O-B-D-C

Correo electrónico Imprimir PDF

Por lo cual también nosotros damos gracias a Dios sin cesar, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.(1Ts. 2:13 RV95)

 

La juventud enfrenta uno de los tiempos más peligrosos en toda la historia de la humanidad. Actualmente a través de las distintas distracciones que un mundo globalizado les presenta, cada vez de una forma mucho más anticipada a la edad porque debemos saber que el enemigo está atacando a los corderitos, incluso parece que cada vez se reduce el tiempo de la infancia e inocencia, y se adelanta, esto es algo que incluso los médicos han detectado. Los adolescentes están desarrollando mucho antes de lo debieran hacerlo, y vemos niños y niñas que cada vez quieren verse más grandes. Esta situación nos lleva a estar conscientes de lo que se mueve a nuestro alrededor y como consecuencia tenemos una responsabilidad con los jóvenes.

 

Dentro de este orden de ideas, existe una red social que los jóvenes están empezando a conocer y experimentar, lo cual también es muy conveniente que los padres de familia también lo conozcan, no nos referimos al Facebook, aunque es una red revolucionaria con aproximadamente 500 millones de personas que lo utilizan. Esta vez nos referimos al Twitter, que en síntesis es una red social que funciona muy parecido a los mensajes de texto. Los jóvenes logran hacer su comunicación más rápido porque abrevian las palabras, a eso se le llama texteo, y la juventud lo hace para que las personas mayores, o tutores en general no entiendan lo que ellos se están trasladando, por ejemplo: la pregunta "por qué" en el modo o sistema de texteo, solamente se escriben: "xq"

Esta nueva forma de comunicación está haciendo mucho daño en las familias porque está ensanchando la brecha generacional, y si los mayores no nos interesamos en la tecnología que está afectando a los niños desde que son bebés, la brecha se extenderá mucho más entre padres e hijos porque llegará el momento en que no nos entenderemos, por lo tanto es importante actualizarnos constantemente, no solamente con lo que hoy está surgiendo, sino que con lo que puede surgir mañana.

Twitter funciona como mensaje de texto y está funcionado mucho en la actualidad, teniendo incluso una revolución en el mundo árabe; funciona a través de la red social, los periodistas lo utilizan para saber noticias de última hora, porque son mensajes instantáneos con una particularidad: sólo pueden ser de 140 caracteres alfanuméricos por mensaje, o sea números, signos y letras, no podemos enviar mensajes como escribimos normalmente, por eso es que vemos una degradación en la amplia comunicación que se ha logrado a través de los siglos. Por esta razón al tema de hoy le llamamos: O B D C (OBEDECE)

La obediencia, es oír inteligentemente y viene de la siguiente raíz:

•H8085
•שָׁמַע
•shamá
•raíz primaria; oír inteligentemente

Cuando en la Biblia se usa la palabra obediencia, en realidad en el idioma hebreo se traduce como oír. La escritura de la Biblia lo coloca en la parábola donde el padre va con sus dos hijos y le dice a su primer hijo, que quiere que vaya a su viña a segar, y el hijo le dice que iría y no fue; y luego le dice al otro hijo que vaya a su viña y el hijo le dijo que no, pero sí fue. La diferencia entre los dos es que a pesar que ambos oyeron, sólo uno puso por obra lo que el padre les pidió, eso es lo que viene a ser el hecho de oír inteligentemente.

Lo más impresionante es que el Señor Jesucristo, cuando comparte la parábola del hijo prodigo envía una bofetada a los teólogos, a los puritanos, a los más consagrados de aquel entonces y les dice: así como esta parábola que les estoy enseñando, así son ustedes, porque antes que ustedes pudieran entrarán al Reino, lo harán las prostitutas y los publicanos. El Señor Jesucristo está poniendo un ejemplo con los extremos de la sociedad; obviamente los de la alta sociedad se ofendieron porque las prostitutas y publicanos con las que Jesús se reunió, le conocieron como amigo y le obedecieron en cambio los otros conocían Su Palabra pero no la obedecieron.

Cuando escuchamos la Palabra tenemos la libertad de ponerla por obra o no, pero la Escritura nos dice que escuchar inteligentemente es obedecer, y oír sin inteligencia es desobedecer.

Y será que, si oyeres diligente la voz del SEÑOR tu Dios, para guardar, para poner por obra todos sus mandamientos que yo te mando hoy, también el SEÑOR tu Dios te pondrá alto sobre todos los gentiles de la tierra; y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, cuando oyeres la voz del SEÑOR tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, y el fruto de tu tierra, y el fruto de tu bestia; la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas. Bendito tu canastillo y tus sobras. Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. Entregará el SEÑOR tus enemigos, que se levantaren contra ti, heridos delante ti; por un camino saldrán a ti, y por siete caminos huirán delante de ti. Enviará el SEÑOR contigo la bendición en tus graneros, y en todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da. Te confirmará el SEÑOR por pueblo suyo santo, como te ha jurado, cuando guardares los mandamientos del SEÑOR tu Dios, y anduvieres en sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre del SEÑOR es llamado sobre ti, y te temerán. Y te hará el SEÑOR que te sobre el bien, en el fruto de tu vientre, y en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, sobre la tierra que juró el SEÑOR a tus padres que te había de dar. Te abrirá el SEÑOR su buen depósito, el cielo, para dar lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchos gentiles, y tú no tomarás prestado. Y te pondrá el SEÑOR por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo; cuando obedecieres a los mandamientos del SEÑOR tu Dios, que yo te mando hoy, para que los guardes y cumplas. Y no te apartes de todas las palabras que yo os mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos para servirles. (Deuteronomio 28: 1-14)

Aquí vemos que el requisito para que todo esto se haga realidad en nosotros, es la obediencia y vemos que hay bendición para la obediencia y maldición para la desobediencia. Notemos que éste es un mensaje muy sencillo pero muy transcendental porque nos compromete. Cada vez que escuchamos la Palabra del Señor, debemos estar conscientes que nos juzgará, no tanto por lo que sabemos de Su Palabra, sino por lo que vivimos; por lo que ponemos en práctica; por lo que obedecemos; porque a veces nos tomamos muy libremente el tema de obedecer y somos teóricos pero no prácticos, y nos gusta tener Su Palabra en nuestra boca pero es mucho más importante que esté en nuestro corazón, porque el corazón bombea la sangre a todo nuestro cuerpo y se hace vida; y forma parte de nosotros y se hace carne, es entonces cuando lo estaremos aplicando.

Cuántas veces la Escritura nos dice que debemos perdonar, y cuántas veces enfrentamos este problema y nos cuesta hacerlo, Su Palabra dice que si traemos una ofrenda a la casa del Señor, El nos revela rápidamente si hemos ofendido a alguien, porque la ofrenda activa la revelación del temor de Dios; entonces cuando venimos con nuestra ofrenda, el Señor Jesucristo nos muestra si tenemos algo contra alguien y nos dice que dejemos la ofrenda y que vayamos inmediatamente a ponernos a cuentas. Si no hacemos esto nos volvemos religiosos y lo peor que nos puede pasar es que hayamos salido de una religión para convertir un evangelio vivo, restaurado, poderoso, donde tenemos un Dios vivo maravilloso, y pretender convertirlo una religión.

Vivir un evangelio religioso en donde pensamos que llegar a la iglesia es suficiente, pero no se demuestra en nuestra vida con nuestras acciones y reacciones; eso es lo que el mundo muchas veces tacha, y les frena para que se acerquen al Señor Jesucristo.

Debemos ser un vaso que recibe Su Palabra pero también que la vive, porque dice la Biblia claramente que por los frutos nos conocerán. Debemos despertar el oído y oír inteligentemente, no basta con oír un mensaje, La Palabra se suelta y debe hacerse vida en nosotros, eso pasa cuando la ponemos por obra, mientras tanto se queda en el aire. Debemos anhelar oír inteligentemente Su Palabra, porque eso es obedecer.

Por lo cual también nosotros damos gracias a Dios sin cesar, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. (1Ts. 2:13 RV95)

Eso significa que nosotros podemos recibir la Palabra de Dios, porque nosotros entendemos cuando Dios nos habla y el Apóstol Pablo lo dice en el versículo anterior, que ruega a Dios que nosotros podamos distinguir cuando es una Palabra de Dios o de hombres y oír inteligentemente la Palabra de Dios que produce un fruto que transforma nuestros corazones. Debemos tener discernimiento cuando escuchemos una prédica por cualquier medio, y distinguir si la Palabra es de Dios o de hombres y si es Palabra es de Dios, debemos tener un corazón enternecido y sensible y oír inteligentemente para permitir que la palabra actúe en nosotros.

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza (1 Tim. 4:12-16 RV95)

La Palabra del Señor nos enseña que tenemos que ser ejemplo, modelo de demostración que el Evangelio del Señor no es palabra, sino poder, es la manifestación del poder de Dios actuando en nosotros.

Cada elemento tiene una particularidad para los jóvenes, para las distintas etapas de la juventud. En la Biblia Reina Valera del año 95 de estudio, el término juventud puede ser entendido incluso hasta los 40 años.

El orden que el Apóstol Pablo establece en el versículo anterior, pone por prioridad la Palabra, y es posible que la tengamos en nuestro celular, que la publiquemos en Facebook o Twitter, pero realmente más que eso, la palabra de Dios debe verse en nosotros; en nuestra conducta, en nuestro comportamiento; en la manera que tratamos a los demás y cómo reaccionamos en los momentos difíciles y fáciles; cuando se pone a prueba el corazón y el carácter; es entonces cuando debemos ser ejemplo en Palabra pero también en conducta, o sea, tener esa palabra de discípulo en nuestra lengua, pero también en el corazón.

Otro punto que nos deja ver la misma cita que el Apóstol Pablo en calidad de padre espiritual, instruye a Timoteo como hijo espiritual, porque tenía la solvencia que Timoteo pudiera ver la conducta del Apóstol Pablo Los padres necesitamos obedecer la palabra de Dios, no solamente los jóvenes o niños, todos necesitamos ser ejemplo para todos.

El Señor a veces usa una enseñanza que nos puede confrontar y provocar sentimientos encontrados, coloca los mandamientos del Padre, Hijo y Espíritu Santo, y los coloca como leyes, y luego los muestra como historias, y a veces nos encontramos con que Dios usa cosas que nos pueden parecer fuera de lugar; pero es entonces donde debemos comprender el por qué de lo que está usando, porque igualmente nosotros estamos fuera de lugar y necesitamos despertar a la realidad de vivir lo que predicamos. Por eso es que en el mundo existen dichos populares por ejemplo: en casa de herrero, cuchillo de palo; este dicho nos está dando a entender que no hay coherencia, es absurdo que en la casa de un herrero que prepara tantas herramientas con el metal, no tiene ni usa lo que hace, eso lo podemos considerar absurdo.

Dios nos puede enseñar a través de la juventud, a través de alguien sin experiencia pero que está obedeciendo a la voz de Dios.

Absurdo lo podemos traducir de la siguiente manera:

•Contrario y opuesto a la razón. –Diccionario Espasa Calpe
•Chocante, contradictorio.
•Dicho o hecho irracional, arbitrario o disparatado.–DRAE

El Joven Eliú

Respondió Eliú hijo de Baraquel, el buzita, y dijo: Yo soy joven y vosotros ancianos: por eso he tenido miedo. He temido declararos mi opinión. Yo decía: "Los días hablarán, los muchos años declararán sabiduría". Ciertamente espíritu hay en el hombre, y el soplo del Omnipotente lo hace que entienda. (Job 32:6-8 RV95)

Los amigos de Job hablan de una manera impresionante, y el joven Eliú los observa y el que se supone que no tenía sabiduría, (porque su gloria es su fuerza), resulta ser el que toma la palabra para tratar de rescatar el discurso y regresar a todos los supuestos sabios y hacerles recordar que es el Omnipotente el que hace entender. Porque no ha recibido nada el hombre si Dios no se lo hubiese dado del cielo y el joven les recuerda que el principio de la sabiduría es el temor a Jehová y les resulta ser el que aconseja en ese momento, ¿no parece absurdo que no sean las canas los que den un consejo, sino que sea un joven el que da el consejo? es como que un niño pequeño nos aconseje, cuando eso pasa es cuando Dios nos hace reaccionar.

Este pasaje es un absurdo y Dios lo usa para confrontar a los que piensan que por su edad son sabios en su propia opinión; cuando la realidad es que Dios nos puede enseñar de muchas maneras.

El Joven José

Sucedió después de estas cosas que la mujer de su amo miró a José con deseo y le dijo: Acuéstate conmigo. No hay nadie más grande que yo en esta casa, y nada me ha rehusado excepto a ti, pues tú eres su mujer. ¿Cómo entonces iba yo a hacer esta gran maldad y pecar contra Dios? (Gen 39:7-9 RV)

En este pasaje vemos que la inteligencia la tiene José teniendo 17 años y le recuerda a la casada su pacto, y le da esa respuesta con el temor de Dios, toma la palabra y el mandamiento; pero es la casada la que está incitando y él usó la Palabra de Dios para hacer reaccionar a la esposa de Potifar, quien se dejó llevar por su pasión.

Los hijos de Recab

Palabra que vino a Jeremías de parte del SEÑOR en los días de Joacim, hijo de Josías, rey de Judá, diciendo: Ve a la casa de los recabitas, habla con ellos, llévalos a la casa del SEÑOR, a una de las cámaras, y dales a beber vino (Jer 35:1-2 RV)

Otra referencia de un joven en el absurdo de haber sido nombrado como rey de una nación a los 8 años y resulta ser mejor rey que los anteriores.

El padre de Recab les había dado un mandamiento a sus hijos y les dijo que no debían beber vino ningún día de su vida y los hijos recibieron el mandamiento y el límite. Luego el profeta les ofrece vino en la casa del Señor y la respuesta de los jóvenes al profeta es: no beberemos vino porque nuestro padre nos dio un mandamiento y vamos a obedecerlo todos los días de nuestra vida. Entonces viene palabra de Dios a Jeremías y dice:

Vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo: "Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Ve y di a los hombres de Judá y a los habitantes de Jerusalén: ¿No aprenderéis a obedecer mis palabras? dice Jehová. Fue firme la palabra de Jonadab hijo de Recab, el cual mandó a sus hijos que no bebieran vino, y no lo han bebido hasta hoy, por obedecer al mandamiento de su padre. En cambio, yo os he hablado desde el principio y sin cesar, y no me habéis escuchado. (Jer 35:12-14)

Dios usa unos jóvenes para lanzar un mensaje al pueblo y para despertarnos, advertirnos, hacernos reaccionar. Dios usa ejemplos así, para que actuemos en el temor de Dios, y respetemos sus mandamientos, honremos a nuestros padres, porque haciéndolo lo honramos a El.

¿Cómo estamos con nuestra obediencia a Dios? ¿Cómo estamos con oír inteligentemente?, la pregunta del Señor es ¿aprenderán a obedecer mi Palabra como éstos jóvenes que a pesar de estar en la casa del Señor les ofrecieron vino, y ellos obedecieron el mandato de su padre?

Debemos tener una obediencia con inteligencia y no irracional. Debemos ser obedientes y no volvernos como los religiosos que piensan que por asistir todos los días quizá a la iglesia ya se santificaron, olvidando que en su casa siguen tratando mal a su esposa, cuando la Biblia expresa que la mujer fue tomada de la costilla del hombre y es compañera idónea.

Dios no tomó a la mujer de la cabeza para que fuera superior al hombre; ni de los pies para que fuera pisoteada; sino del costado para ser igual a él, de debajo del brazo para ser protegida y de cerca del corazón para ser amada; Dios estableció de esa manera la creación y nos mando a respetar y amar a nuestras esposas.

Y tú volverás, y oirás la voz del SEÑOR, y pondrás por obra todos sus mandamientos, que yo te mando hoy. Y te hará el SEÑOR tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque el SEÑOR se convertirá para gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres; cuando oyeres la voz del SEÑOR tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. Porque este mandamiento que yo te mando hoy, no te es encubierto, ni está lejos. No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo tomará y nos lo recitará, para que lo cumplamos? Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo tome y nos lo recite, a fin de que lo cumplamos? Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. (Deuteronomio 30:8-14 SEV)

Mas ¿qué dice? Cercana está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe, la cual predicamos: Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para alcanzar justicia; mas con la boca se hace confesión para alcanzar salud. (Romanos 10:8.10 SEV)

 
Ministerios Ebenezer