí y dijeron a Pedro: Seguro que tú también eres uno de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. Entonces él comenzó a maldecir y a jurar: ¡Yo no conozco a ese hombre! Y al instante un gallo cantó. Y Pedro se acordó de lo que Jesús había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente. (Mateo 26:73-75 LBLA)

La apostasía irreversible es con el acto que cometió Judas.

Pero es necesario que conozcamos un poco más de blasfemia y para veremos algunos conceptos de lo que es rhema en el lado de la luz:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Romanos 10:17 RV 1960)

Debemos saber que para decir: palabra, se puede decir primeramente: logos la cual se puede transformar en rhema por medio de la fe y el crecimiento que Dios nos vaya permitiendo y que nosotros permitamos.

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. (Mateo 12:36 RV 1960)

¿Mas quieres saber, oh hombre vano, que la fe sin obras es ociosa? (Santiago 2:20 VM)

Debemos tener cuidado respecto a lo que hablamos porque podemos hablar y crear una fe ociosa; no obstante que la fe debe tener obras para que no sea una fe muerta; pero tampoco es por las obras de le ley que seremos salvos, las cuales son diferentes a las obras de la fe que nos habla el libro de Santiago, porque la fe es tan importante que podemos ver a los héroes de la fe que hicieron cosas precisamente por la fe, según lo describe la Biblia, de otra manera será una fe ociosa; no podemos decir que tenemos fe, si no actuamos.

Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. (Mateo 5:11 LBLA)

Esta es otra clase del término palabra; la cual es ejemplificada para aquellos que se levanten para asegurar falsamente en contra nuestra.

Entonces, en secreto persuadieron a algunos hombres para que dijeran: Le hemos oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios. (Hechos 6:11 LBLA)

Este es otra clase de rhema; lo que nosotros conocemos como una calumnia para atribuir un mal trato.

Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado; ¿puede un demonio abrir los ojos de los ciegos? (Juan 10:21 SSE)

Cualquier blasfemia contra el Padre y el Hijo será perdonada; pero contra el Espíritu Santo no será perdonada; de tal manera que si nosotros nunca hemos dicho que Jesús era un endemoniado, no podemos llegar a la blasfemia contra el Espíritu Santo. Una de las alertas a las cuales debemos poner mucha atención es en los judaizantes porque ellos no aceptan que Jesús sea Dios.

Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. (Apocalipsis 17:3 SRV)

Uno de los motores de las blasfemias es la mujer que habla la cita anterior.

Y enormes granizos, como de un talento cada uno, cayeron sobre los hombres; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo, porque su plaga fue sumamente grande. (Apocalipsis 16:21 LBLA)

Este tipo de blasfemia es la que puede venir cuando existe una catástrofe natural o de violencia, porque lo primero que muchos dicen es: si Dios existe por qué permite las cosas que han llegado... porque le acreditan a Dios, los males que les suceden; sin embargo se olvidan que no llegará castigo, sin infracción de la ley. Algunos blasfeman cuando un niño nace deforme sin embargo se olvidan que la madre de ese niño se drogaba en el tiempo su embarazo; otro asunto que se ha hecho muy famoso es el por qué de los atentados en Estados Unidos de América el once de septiembre del año dos mil uno, cuando derrumbaron las torres gemelas en Nueva York; pero alguien se levantó a responder el por qué, y entre las cosas que dijo, sintetizándolo fue que le habían dado la espalda a Dios.

De algo debemos estar seguros, sin importar lo que suceda, Dios es justo, es bueno aunque no comprendamos lo que suceda, El seguirá siendo un Dios bueno, de tal manera que cuando alguien lance un dardo venenoso, debemos recordar que Dios es bueno y en el cielo no hay descontrol de nada. Otro punto es que Dios no hizo a Satanás, sino que, él se hizo a sí mismo, porque lo que Dios hizo fue un ser llamado Luzbel y él se dejó corromper.

Y los hombres fueron quemados con el intenso calor; y blasfemaron el nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. (Apocalipsis 16:9 LBLA)

Notemos que aquí ya no es una blasfemia en contra de Dios, sino en contra de Su nombre, sin embargo no se arrepintieron. Es como lo que sucede en la actualidad con el léxico de algunas poblaciones, lamentablemente es algo que se ve de lo más normal entre ellos; lo peor de todo es que existen etnias que son más blasfemos que otros, uno de ellos son las personas de origen estadounidense y otros los de origen español, que sin importarles lo que estén viviendo no dejan de blasfemar el nombre de Dios.

Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre y su tabernáculo, es decir, contra los que moran en el cielo. (Apocalipsis 13:6 LBLA)

Debemos tener cuidado de no hablar mal de todas las creaciones de Dios que habitan bajo Su sombra aun de aquellos que nos han antecedido y ahora moran con Dios.

'Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9 LBLA)

Quitarle la divinidad a nuestro Señor Jesucristo, es una blasfemia, lo cual lo hacen los judaizantes y algunas otras sectas o religiones; pero para nosotros Jesús es Dios.

No obstante, de la misma manera también estos hombres, soñando, mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las majestades angélicas. (Judas 1:8 LBLA)

Cuando alguien rechaza una autoridad delegada por Dios, está rechazando una potestad angélica delegada por Dios; de tal manera que puede haber una blasfemia por algo que se hace y no solamente por lo que se dice.

Mas éstos blasfeman las cosas que no entienden, y las cosas que como animales irracionales conocen por instinto, por estas cosas son ellos destruidos. (Judas 1:10 LBLA)

He aquí la importancia de la enseñanza, es cierto que necesitamos la palabra predicada, profética; pero una de las funciones de la enseñanza es para que el pueblo deje de blasfemar no solamente de palabra, sino de pensamiento.

Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado... (2 Pedro 2:2 LBLA)

Nosotros no somos guiados por sentimientos, sino por el Espíritu Santo, lo cual nos identificará como hijos maduros de Dios. Jonathan siguió a su padre Saúl y aunque sabía que David era el rey que estaría en lugar de Saúl; prefirió morir por el sentimiento de un hombre aunque al final se había vuelvo loco; pudo más su alma que su espíritu.

Si sois vituperados por el nombre de Cristo, dichosos sois, pues el Espíritu de gloria y de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por ellos El es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. (1 Pedro 4:14 LBLA)

¿Cómo hicieron ellos para blasfemar el nombre de Dios? Cuando nos vituperan, blasfeman el nombre de Jesús y en ese momento se están poniendo frente a Dios; lamentablemente muchos cristianos se levantan a vituperar en contra de un inocente y eso los hace blasfemar en contra de nuestro Señor Jesucristo; no les importa nada con tal de alcanzar destruir a otro cristiano.

¿No blasfeman ellos el buen nombre por el cual habéis sido llamados? (Santiago 2:7 LBLA)

...a ser prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. (Tito 2:5 LBLA)

Cuando surge una mujer insujeta, se blasfema contra el Señor Jesucristo.

Todos los que están bajo yugo como esclavos, consideren a sus propios amos como dignos de todo honor, para que el nombre de Dios y nuestra doctrina no sean blasfemados. (1 Timoteo 6:1 LBLA)

Muchos cristianos no cumplen con el trabajo secular al que los contrataron y el nombre del Señor Jesucristo es blasfemado y también nuestra doctrina o forma de vida porque lo primero que piensan los empresarios o jefes nuestros es que nos en la Iglesia nos están conduciendo incorrectamente, nos están llevando por un camino equívoco.

Es necesario que tengamos el conocimiento por medio de la guianza del Espíritu Santo y que no seamos engañados por el enemigo porque al final lo que el enemigo busca es esclavizar al pueblo de Dios por falta de conocimiento; he ahí la importancia que nuestra vida sea una constante búsqueda de nuestro Señor Jesucristo y que por Su gracia y misericordia alcancemos sabiduría.

 
Ministerios Ebenezer