La Parábola De Dios

Correo electrónico Imprimir PDF

Nuestro Señor Jesucristo dijo que El es el camino, una vez que abordamos ese camino, El nos deja ver que existen caminos que conforman el camino; pero para comprender ese misterio, debemos ser llenos del Espíritu Santo y que no caigamos en la apostasía generalizada, la cual aunque es una señal del final de los últimos tiempos, no es para que nosotros participemos; porque ciertamente el anticristo está por aparecer, pero para eso es necesario que se cumpla lo escrito en la Biblia y juntamente con eso, están surgiendo evangelios que se acomodan a las personas como lo quieran, incluso la pluma del escriba se ha vendido a tal grado que existen versiones de la Biblia en las cuales la oración del Padre nuestro lo han generalizado como Padre/Madre nuestro que estás en los cielos... No obstante la Biblia sigue siendo el libro más vendido y casi todo el mundo tiene una Biblia, incluso el diablo tiene conocimiento de la Biblia como lo podemos ver cuando Jesús fue al desierto y fue tentado por el diablo, se atrevió a decirle: escrito está... pero no se imaginó que Jesús le respondería con Biblia también.


Pero el punto es que debemos leer la Biblia bajo la enseñanza del Espíritu Santo porque no se trata solamente de leerla sin que tengamos el beneficio espiritual, sino que la podamos comprender como una parábola tal cual es, porque así lo dijo nuestro Señor Jesucristo diciéndole al Padre que le daba gracias porque había escondido estas maravillas de los sabios y entendidos de este siglo y se las había revelado a los pequeñitos los cuales somos nosotros. De tal manera que en cierta oportunidad les hablaba la parábola del sembrador que salió a sembrar y describe la parábola como la conocemos y después Sus discípulos le preguntan el por qué de hablar en parábolas, y Jesús les responde que si no les habla por parábolas, los fariseos podrían comprender el mensaje y al comprender el mensaje se salvarían, lo cual viene a ser otra parábola porque El dijo que no era Su deseo que nadie se perdiera, sino que todo volvieran al arrepentimiento.

Pero entonces para introducirnos en el estudio de esta oportunidad, veremos los siguientes versículos:

...para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo. (Mateo 13:35 RV 1960)

El versículo anterior se está refiriendo o está haciendo un vínculo a los siguientes versículos:

En parábolas abriré mi boca; hablaré enigmas de la antigüedad, (Salmos 78:2 LBLA)

Te hablaré por medio de ejemplos, y te explicaré los misterios del pasado. (Salmos 78:2 TLA)

Pues ya que la ley sólo tiene la sombra de los bienes futuros y no la forma misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que ellos ofrecen continuamente año tras año, hacer perfectos a los que se acercan. (Hebreos 10:1 LBLA)

Pero entonces, ¿qué relación podrían tener los tres versículos anteriores? Dios ha hablado desde hace mucho tiempo y de muchas formas de lo que unos debían hacer en lo literal y para solamente sería una sombra o una aplicación en lo espiritual; porque el beneficio sería para el momento cuando El lo estuviera decretando; pero era necesario que viniera el cuerpo que hacía la sombra de lo que se había hablado en el Antiguo Testamento, hasta que un día Juan El Bautista dice: he ahí el Cordero de Dios... para que se dejara de hacer lo que se había hecho por mucho tiempo en el pasado y a partir de ese momento la instrucción estaba siendo cambiada, porque los antiguos lo hacían por el que vendría; y hoy nosotros lo hacemos por el que ya vino bajo las instrucciones que dejó; pero para comprender esta situación es necesario que el Espíritu Santo nos explique claramente para ver qué es una sombra y qué es lo que debemos hacer literalmente, por ejemplo: cuando dice la Biblia que no se debe encender fuego en día de reposo; eso era una instrucción literal para el Israel del Antiguo Testamento; pero era una sombra para nosotros refiriéndose al fuego de la murmuración y al fuego del sexo ilícito; no específicamente de no encender el fuego literal.

Así que si El estuviera sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es copia y sombra de las cosas celestiales, tal como Moisés fue advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabernáculo; pues, dice El: Mira, haz todas las cosas CONFORME AL MODELO QUE TE FUE MOSTRADO EN EL MONTE. (Hebreos 8:4-5 LBLA)

Lo que estamos tratando de explicar es que en los cielos existe una figura de lo que se hizo en la tierra y es figura de lo que ahora somos pero espiritualmente hablando, como lo es el Tabernáculo de Moisés, el cual existe en el cielo, lo construyó Moisés con sus tres partes: Atrio, Lugar Santo y Lugar Santísimo y para nosotros es: espíritu, alma y cuerpo; el Tabernáculo de Moisés era el modelo de lo visto en el cielo, el cual cuando vino nuestro Señor Jesucristo descendió y tabernaculizó entre nosotros y nos convierte en el Tabernáculo espiritual.

Queriendo el Espíritu Santo dar a entender esto: que el camino al Lugar Santísimo aún no había sido revelado en tanto que el primer tabernáculo permaneciera en pie; lo cual es un símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto en su conciencia al que practica ese culto... (Hebreos 9:8-9 LBLA)

Para nosotros han sido muchas bendiciones, aun estando lejos de los pactos, Dios nos llamó y se complace en que nosotros ocupemos toda la instrucción literal del Antiguo Testamento, pero en el ámbito espiritual.

Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez con respecto a comida o bebida, o en cuanto a día de fiesta, o luna nueva, o día de reposo; cosas que sólo son sombra de lo que ha de venir, pero el cuerpo pertenece a Cristo. (Colosenses 2:16-17 LBLA)

Y estas cosas les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado. (1 Corintios 10:11 SRV)

Es interesante que el final de los siglos, se ha detenido con nosotros, porque después no habrá nada más, sino que vendrá la destrucción con la tribulación.

Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza. (Romanos 15:4 LBLA)

Nuevamente vemos que es necesario detenernos a estudiar lo que se hizo en el Antiguo Testamento porque es enseñanza en parábola para nuestra vida, por ejemplo:

Y a los hijos de ellos, que El levantó en su lugar, Josué los circuncidó; pues eran incircuncisos, porque no los habían circuncidado en el camino. Y sucedió que cuando terminaron de circuncidar a toda la nación, permanecieron en sus lugares en el campamento hasta que sanaron. Entonces el SEÑOR dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto. Por eso aquel lugar se ha llamado Gilgal hasta hoy. (Josué 5:7-9 LBLA)

La circuncisión que se habla en la cita anterior es una sombra de enseñanza de lo que debemos hacer con el exceso de carne que tiene nuestro corazón, con el propósito de anular los deseos de la carne y buscar lo que es propiamente del espíritu.

Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes? ¿O dícelo enteramente por nosotros? Pues por nosotros está escrito: porque con esperanza ha de arar el que ara; y el que trilla, con esperanza de recibir el fruto. (1 Corintios 9:9-10 SRV)

En la Biblia el buey es una figura o sombra de los siervos de Dios y lo que la cita está diciendo es que cuando el siervo trabaja, del fruto de su trabajo debe comer.

Esto contiene una alegoría, pues estas mujeres son dos pactos; uno procede del monte Sinaí que engendra hijos para ser esclavos; éste es Agar. (Gálatas 4:24 LBLA)

Nosotros somos hijos de la promesa, somos hijos de Abraham pero con Sara, espiritualmente hablando, es por eso que debemos comprender que en el Antiguo Testamento encontramos la sombra de lo que sería para nosotros una vez que conformamos el Israel espiritual de Dios.

Mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente. (1 Corintios 2:14 SRV)

Si somos espirituales, debemos examinar la Biblia espiritualmente y no por medio del alma porque el alma a lo que nos puede conducir es a que hagamos las obras de la carne; que busquemos agradar al viejo hombre mientras que el espíritu buscará lo que es de Dios y Su agrado.

Todos los versículos anterior, fueron una base necesaria de introducción para que podamos comprender ampliamente por el espíritu, lo que es la esencia del estudio de esta oportunidad y que no haya mayor duda a las sombras y figuras que Dios desea mostrarnos:

LAS POTESTADES DE LA PUERTA

Como hemos visto en estudios anteriores, las puertas son umbrales que nos trasladan a otras dimensiones; por eso dijo nuestro Señor Jesucristo que El era la puerta y por medio de El hemos sido trasladados, de las tinieblas a Su luz admirable. Eso significa que cualquier puerta que aparezca en la Biblia, es una vía de acceso a otra dimensión, lo que debemos cuidar es a qué clase de dimensión podemos ser trasladados, porque cada puerta, tiene detrás potestades que nos pueden conducir a diferentes lugares, como le dijeron a Caín: el pecado yace a la puerta, la cual lo llevaría a dimensiones desconocidas para él. Pero es necesario también que consideremos cómo se conforma una puerta:

PARTES DE UNA PUERTA

1.- Umbral

2.- Dintel

3.- Dos postes

4.- Hojas

5.- Vigas

6.- Cerrojos

7.- Barras

Estas eran las partes principales de una puerta en el antiguo tiempo, pero por todo lo que vimos como parte introductora de este estudio; eso debe tener una sombra para nuestro tiempo:

UMBRAL

Veamos algunos conceptos de lo que es umbral según el diccionario secular:

1.- Parte inferior o escalón comúnmente de piedra y contrapuesto al dintel, en la puerta o entra de una casa.

2.- Paso primero y principal o entrada de cualquier cosa. (Lo cual nos enseña que es la entrada a una dimensión.)

3.- Valor minino de una magnitud a partir del cual se produce un efecto determinado.

Si alguien tiene una lámpara alumbrándolo de cerca con mucho calor, se empezará a quemar cuando llegue a 47 grados, pero algunos resisten más que otros, lo cual es por la resistencia de dolor que algunos tienen más que otros.

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Prefiero estar en el umbral de la casa de mi Dios que morar en las tiendas de impiedad. (Salmos 84:10 LBLA)

Lo primero que necesitamos es que haya personas que estén en el umbral para que puedan advertir al pueblo de Dios sobre las potestades que pueden encontrar; lo bueno de eso es que el guardián del umbral tendrá potestades de parte de Dios, que lo apoyaran.

Y á la entrada del oráculo hizo puertas de madera de oliva; y el umbral y los postes eran de cinco esquinas. (1 Reyes 6:31 SRV)

Si queremos un buen umbral, debemos recordar los cinco ministerios que Dios ha levantado para que seamos instruidos: Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros; por eso dice la Biblia que debemos humillarnos bajo la poderosa mano de Dios; y aunque los hombres nos podamos equivocar, el principio no se debe perder en ningún momento para que podamos obtener el beneficio espiritual que conlleva nuestra obediencia a las instrucciones de Dios.

 
Ministerios Ebenezer