Nuestros Encuentros Con Dios

Correo electrónico Imprimir PDF

(Génesis 14:17 LBLA) A su regreso después de derrotar a Quedorlaomer y a los reyes que estaban con él, salió a su encuentro el rey de Sodoma en el valle de Save, es decir, el valle del Rey.

En éste verso nos describe la Palabra que el rey de Sodoma le salió al encuentro a Abraham, y Si esa potestad le salió al encuentro, también puede salir a nuestro encuentro, porque lo que está buscando son almas, pero debemos de procurar el encuentro con Melquisedec, así como lo tuvo Abraham, para resistir y batallar en contra de esas potestades.

 

(Génesis 24:17 LBLA) Entonces el siervo corrió a su encuentro, y dijo: Te ruego que me des a beber un poco de agua de tu cántaro.

Rebeca es figura de la Novia y Esposa que se va a casar, Eleazar le sale al encuentro a Rebeca, quiere decir que el Espíritu Santo viene y nos sale al encuentro. Dios permite que en el camino que llevamos El Espíritu se manifieste a nosotros

(Génesis 24:65 L,BLA) ...y dijo al siervo: ¿Quién es ese hombre que camina por el campo a nuestro encuentro? Y el siervo dijo: Es mi señor. Y ella tomó el velo y se cubrió.

Aquí se refiere siempre a Rebeca pero ya no le salió al encuentro el siervo, ahora le sale al encuentro el amado, de esa misma manera, primero nos sale a encuentro el Espíritu Santo y ahora está por encontrarnos el Amado.

(Génesis 32:1-2 LBLA) Y cuando Jacob siguió su camino, los ángeles de Dios le salieron al encuentro. Y al verlos, Jacob dijo: Este es el campamento de Dios; por eso le puso a aquel lugar el nombre de Mahanaim.

Sabemos que Dios ha dejado a los ángeles para que asistan a sus hijos, también ángeles le salieron al encuentro a Jacob. Es posible que a nosotros nos hayan salido ángeles a nuestro encuentro pero no los hemos visto, pero debemos tener la certeza que nuestro Dios cuida siempre de nosotros.

Necesitamos que Dios nos salga al encuentro y debemos conocerle en sus distintas manifestaciones. Aunque llevemos muchos años de conocer al Señor, siempre necesitamos encontrarnos con El.

(Génesis 22:14 SSE) Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, YHWH-jireh (el SEÑOR verá ). Por tanto se dice hoy, en el monte del SEÑOR será visto.

Este pasaje nos describe cuando Abraham iba a ofrecer a su hijo Isaac y Dios proveyó un carnero para que sacrificara y no sacrificara a Isaac. Este nombre de Dios significa proveerá, pero también significa el Señor verá. Muchas veces Dios permite que pasemos por el desierto para encontrarnos con El.

Jehová Jireh:

Proveerá Suple todo lo que nos falta conforme a sus riquezas en gloria.
Salvación: Este es el primer encuentro que debemos tener con el Señor.
Perdón: Por medio de ese sacrificio en ese monte, Dios nos perdonó, es hermoso ser perdonados, y cuando ya fuimos perdonados estamos habilitados para perdonar.

Todos hemos fallado y actuado mal con alguien alguna vez pero Dios quiere que como nosotros hemos sido perdonados, también perdonemos a quienes nos ofenden como dice la Escritura.

Uno de los encuentros que debemos tener cada uno de nosotros es con Jehová Jireh, pero para poderlo conocer como nuestro proveedor, tendremos que estar en el desierto, y allí El se manifestará, nos dará agua de la roca, nos alimentará con comida sobrenatural, veremos Su gloria. No debemos temer al desierto, es un camino que todos debemos transitar pero si tenemos presente que con Dios no hay despropósito será mucho más fácil atravesarlo, porque tendremos la certeza que El saldrá a nuestro encuentro y nos proveerá de todo lo que nos falta, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

(Salmos 138:7 LBLA) Aunque yo ande en medio de la angustia, tú me vivificarás; extenderás tu mano contra la ira de mis enemigos, y tu diestra me salvará.

Cuando estamos en angustia es cuando Dios nos sale al encuentro, debemos tener por seguro que Jehová Jireh nos saldrá al encuentro. Hay personas que no pueden dormir y viven en angustia, es necesario creerle a El y en Su Palabra y vivir por la fe, no mirando lo terrenal porque es pasajero, viendo lo espiritual que es eterno.

Por medio de la salvación que recibimos del Señor, El borró nuestro historial de pecado, el enemigo tenía un archivo con nuestros nombres y mostraba nuestros pecados para acusarnos, pero Dios borró nuestro historial y cuando el enemigo viene y nos quiere acusar, Dios no ve nada, porque nuestro historial está borrado con la bendita sangre del Cordero, nuestro Amado Señor Jesús.

Si habemos personas que le hemos fallado mucho a Dios y creemos que no somos dignas de ser bendecidas, necesitamos entender que nuestro historial ha sido borrado, muchas veces nosotros evitamos la bendición, pero no importa lo que hayamos hecho, porque si nos hemos arrepentido y hemos confesado al Señor nuestro pecado, nuestra falta, nuestra transgresión, El ya nos perdonó, y no debemos tener condenación en nuestro corazón, no permitamos que el enemigo nos separe de El por medio de la culpa, porque Dios quiere salir a nuestro encuentro, Dios borra nuestro historial sea cual sea.

Dios es amor.

(Éxodo 17:15 RVA) Moisés edificó un altar y llamó su nombre Jehovah-nisi.

Jehová Nisi:

Jehová pelea por mí, es mi estandarte.

Dios pelea por nosotros. Cuando el enemigo nos ve, no nos ve solos el ve al Señor con nosotros y huye. Jehová pelea por nosotros; Jehová está peleando por nosotros y no ha perdido ni una sola batalla, estamos del lado del campeón. Nuestros enemigos han sido vencidos porque Jehová es nuestro estandarte.

(Cantares 6:10 LBLA) "¿Quién es ésta que se asoma como el alba, hermosa como la luna llena, refulgente como el sol, imponente como escuadrones abanderados?"

La novia, es la que se asoma como el alba.

(Éxodo 13:18 VNM) Por lo tanto, Dios hizo que el pueblo rodeara por el camino del desierto del mar Rojo. Pero fue en orden de batalla como subieron los hijos de Israel de la tierra de Egipto.

La amada que saldrá de la tierra saldrá en orden de batalla.

H2571 חָמֻשׁ
kjamush
participio pasivamente de lo mismo que H2570; leal, firme, i.e. soldados capaces:-armar, gente armada.

Para que la amada salga bien irá con escuadrones abanderados en grupos de cinco; amparados por los cinco ministerios: Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros.

(Jueces 6:24 RVA) Entonces Gedeón edificó allí un altar a Jehovah, y lo llamó Jehovah-shalom. Este permanece hasta el día de hoy en Ofra de los abiezeritas.

Jehová Shalom:

Jehová es mi paz

El se manifestará como Jehová Shalom, lo conoceremos cuando estemos pasando por una situación difícil, allí se manifiesta el Señor, en la necesidad que tengamos para que se presente Jehová es mi paz. Cuando estemos atribulados por los problemas, clamemos a Él y allí es donde Jehová Shalom se manifestará en nuestra vida. Cuando tenemos la paz de Dios dormimos tranquilos. Dice la palabra que mientras dormimos Jehová nos sustenta; necesitamos que Jehová Shalom nos salga al encuentro.

(Salmos 119:165 LBLA) Mucha paz tienen los que aman tu ley, y nada los hace tropezar.

Uno de los requisitos para no tropezar es amar la ley, la Palabra de Dios, si la amamos estamos tranquilos, y tendremos paz porque sabemos que Su Palabra es Verdad y que El vela porque se cumpla, porque El no miente ni se arrepiente, podemos sostenernos de Sus promesas y tener esa paz que sobrepasa todo entendimiento, porque entonces entenderemos que vivimos por la fe y no por lo que se ve; y como dice Su Palabra: "Cree solamente y verás la gloria de Dios."

(Mateo 8:24 LBLA) Y de pronto se desató una gran tormenta en el mar, de modo que las olas cubrían la barca; pero Jesús estaba dormido.

Si estando en nuestra barca; que es nuestra vida, en medio de un mar embravecido, en medio de la tormenta, tengamos la certeza que Dios es el único que nos puede dar paz. Así que si estamos pasando por una tormenta, dejemos que Jehová Shalom nos salga al encuentro. Muchas veces estamos tranquilos y de pronto viene la tormenta, si estamos en medio de una tormenta despertemos al Señor, a Jehová Shalom.

(Ezequiel 48:35 SRV) En derredor tendrá dieciocho mil cañas. Y el nombre de la ciudad desde aquel día será JEHOVA SHAMMA.

Jehová Shamma:

Jehová esta allí.

En medio de la angustia; en medio de los problemas económicos, familiares, emocionales, sentimentales, de salud, en todo Jehová está allí.

(Génesis 35:3 SRV) Y levantémonos, y subamos á Beth-el; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha sido conmigo en el camino que he andado.

La Palabra dice que Dios estará con nosotros todos los días, si Dios no estuviera con nosotros estaríamos destruidos y sin esperanza, pero El prometió que nunca nos dejará y nunca nos desamparará, aunque no le veamos, aunque no le sintamos, El siempre está cerca de nosotros.

(Salmos 121:5 DHH) El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege, quien está junto a ti para ayudarte.

Dios siempre nos cuida, El es quien siempre nos protege. Si Dios nos cuidó cuando estábamos separados de Él, cuanto más ahora que somos sus hijos y le amamos y buscamos.

Nuestra vida es como una carrera y Dios quiere que la terminemos fuertes, aunque estemos dolidos, heridos, si estamos a punto de darnos por vencidos, sólo en Sus brazos alcanzaremos la meta. Si nos hemos sentido derrotados y sentimos que nos hace falta mucho y no vemos lo que hemos corrido, solos no lo lograremos, necesitamos encontrarnos con nuestro Padre. Quien no conoce al Señor necesita que Jehová salga al encuentro para salvarle y si le conocemos pero hemos pecado la Biblia dice que abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Necesitamos que el Padre bondadoso y misericordioso nos salga al encuentro.

(Malaquías 4:3 LBLA) Y hollaréis a los impíos, pues ellos serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies el día en que yo actúe--dice el SEÑOR de los ejércitos.

(Malaquías 4:3 SA) Pisotearéis a los malvados, que serán como ceniza bajo la planta de vuestros pies el día en que yo actúe- dice Yahvéh Sebaot.

Jehová Sabaot:

Jehová mi Libertador

Estamos en el Año de la Libertad, quiere decir que este año desde el 1 de enero, Jehová el libertador nos ha salido al encuentro, Dios quiere libertarnos, y es por esa razón que el enemigo quiere traer cautividad al pueblo de Dios, pero si Dios lo dijo El lo hará, El es nuestro libertador. El enemigo está vencido bajo la planta de los pies de nuestro Señor Jesucristo.

(Isaías 61:1 LBLA) El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros...

Hay personas aprisionadas en vicios, pecados, iniquidades, y aunque vengan a la iglesia siguen con sus malos hábitos de pecado. Pero este es el año de libertad, clamamos a Jehová Sabaot para que nos salga al encuentro y nos de la libertad que ha declarado para nosotros.

(Deuteronomio 30:3 SSE) ...el SEÑOR también volverá tu cautividad, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de todos los pueblos a los cuales te hubiere esparcido el SEÑOR tu Dios.

Nuestro Señor Jesucristo ha venido para hacernos libres y traer sanidad, en todas las áreas de nuestra vida, no solo se refiere a la salud del cuerpo, sino vino a sanar nuestra alma, a sanar nuestras relaciones, a sanar nuestra vida.

(Éxodo 15:23 SSE) Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.

(Éxodo 15:26 SSE) ...y dijo: Si oyeres atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad, de las que envié a los egipcios, te enviaré a ti; porque yo soy el SEÑOR tu Sanador.

Una de las áreas que Dios viene a sanar en nuestro corazón es la amargura, porque hay personas enfermas porque tienen amargura, tenemos el ejemplo de Ana la madre de Samuel quien no podía dar a luz un hijo, porque estaba amargada hasta que derramó su alma y Dios la libertó y pudo tener hijos. Si estamos padeciendo alguna enfermedad en la que no hemos podidos ser sanados, analicemos si esa enfermedad no viene por una amargura; y generalmente una amargura viene cuando se nos hace una injusticia, si nos han hecho alguna injusticia saquemos esa raíz de amargura de nuestro corazón y dejemos que Jehová nuestro sanador salga a nuestro encuentro.

Jehová Rafa:

Jehová mi sanador

(1 Reyes 18:30 LBLA) Entonces Elías dijo a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se acercó a él. Y reparó el altar del SEÑOR que había sido derribado.

Elías reparó el altar, eso significa sanar el altar. Hay personas que no diezman ni ofrendan y entonces su economía está enferma y la forma de ser sanada es restaurando el altar y un altar siempre habla de un sacrificio, de una ofrenda.

(2 Crónicas 7:14 SSE) ...si se humillare mi pueblo, sobre los cuales ni nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus caminos malos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Dios también trae sanidad a nuestro pueblo, a nuestra nación, El es ilimitado.

(Juan 11:4 SSE) Y oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

Algunas personas que están enfermas a pesar que han sido cuidadosas con su cuerpo pero puede ser que una de las causas de la enfermedad es para que Dios sea glorificado. Dios es nuestro sanador, no importa que enfermedad se tenga, puede ser un simple resfrío o un cáncer para Dios no hay imposible, activemos la fe en Jehová Rafa y como dice la Palabra:

(Salmos 107:20 LBLA) El envió su palabra y los sanó y los libró de la muerte.

Creámosle a la Palabra del Señor, El no miente El es nuestro sanador, confiemos en El, pues no nos dejará avergonzados.

(Salmos 118:17 LBLA) No moriré, sino que viviré, y contaré las obras del SEÑOR.

Este verso lo dice claramente que no moriremos sino que viviremos para alabar al Señor. Recordemos que en medio de cualquier circunstancia Dios nos saldrá al encuentro, El nos encontrará en el punto exacto de nuestra necesidad y se manifestará como:

Jehová Jiréh Nuestro proveedor
Jehová Nisi Pelea por nosotros
Jehová Rafa Nuestro sanador
Jehová Shalom Nuestra paz
Jehová Shama Siempre está con nosotros
Jehová Sabaot Nuestro libertador

No estamos solos, podemos vivir confiados y seguros porque El estará con nosotros todos los días de nuestra vida, y nos sostendrá, nos levantará, nos ayudará a llegar a la meta que ha trazado para nosotros. Dios es bueno y para siempre es su misericordia.

 
Ministerios Ebenezer