Aquel Día

Correo electrónico Imprimir PDF

Cuando nos referimos de aquel día, cuando han de suceder las cosas que se profetizó en el Antiguo Testamento; es necesario que estudiemos con detenimiento lo que habrá de suceder. Sin embargo, refiriéndonos a nuestro Señor Jesucristo, y de la obra maravillosa que está haciendo en nosotros; debemos estudiarlo con más detenimiento y saber que no dejará sin completar lo que ya inicio.

Por lo cual también sufro estas cosas, pero no me avergüenzo; porque yo sé en quién he creído, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel día. (2 Timoteo 1:12 LBLA)

Cuando vemos en la Biblia, y también según muchos teólogos, la cita anterior pertenece a la última epístola que escribió el Apóstol Pablo; aunque después podemos ver que la Biblia continua con el libro a los Hebreos, la cual muchos teólogos no se lo atribuyen al Apóstol Pablo; nosotros particularmente creemos que sí la escribió él pero estando en otra dimensión; pero el punto en este momento es que debemos concatenar el versículo anterior, con el siguiente:.

Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída y para presentaros sin mancha en presencia de su gloria con gran alegría, al único Dios nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria, majestad, dominio y autoridad, antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén. (Judas 1:24-25 LBLA)

¿Cuándo será todo esto?

En aquel día; como muchos apóstoles se refirieron en muchas oportunidades; hoy no podemos dejar de mencionar aquel día, porque nosotros estamos más cercamos de ver ese día; de lo que ellos estuvieron, y podemos estar confiados en que la obra que Dios empezó en nuestra vida, la completará de una forma perfeccionada por Su Espíritu Santo, aunque eso pueda significar que nos tenga que poner en el horno de fuego 7 veces calentado, aunque eso signifique que nos tenga que deshacer como un alfarero deshace una vasija de barro para volvernos hacer y que alcanzaremos la perfección.

Si recordamos la forma en la que los herreros trabajan el hierro, podemos ver que es a través del fuego, para que después cuando el hierro esté al rojo vivo, pase al yunque para darle forma, y luego lo pasen al agua para que sea afirmado en la forma que le están buscando. es de esa forma como a nosotros nos trabajan muchas veces porque es una obra maestra la que Eso mismo está sucediendo con la vida de muchos cristianos, con el propósito de ser parte de la novia y poderla presentar ante todo el universo como la esposa del Señor Jesucristo y aunque por la fe ya lo somos, aun no se ha manifestado lo que habremos de ser.

No obstante, a través de la historia de la Iglesia, hemos visto varios avivamientos donde la gloria misma de Dios se ha manifestado de una forma portentosa, viendo milagros, maravillas y prodigios; pero lamentablemente algunos líderes se han acostumbrado a ese avivamiento y deliberadamente caen en pecado, menospreciando la comunión sobrenatural con Dios. Es por eso que debemos ver algunos puntos específicos que describen los versículos anteriores, y recordar que antes de la caiga, está la altivez de corazón, con el propósito de poder detectar cuál es nuestra condición.

Necesitamos tener sumo cuidado con las artimañas del enemigo porque nadie está exento, el pecado no respeta clase social, edad, religión ni sexo; el pecado llega para destruir lo que esté buscando al Señor; aun los ángeles que no tenían cuerpo humano, prefirieron abandonar su estatus de ángeles, con el propósito de estar experimentando el pecado de tipo sexual; cuanto más nosotros que somos un poco menor a ellos podemos ser tentados y caer igual o peor que ellos.

Por eso es que no debemos estar acariciando el pecado o estar jugando con la tentación; sino que debemos recordar el versículo que nos enseña que el que crea estar firme debe ver que no caiga; esto es un sinónimo espiritual de buscar la purificación.

Jesús sabia de donde había llegado, hacia donde iba, y con eso pudo encaminarse para cumplir la voluntad del Padre en cuando a Su condición de Cordero de Dios; eso mismo debemos hacer nosotros, sabiendo lo que nos espera, debemos pensar en aquel día cuando le veremos cara a cara y en el momento que debamos presentarle nuestra vida entera en sacrificio hacerlo sin reservas.

Entonces, una vez que estamos claros en lo vulnerables que somos; debemos llegar delante de Dios con el versículo que describe Judas 1:24 porque es posible que cualquiera caiga y que a cualquiera se le manchen sus vestiduras, y de ser así, debemos buscar ayuda de ministración del alma, para que el pecado no se enseñoree de nuestra vida, sino que sea nuestro Señor Jesucristo nuestro abogado para que nos defienda de toda acusación.

...a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada. (Efesios 5:27 LBLA)

Esta es la obra que Dios está haciendo en medio de Su iglesia, una Iglesia que habrá de vencer el pecado en el nombre de Jesús.

Que El, el Dios de la paz, os santifique plenamente, y que todo vuestro ser, el espíritu, el alma y el cuerpo, se conserve sin mancha hasta la Venida de nuestro Señor Jesucristo. (1 Tesalonicenses 5:23 BJ2)

 
Ministerios Ebenezer