Ajenjo

Correo electrónico Imprimir PDF

Cuando mencionamos la palabra AJENJO, nos puede referenciar rápidamente a lo que dice el libro de Apocalipsis respecto a una estrella que caerá sobre la tierra y eso nos llevaría a una introducción propiamente escatológica; pero en esta oportunidad no hablaremos de escatología, aunque cualquier enseñanza que obtengamos de la Biblia podríamos encontrarle un matiz escatológico, principalmente porque estamos conscientes que en la actualidad vivimos el principio del final de los tiempos.

Apocalipsis 8:10-11 LBLA El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo; y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por causa de las aguas, porque se habían vuelto amargas.

Como hemos aprendido, el libro de Apocalipsis tiene 2 facetas de cumplimiento de la profecía:

1. Literal
2. Simbólico

En el primero podemos recordar que a través de la historia de la humanidad, los científicos han presentado muchas teorías respecto a que cuerpos celestes (asteroides, meteoros, etc.) pueden impactar la tierra y como consecuencia causen una devastación muy fuerte en todos los ámbitos.

En el segundo caso es metafórico y podemos ver la aplicación espiritual la cual es directamente a nuestra vida, por eso podemos ver que en determinado momento nuestro Señor Jesucristo le habla al Apóstol Juan diciéndole lo siguiente:

Apocalipsis 1:19-20 LBLA Escribe, pues, las cosas que has visto, y las que son, y las que han de suceder después de éstas. En cuanto al misterio de las siete estrellas que viste en mi mano derecha y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candelabros son las siete iglesias.

Con estos versículos, podemos decir entonces que los primeros que describimos, no están refiriéndose únicamente al aspecto literal de una estrella que cae a la tierra y causa daños a la ecología; sino también se refiere al aspecto de una entidad espiritual de un ángel, porque debemos recordar que los ángeles son espíritus ministradores sobre situaciones específicas. Entonces lo que veremos en esta oportunidad es la influencia de un espíritu ministrador, pero caído, podemos decir que no viene conforme al propósito de Dios específicamente, aunque todo lo que sucede está contemplado dentro de un plan maravilloso que El ha planificado con anticipación, pero lo que podemos decir es que esa potestad, no viene a bendecir sino a amargar las fuentes de las aguas en forma literal y como consecuencia causar mortandad entre la humanidad.

Pero la función de esa potestad no se queda solamente en lo literal, sino que su propósito es amargar el corazón de la humanidad porque sabe que si logra hacer que brote una raíz de amargura en el corazón de muchos; esos muchos no alcanzaran la gracia de Dios, porque escrito está:

Hebreos 12:15 LBLA Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados...

Entonces, si alguien deja de alcanzar la gracia de Dios, no podrá participar del arrebatamiento; el grave problema es que todos somos susceptibles a ser amargados, razón por la cual el enemigo tiene mucha diversidad en la forma de atacar nuestra vida, porque entonces cuando vemos más de cerca a lo que se refiere la amargura, nos encontramos con las diferentes acepciones de la palabra amargura, y no solamente eso, porque cuando se investiga cada una de ellas, podemos encontrar que tiene otra gama de situaciones que nos pueden hacer presas fáciles de las garras de la amargura:

amargura1

Como bien sabemos y hemos aprendido, el Antiguo Testamento explica el Nuevo Testamento y viceversa, de tal manera que la palabra amargura que describimos, la investigamos en el idioma hebreo, del Antiguo Testamento pero nos lleva una amplitud de conocimiento y saber que todos tenemos que batallar contra la amargura en todo momento, porque aun en los últimos minutos previo a que podamos ser arrebatados, podemos recibir el ataque de la amargura y eso nos impedirá que seamos arrebatados.

De tal manera que en esta oportunidad estudiaremos una de las acepciones que trasladan amargura del idioma hebreo, para que tengamos una panorámica más amplia a este respecto y para eso veremos algunos significados obtenidos del diccionario Strong:

amargura2

De los conceptos descritos en el cuadro; debemos saber en qué consiste la fermentación, lo cual no es más que el proceso de descomposición de los elementos orgánicos, es decir, de aquellos elementos que uno de sus componentes es el carbono. El proceso de fermentación puede llevarse a cabo por medio de microorganismos, con lo cual podemos notar que para fermentar algo, no se necesitan de grandes cantidades de componentes específicos, sino un microorganismo, dentro de los cuales resaltan 3 con los que se produce la fermentación:

1. Mohos
2. Bacterias
3. Levaduras

De estas 3, las levaduras tienen la característica de descomponer los azucares, o sea, la dulzura contenida en un elemento y lo transforman en alcohol; obviamente que ese proceso de fermentación se utiliza para buenos propósitos en lo natural, por ejemplo: del maíz y el trigo, a través del proceso de fermentación, se puede obtener el etanol, el cual se utiliza industrialmente y es muy beneficioso; pero el punto es que cuando algún elemento es dulce, basta con un microorganismo para iniciar el proceso de fermentación.

En cuanto al color que se describió en los conceptos; es de una tonalidad demasiado fuerte, al grado que llega a ofender la vista. Entonces, el primer significado hebreo de lo que es AJENJO, podemos decir que es hiriente, corrosivo y de aspecto ofensivo. Esto es el sentido literal de la palabra H2556 como lo describe el Diccionario Strong, pero a continuación veremos la forma en la que lo detalla otro diccionario:

WORDSTUDY

Este verbo también es usado metafóricamente, para referirse al corazón cuando es agriado o amargado.

Dicho en otras palabras, los conceptos que se utilizaron pueden aplicarse a elementos tangibles que tiene relación con el mundo exterior, por ejemplo: frutas; pero en un sentido metafórico, se utiliza para describir un corazón que ha sido amargado. Por eso es que a continuación veremos una cita que escribió un personaje del cual hubiéramos dudado de amargura en su corazón por el privilegio que Dios le concedió:

Salmos 73:21-22 LBLA Cuando mi corazón se llenó de amargura, y en mi interior sentía punzadas, entonces era yo torpe y sin entendimiento; era como una bestia delante de ti.

Una vez que hemos descrito los versículos; es necesario entonces que veamos quién escribió esos versículos, lo cual podemos encontrarlo en nuestras Biblias convencionales en el inicio del Salmo 73; su nombre: Asaf. Este varón era uno de los 3 cantores principales en el Tabernáculo de David: Hemán, Asaf y Jedutún, ellos estaban delante de la presencia de Dios. Pero además que Asaf pertenecía a ese privilegio en el Tabernáculo de David, sobresalió en otros aspecto, entre ellos, tenía revelación profética, él fue quien tuvo la revelación del Salmo 82 cuando dice: vosotros dioses sois, pero como hombres moriréis... Sin embargo, y como ya lo mencionamos, todos somos susceptibles a la amargura, entonces Asaf no sería la excepción; ciertamente tenía unción profética, pero también tenía un alto grado de humildad, para reconocer su condición y dejar escrito el Salmo 73.

Salmos 73:1-3 LBLA Salmo de Asaf. Ciertamente Dios es bueno para con Israel, para con los puros de corazón. En cuanto a mí, mis pies estuvieron a punto de tropezar, casi resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, al ver la prosperidad de los impíos.

Como podemos ver, Asaf estaba viendo la prosperidad de los demás y él quizá no tenía recursos para poder comprar algo que le sustentara o algo que deseaba y no tenía los medios para adquirirlo, aunque debemos saber que Dios nos provee de todo cuanto necesitamos en el tiempo justo y quizá eso fue lo que Asaf no pudo discernir; al punto que sigue escribiendo y llega a decir lo siguiente:

Salmos 73:13-17 LBLA Ciertamente en vano he guardado puro mi corazón y lavado mis manos en inocencia; pues he sido azotado todo el día y castigado cada mañana. Si yo hubiera dicho: Así hablaré, he aquí, habría traicionado a la generación de tus hijos. Cuando pensaba, tratando de entender esto, fue difícil para mí, hasta que entré en el santuario de Dios; entonces comprendí el fin de ellos.

Asaf estaba atravesando quizá un tiempo de escases económica, sin embargo tenía acceso a la presencia de Dios, tenía visiones, tenía revelación profética; pero llegó el tiempo en el que debió administrar de una mejor forma sus recursos para poder extenderlos en tiempo de apretura y no lo hizo, lo cual provocó que se amargara. A veces llegan situaciones tan pequeñas e insignificantes a nuestra vida, pero tiene el poder de amargar el corazón de cualquier persona si no se tiene el cuidado de poder actuar sabiamente.

Lo interesante de esto es que el diccionario BDB, también tiene algunos conceptos respecto a la misma palabra, los cuales analizaremos desde el punto de vista Biblia propiamente dicho:

amargura3

FERMENTARSE O SER AGRIO

Oseas 7:4 LBLA Todos ellos son adúlteros; son como horno encendido por el hornero, que deja de atizar el fuego desde que prepara la masa hasta que fermenta.

Oseas 7:4 TLA No hay uno solo de ellos que sea fiel en su matrimonio; se parecen a un horno caliente, al que no hace falta calentarlo más: el panadero sólo tiene que esperar a que fermente la masa.

Lo que podemos decir en cuanto a leudar la masa del pan, es que al ponerle una levadura, es una fermentación con lo cual al producir gases, hace que el pan se extienda y que con una cantidad determinada de material, se logre la mayor cantidad; ese es el propósito de la levadura. Ahora veamos el versículo descrito del libro del Profeta Oseas en las diferentes versiones y comprendamos: primeramente que aunque le están hablando a Israel en lo natural, también es una especie de metáfora para la Iglesia de este tiempo y traducido el versículo a un lenguaje coloquial, podemos decir que el enemigo sabiendo cuál es el área más débil en el alma de muchos cristianos, solamente tiene que poner un receptor de adulterio para que aquel que aún no ha llevado a los pies de Cristo su pecado, sea presa fácil; para hacerlo más simbólico diríamos que el panadero que describe el versículo anterior, solamente tiene que esperar después de haber calentado el horno y con lo fermentado que está la masa, tomará el tamaño adecuado el pan que está en proceso.

Ajenjo es entonces la potestad que solamente pone un microorganismo de amargura para que el corazón sea amargado automáticamente por el proceso de adulterio porque de alguna forma la gente que ha caído en ese tipo de problemas tienen un cambio de carácter muy fuerte, porque la persona que ha sido leudada de pecado, está buscando el momento oportuno para correr presuroso tras el pecado y el hecho de tener que esperar el mejor momento, lo puede poner desesperado y como consecuencia, de mal carácter. Pero es necesario resaltar que para que el adulterio abra una puerta; no lo logrará si no encuentra un horno que esté ardiendo; consecuentemente no será el adulterio el que abra la puerta sino la persona que es receptor de pecado será el que abra la puerta al pecado, porque encontrará un receptor donde reposar.

Por eso es que nosotros no podemos permitir en ningún momento que haya espacio en nuestro corazón para un solo microorganismo de levadura porque puede leudar todo nuestro corazón con adulterio y consecuentemente con amargura, peor aún, puede modificar nuestra estructura a manera que seamos un receptor que tenga el ambiente óptimo para el adulterio. Otro punto que debemos considerar es que el adulterio no necesita que el acto mismo sea consumado para ser considerado como adulterio, es más, no se refiere solamente a situaciones de tipo sexual, ¿por qué lo afirmamos?, por lo siguiente:

Santiago 4:4 LBLA ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Esto lo que nos enseña es que aquellos cristianos que aun aman situaciones del mundo, aunque no hayan cometido pecado de tipo sexual; pueden estar adulterando. Con esto no estamos diciendo tampoco que nos convirtamos en personas como los ermitaños o antisociales, sino que no debemos compartir en nada con aquellos que llamándose cristianos, practican lo mismo que el mundo, como lo deja ver la siguiente cita:

1 Corintios 5:8-13 RV 1960 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad. Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros.

Es muy diferente que tengamos relaciones humanas, a que nos hagamos amigos del mundo; por eso necesitamos tener mucho cuidado con las amistades que llegamos a tener porque nos pueden inducir fácilmente en actos que no son dignos del pueblo de Dios; como le sucedió a uno de los hijos de David; quien inducido por uno de sus amigos, violó a su propia hermana y todo terminó en un tiempo de mucho derramamiento de sangre en la casa de David. El problema es que ese tipo de situaciones aún se dan lugar en este tiempo porque no se tiene el cuidado de saber con quién se puede hacer amistad y con quién no.

OPRIMIR, SER CRUEL O SER DESPIADADO

Salmos 71:4 RV95 Dios mío, líbrame de manos del impío, de manos del perverso y violento...

Una de las cosas que podemos ver en el versículo anterior es el anti Atrio, el anti Lugar Santo y el anti Lugar Santísimo en la manifestación de las personas que empiezan siendo impías, perversas hasta llegar a ser violentas. La palabra descrita como VIOLENTO es la palabra que nos compete estudiar como H2556; entonces, dicho en otras palabras, aquellos que son violentos, son personas amargadas a consecuencia de la fermentación a la que se vieron afectados en el corazón. Por eso es necesario nos cuidemos de toda raíz de amargura para que no dejemos de alcanzar la gracia, porque de otra forma estaremos perdiendo la oportunidad de participar del arrebatamiento.

La potestad llamada AJENJO, ha empezado a cumplir el propósito por el cual fue enviada a la tierra, porque la gente del mundo está llena de violencia y eso ha hecho que otros se amarguen y de igual forma se llenen de violencia, lo cual podemos comprobarlo en lugares donde tenemos que aplicar el elemento humano llamado paciencia, por ejemplo: cuando estamos esperando que el tránsito fluya y quizá llevamos prisa por llegar a un lugar, con facilidad nos podemos irritar; peor aún, cuando estamos en medio de una fila, esperando nuestro turno para que nos atiendan en una de las entidades bancarias para poder realizar un trámite, y de pronto vemos preferencia de trato con alguna persona que no guardó su turno; eso podría hacer que nos haga cambiar de carácter; pero es entonces cuando más debemos guardarnos para no darle lugar a ninguna raíz de amargura, para no convertirnos en una persona violenta.

SER ROJO O ENROJECIDO

Isaías 63:1-3 BTX ¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con ropas enrojecidas? ¿Quién es ése, magnífico en sus vestiduras, Que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que sentencio con justicia, poderoso para salvar. ¿Por qué están rojas tus vestiduras Y la túnica, como el que ha pisado en el lagar? Yo solo he pisado el lagar, Y de los pueblos nadie había conmigo. Los aplasté con mi ira, Y los pisoteé con mi furor, Su sangre salpicó mis vestiduras, Y manché todas mis ropas.

Cuando vemos el contexto de estos versículos, descrito en el libro de Apocalipsis, podemos notar que está refiriéndose a nuestro Señor Jesucristo; sin embargo la cita nos servirá solamente para ver la aplicación de alguien que se puede llegar a amargar y no porque nuestro Señor se haya amargado, porque El murió por nosotros y lo hizo con todo Su amor y a voluntad de El. Pero podemos extraer el principio para hacer notar algo que puede amargar a cualquier persona, lo cual es precisamente cuando enrojeció sus vestiduras derramando sangre; de esto podríamos hablar señalando abortos, asesinatos que alguien pudo haber cometido, violencia intrafamiliar y muchos otros casos que pueden venir a manchar las vestiduras con sangre, lo cual deja el camino para que haya amargura.

Éxodo 12:34 LBLA Tomó, pues, el pueblo la masa, antes que fuera leudada, en sus artesas de amasar envueltas en paños, y se las llevaron sobre sus hombros.

Cuando el pueblo de Israel estaba por salir de Egipto, no tuvo tiempo para preparar alimento para el camino, solamente les quedó la masa, pero tuvieron el cuidado que no se leudara porque la masa leudada tiene que quedarse en Egipto, la que no ha sido fermentada puede subir de la tierra al cielo. Ahora bien, ¿cómo hicieron para que la masa no se leudara?, la cubrieron con mantos para que nunca se fermentara; dicho en otras palabras, para que nuestro corazón no se vea expuesto a ningún microorganismo que lo pueda descomponer, necesitamos de la cobertura quíntuple con la cual seguiremos siendo equipamos para llevar la coraza de justicia de Dios y que de esa manera permanezcamos como un fruto agradable al paladar de nuestro Señor Jesucristo y entonces poderle decir:

Cantares 4:16 N-C ...Venga a su huerto mi amado a comer de sus frutos exquisitos.

 
Ministerios Ebenezer