Como El Relámpago

Correo electrónico Imprimir PDF

Hablar de escatología, como lo hemos dicho en otras oportunidades, es hablar lo que hasta hoy Dios nos ha permitido conocer o recibir en su revelación y con lo que El nos permite ver, nosotros podemos ver y dejar tesis, por consiguiente no podemos dogmatizar lo que enseñamos porque la enseñanza escatológica puede ser cambiante de acuerdo a lo que vamos obteniendo de la sabiduría de Dios. Por eso el Apóstol Pablo llegó el momento en el que dijo lo siguiente:

1 Corintios 13:12 LBLA Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido.

 

De tal manera que si el Apóstol Pablo, habiendo sido el perito arquitecto de la Iglesia, no tuvo el plano completo respecto al final de los tiempos; cuanto menos nosotros, sin embargo eso no significa que no lo lleguemos alcanzar; hoy las vemos a través de un velo pero con el tiempo, cuando finalmente ese velo se desvanezca, comprenderemos plenamente lo que para nosotros hoy es el estudio escatológico.

Por eso es que en esta oportunidad estudiaremos el capítulo 24 del evangelio de San Mateo, por ser uno de los más amplios en cuanto a lo contenido escatológico se refiere y más aún porque el Señor Jesucristo sea el que haya insertado el mensaje que estudiaremos a continuación:

Mateo 24:26-27 LBLA Por tanto, si os dicen: "Mirad, El está en el desierto", no vayáis; o "Mirad, El está en las habitaciones interiores", no les creáis. Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre.

Cuando inicia el capítulo 24 del evangelio de San Mateo, el Señor Jesucristo está describiendo eventos que están hoy día en pleno desarrollo:

Mateo 24:4-12 LBLA Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: "Yo soy el Cristo", y engañarán a muchos. Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. Pero todo esto es sólo el comienzo de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces y caerán, y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán. Y se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán. Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará.

Mateo 24:20-24 LBLA Orad para que vuestra huida no suceda en invierno, ni en día de reposo, porque habrá entonces una gran tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás. Y si aquellos días no fueran acortados, nadie se salvaría; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces si alguno os dice: "Mirad, aquí está el Cristo", o "Allí está", no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos.

Pero llega el momento en que después de haber descrito lo que podemos considerar como el principio de dolores y dice entonces que el engaño será tal, que incluso los engañadores pretenderán hacer creer que nuestro Señor se manifestará en algún lugar específico de la tierra, a lo cual debemos ponerle atención, porque el mundo apuntará determinados lugares. Por eso es que después de toda la advertencia, Dios nos deja ver parte de Su plan y entonces deja dicho:

Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre.

Otra de las cosas que debemos recordar es que Dios habla por medio de parábolas, de hecho toda la Biblia es una parábola y por la misericordia de Dios es que El nos revela lo que quiere decir cada situación que encontramos y lo hace en la medida que ve en nuestro corazón el verdadero anhelo de saber cada día más de El porque si nos habla toda la revelación de la Biblia de una sola vez, seguramente no lo comprenderíamos, como le dijo a Nicodemo hablándole del nuevo nacimiento, él no comprendía, entonces Jesús le dice: ¿qué sería si te hablo de las cosas celestiales?

Entonces nuestro Señor utiliza figuras, sombras o ejemplos de cosas materiales para que podamos comprender su mensaje encriptado en la Biblia, por eso es que nos habla que Su venida será como un relámpago, con el propósito que a través de la revelación que nos ha concedido, podamos hacernos una idea y que no aceptemos las teorías erróneas del mundo respecto a la manifestación de Dios.

Según la fuente de consulta llamada: Wikipedia, tienen el siguiente concepto respecto a lo que es RELÁMPAGO:

El relámpago es el resplandor muy vivo producido en las nubes por una descarga eléctrica.

Una vez visto este concepto, necesitamos seguir viendo otros conceptos o procesos de lo que podemos comprender de la forma en la que se producen los relámpagos:

El ciclo del agua, empieza cuando la lluvia desciende a la tierra, humecta o moja la superficie de la tierra, penetra los mantos acuíferos, formando con esto las fuentes freáticas. Cuando el sol aparece, calienta la superficie de la tierra y toda el agua que cayó a través de la lluvia, empieza a evaporarse para subir de nuevo hacia el cielo para formar nubes. Posteriormente, en la parte más alta del cielo, aproximadamente entre 2,000 y 3,000 metros de altura, las temperaturas descienden hasta 15º y 20º bajo cero. En esos niveles, existen partículas de agua que se han convertido en hielo y empiezan a caer por gravedad y en su caída, chocan con las partículas de agua que se siguen evaporando y que están ascendiendo lo cual provoca un fenómeno llamado disociación, el cual consiste en que las partículas del agua cambian su carga eléctrica, de tal manera que cuando suben a las nubes llegan con cierta carga y cuando se chocan 2 nubes, es entonces cuando se produce una chispa gigantesca, a lo cual se le conoce como relámpago y el trueno es el sonido que se desprende del mismo choque de nubes y juntos conforman lo que nosotros conocemos como un rayo eléctrico.

Interesantemente vemos entonces que el relámpago es un resplandor vivo, desciende de las nubes en forma ramificada y jamás llega a la tierra; la interrogante a este respecto sería: ¿por qué vemos a veces que cae un rayo a la tierra y que deja señal de haber caído porque daña lo que encuentra a su paso? A esta interrogante es necesario saber que existen relámpagos que surgen por el choque de 2 nubes y por el choque entre el campo eléctrico de una nube con el campo eléctrico de la tierra. Entonces lo que sucede es que una nube con carga eléctrica, haciendo contacto con el campo eléctrico de la tierra, entonces el relámpago sale de la nube hacia abajo, pero de la tierra sale otro para encontrar al que salió de la nube y se encuentran en el espacio que haya entre la nube y la tierra.

Todo esto son datos que debemos analizar y comprender para el buen entendimiento del presente estudio, por lo que describe el versículo del evangelio de San Mateo capítulo 24:

Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida (parusía) del Hijo del Hombre.

Ahora veamos otro versículo que viene a complementar o a contextualizar lo que describimos en el versículo que señala el relámpago:

Lucas 17:24 LBLA Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día.

Ahora notemos que el Señor Jesucristo no está comparando el relámpago con la parusía, sino que lo está comparando con el Hijo del Hombre, dicho en otras palabras, el relámpago está representando al Hijo del Hombre; o sea, el relámpago que descenderá en dirección de la tierra, pero no llegará hasta la tierra, pero la fuerza de atracción de ese relámpago o la fuerza de gloria que habrá de rodear el Hijo del Hombre en su parusía, atraerá a otro campo magnético de la tierra que subirá para encontrarse con el relámpago que está descendiendo.

Por otro lado; si nosotros atraemos la figura del relámpago natural descendiendo para encontrarse con el que está subiendo, también debemos analizar que ese relámpago natural no está atravesando de oriente hasta occidente como vimos en Mateo capítulo 24; esto nos deja lugar para otra explicación y para eso, nos apoyaremos en el mismo versículo de San Lucas, pero en otra versión de la Biblia:

Lucas 17:24 SSE Porque como el relámpago, que resplandece de la región de debajo del cielo, resplandece en lo que está debajo del cielo, así también será el Hijo del hombre en su día.

A simple vista parecería que lejos de aclararnos el panorama de lo que estamos estudiando respecto al relámpago; más nos confunde, sin embargo, esta versión de la Biblia, es una de las versiones mejor traducidas de los escritos más antiguos, de tal manera que tomaremos algunos términos para continuar con el desarrollo del estudio:

Hupo

La palabra Hupo, es un término griego que está íntimamente relacionado con un término utilizado en palabras compuestas, por ejemplo: Hipodermis, referenciando a que está debajo de la dermis, entonces la palabra Hupo está señalando algo que está debajo del cielo, y para ampliar el concepto que descrito de lo que es Hupo, podemos ejemplificarlo en el momento cuando el quinto ángel suena la trompeta en el libro de Apocalipsis, se destapa el pozo del abismo y de debajo de la tierra vienen o salen algunos personajes que la Biblia describe como un ejército de langostas pero en realidad son seres híbridos por cuanto son mezclas entre razas humanas y animales; pero el punto es que salen de debajo de la tierra; ese es el concepto de Hupo.

Pero también existe otro concepto que debemos conocer:

Ouranos

Un ejemplo del primer punto de este concepto lo podemos tomar cuando Dios separó las aguas de las aguas y hubo expansión en medio a lo cual le llamó cielos. En el segundo punto nos habla del aspecto físico de los cielos, o sea, el universo, los planetas, los satélites, etc., todo eso es el sentido físico de la palabra Ouranos, pero también se utiliza para referirse a las dimensiones celestiales. De tal manera que para hacernos una mejor idea a lo que estamos refiriéndonos, veremos algunas gráficas:

Tierra

Esta es una gráfica que refleja una parte de la tierra y la parte en color negro, representa lo que llamamos Ouranos.

Hupo-Ouranos

El Hupo-Ouranos, podríamos traducirlo en un lenguaje más amplio quizá, como lo que está debajo del cielo, o llamarlo quizá como el cielo bajo.

Mesos-Ouranos

Mesos-Ouranos es como decir el cielo medio. Esto es lo que describe la Biblia en el libro de Apocalipsis en el siguiente versículo:

Apocalipsis 8:13 RV1960+ Y G2532 C miré, G1492 VAAI1S y G2532 C oí G191 VAAI1S a un G1520 JGSM ángel G32 NGSM volar G4072 VPUP-SGM por G1722 P en medio del cielo, G3321 NDSN diciendo G3004 VPAP-SGM a gran voz: G5456 G3173 NDSF JDSF ¡Ay, G3759 I ay, G3759 I ay, G3759 I de los que moran G3588 G2730 DDPM VPAP-PDM en G1909 P la G3588 DGSF tierra, G1093 NGSF a G1537 P causa de los otros G3588 G3062 DGPM JGPM toques G5456 NGPM de trompeta G3588 G4536 DGSF NGSF que están G3588 G3195 DGPM VPAP-PGM para sonar G4537 VPAN los G3588 DGPM tres G5140 JGPM ángeles! G32 NGPM

G3321
mesouranema (μεσουράνημα G3321) denota el cielo medio, o el medio de los cielos (mesos, medio, y Nº 1) (Rev_8:13; 14.6; 19.17). Véase MEDIO.
(Diccionario Vine NT+)

Tritos-Ouranos

Finalmente vemos la gráfica que describe al Tritos-Ouranos el cual es precisamente lo que el Apóstol Pablo describe como el tercer cielo:

2 Corintios 12:2 RV1960+ Conozco G1492 VRAI1S a un hombre G444 NASM en G1722 P Cristo, G5547 NDSM que hace G4253 P catorce G1180 JGPN años G2094 NGPN (si G1535 C en G1722 P el cuerpo, G4983 NDSN no G3756 T lo sé; G1492 VRAI1S si G1535 C fuera G1622 B del G3588 DGSN cuerpo, G4983 NGSN no G3756 T lo sé; G1492 VRAI1S Dios G3588 G2316 DNSM NNSM lo sabe) G1492 VRAI3S fue • G3588 DASM • G5108 RD-ASM arrebatado G726 VAPP-SAM hasta G2193 C el tercer G5154 JGSM cielo. G3772 NGSM

G5154
τρίτος
trítos
Ordinal de G5140; tercero; neutro (como sustantivo) una tercera parte, o (como adverbio) a la (o la) tercera vez, en tercer lugar:-tercer, tercero.

G3772
οὐρανός
ouranós
Tal vez de lo mismo que G3735 (mediante la idea de elevación); cielo; por extensión cielo (como la morada de Dios); por implicación felicidad, poder, eternidad; específicamente el evangelio (cristianismo):-celestial, cielo.

Todo esto es una tesis, pero como pudimos ver, tiene base bíblica; sin embargo podríamos llegar al margen de error que la escatología nos marca en determinado momento; pero continuando con lo que ya describimos, entonces lo que describe:

Lucas 17:24 SSE Porque como el relámpago, que resplandece de la región de debajo del cielo, resplandece en lo que está debajo del cielo, así también será el Hijo del hombre en su día.

Dicho en otras palabras, el relámpago resplandecerá desde el Hupo-Ouranos y es por eso que describimos el proceso físico del relámpago porque no llega a la tierra, sino que hace atracción con la fuerza eléctrica que encuentra en la tierra y sube un relámpago para encontrase ambos en los aires. El relámpago que sale del Hupo-Ouranos, es figura de nuestro Señor Jesucristo y resplandecerá en el nivel al que logramos ubicarlo en las gráficas. Por eso es que nuestro Señor dijo claramente que cuando nos digan que El está en determinado lugar, no debemos ir porque es mentira, solamente pretenderán engañarnos porque Su parusía será como el relámpago que sale del Hupo-Ouranos.

Continuemos:

Éxodo 19:16 LBLA Y aconteció que al tercer día, cuando llegó la mañana, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte y un fuerte sonido de trompeta; y tembló todo el pueblo que estaba en el campamento.

Este versículo se refiere al momento cuando Dios recién ha sacado al pueblo de Israel de Egipto, llegan al desierto, llegan al pie del monte y entonces Dios le dice a Moisés:

Éxodo 19:10-11 LBLA El SEÑOR dijo también a Moisés: Ve al pueblo y conságralos hoy y mañana, y que laven sus vestidos; y que estén preparados para el tercer día, porque al tercer día el SEÑOR descenderá a la vista de todo el pueblo sobre el monte Sinaí.

Por otro lado debemos recordar que para Dios, un día son como mil años y mil años como un día; de tal manera que el mismo personaje que escribió el libro del Éxodo, nos proporciona la clave para comprender claramente el mensaje encriptado para este tiempo, porque es como si hubiera dicho que dejaría un lapso de dos mil años para que logremos santificarnos, purificarnos y lavemos nuestras vestiduras porque en la madrugada del tercer día, o sea, en la madrugada del tercer milenio, El descenderá, de acuerdo a lo que describe el libro de Éxodo 19:16.

Ahora vemos la relación entre estos versículos:

Mateo 24:26-27 LBLA Por tanto, si os dicen: "Mirad, El está en el desierto", no vayáis; o "Mirad, El está en las habitaciones interiores", no les creáis. Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre.

Lucas 17:24 SSE Porque como el relámpago, que resplandece de la región de debajo del cielo, resplandece en lo que está debajo del cielo, así también será el Hijo del hombre en su día.

Éxodo 19:16 LBLA Y aconteció que al tercer día, cuando llegó la mañana, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte y un fuerte sonido de trompeta; y tembló todo el pueblo que estaba en el campamento.

Las 3 citas dejan ver que cuando el Señor descienda, habrá relámpagos, aunque en las primeras 2 citas dice claramente: relámpago y en la tercer cita dice: relámpagos ni lo está comparando con el relámpago, sino que en el momento cuando El descienda, o sea, en la madrugada del tercer día, hubo relámpagos con lo cual necesitamos seguir viendo otros versículos para que vayamos comprendiendo el por qué, de la diferenciación:

Mateo 28:2-4 LBLA Y he aquí, se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve; y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos.

Notemos lo que provoca cuando un ángel desciende: un gran terremoto, seguramente no era un ángel entre tantos, sino que debió tener una jerarquía específica porque también podemos notar que su aspecto era como un relámpago porque era un ser lumínico y su aspecto era como el efecto que producen 2 nubes.

Ahora veamos otros versículos que también nos pueden servir para ampliar el conocimiento respecto a la luminosidad que nosotros debemos alcanzar:

Lucas 11:36 Septuaginta Si, pues, tu cuerpo todo luminoso, no teniendo parte alguna tenebrosa, será luminoso todo, como cuando la candela con el relámpago te iluminare.

Lucas 11:36 RV1960+ Así G3767 C que, si G1487 C todo G3650 JNSN tu G4675 RP2GS cuerpo G3588 G4983 DNSN NNSN está lleno de luz, G5460 JNSN no G3361 T teniendo G2192 VPAP-SNN parte G3313 NASN alguna G5100 RX-ASN de tinieblas, G4652 JASN será G2071 VF-I3S todo G3650 JNSN luminoso, G5460 JNSN como G5613 B cuando G3752 C una G3588 DNSM lámpara G3088 NNSM te G4571 RP2AS alumbra G5461 VPAS3S con su G3588 DDSF resplandor. G796 NDSF

La palabra RESPLANDOR G796 es la misma que identifica a la palabra RELÁMPAGO que describimos en el inicio del estudio:

Mateo 24:27 RV1960+ Porque G1063 C como G5618 B el G3588 DNSF relámpago G796 NNSF que sale G1831 VPUI3S del G575 P oriente G395 NGPF y G2532 C se muestra G5316 VPUI3S hasta G2193 C el occidente, G1424 NGPF así G3779 B será G2071 VF-I3S también G2532 C la G3588 DNSF venida G3952 NNSF del G3588 DGSM Hijo G5207 NGSM del G3588 DGSM Hombre. G444 NGSM

G796
ἀστραπή
astrapé
de G797; relámpago, rayo; por analogía resplandor, brillo:-rayo, relámpago.

Es también el mismo término griego utilizado en la cita de Éxodo 19:16. Entonces lo que todo esto nos está señalando es que cuando todo nuestro cuerpo esté lleno de luz; seremos como una lámpara que tiene aspecto de relámpago. Pero entonces de aquí surge la interrogante: ¿cómo hacemos para que nuestro cuerpo esté lleno de luz?

Mateo 6:22-23 LBLA La lámpara del cuerpo es el ojo; por eso, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará lleno de oscuridad. Así que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande será la oscuridad!

Claramente podemos ver que la lámpara de nuestro cuerpo es el ojo y por medio de lo que nosotros vemos, podemos llenar de luz o tinieblas nuestro cuerpo. Pero si nuestro ojo es bueno y llenamos nuestro cuerpo de luz y logramos erradicar de nuestra vida toda tiniebla, llegaremos a ser como relámpagos. Esto nos debe hacer recordar lo que en su momento hemos aprendido respecto a Adán, porque él fue hecho siendo un ser lumínico, el fluido de su interior no era sangre sino, luz por eso es que Adán y Eva estaban desnudos y no se avergonzaban porque su cuerpo era lumínico, su aspecto era similar al aspecto del ángel que describimos en San Mateo 28:2-4. Lamentablemente, a causa del pecado, le pusieron a Adán y Eva un fluido de sangre en su interior. Con esto lo que podemos comprender de San Lucas 11:36 es que cuando logremos derramar toda nuestra sangre sin ver muerte, entonces alcanzaremos al nivel de seres lumínicos, seremos vivientes y dejaremos de ser hombres de carne y sangre porque carne y sangre no pueden heredar el reino, seremos vivientes de carne y hueso solamente con aspecto como relámpagos.

Por eso es que cuando mencionamos Éxodo capítulo 19, hubo relámpagos, porque es figura del momento cuando el Señor Jesucristo descienda y resplandezca como un relámpago en el Hupo-Ouranos, atraerá hacia El, todos aquellos que lograron derramar su sangre, o sea que lograron negarse a sí mismos, que se despojaron de toda tinieblas y lograron alcanzar la estatura de relámpago para unirse con el relámpago que desciende hacia la tierra pero no llega hasta la tierra; de esa forma será la venida del Hijo del Hombre o sea, la parusía del Señor Jesucristo.

 
Ministerios Ebenezer