Revista Rhema: Febrero 2012

portada revistaRhema febrero2012

Editorial

No podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído! Esta fue la forma como contestaron los apóstoles Pedro y Juan ante el concilio de Jerusalem, y es que no podía ser para menos si acababan de ver milagros extraordinarios: un cojo saltaba; ellos sin ser letrados hablaban palabras con autoridad, no sentían miedo, la gente se convertía al Señor, etc. Pues dos mil años después, la misma iglesia sigue diciendo lo mismo al ver la maravilla de Dios operando en su vida, son otros tiempos, otros milagros y otros apóstoles, pero Dios sigue siendo el mismo y ahora nos toca a nosotros contar cuán bueno ha sido el Señor, y no callaremos.

Pues bien, tuvimos un año 2011 de verdadera conquista, hubo lucha, pero hubo conquista también y Dios nos catapultó a la siguiente faceta ¡LIBERTAD!. Con esta proclamación encontramos en nosotros mismos la liberalidad para poder realizar una fiesta al único y Verdadero Dios y acá es en donde empezamos a ver milagros poco comunes en esta época, porque ¿acaso no es un milagro ver miles de gentes llegar desde lugares lejanos para adorar a su Dios? ¿Acaso no lo es también el permanecer durante horas y que ni el frío o la lluvia les mueva de su decisión por oír una voz? ¿No es también un prodigio que el día 31 de Diciembre miles y miles de personas en vez de buscar una tradicional celebración del llamado año nuevo, busquen la presencia de Dios? Dando con esto testimonio ante una época de incredulidad y humanismo.

Pero si eso no fuera suficiente, en esa fiesta vimos liberaciones testificando que Dios está con nosotros, que éste es un año de libertad, ahhh hermosa libertad, que empieza en nuestro espíritu y comienza a invadir el alma hasta repercutir poderosamente aún en el cuerpo experimentando sanidades, libertad financiera en donde Dios empieza a romper los candados de bronce que el enemigo había puesto como un cerrojo sobre muchos del pueblo, libertad familiar en donde empieza la restauración matrimonial, libertad para hablar y pronunciar dichos hermosos en vez de la mala costumbre de maldecir.

Sí hermanos, hemos empezado el Año de la Libertad y lo hemos proclamado a nivel mundial; y al ver el respaldo de Dios no podemos dudar que cuando éste ciclo termine las cadenas habrán sido rotas y los yugos despedazados e Isaías 61 se cumplirá en todos nosotros. Por esta causa, hemos dedicado toda la revista para contar de nuestra proclama, compartir nuestra fe con los miembros del cuerpo de Cristo para que creyendo juntos, las múltiples bendiciones desciendan sobre nuestras cabezas; así que si no pudiste estar en cuerpo esperamos que éste número de la revista RHEMA te haga estar en el espíritu con nosotros. Bendiciones.

El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros; para proclamar el año favorable del SEÑOR, y el día de venganza de nuestro Dios; para consolar a todos los que lloran, para conceder que a los que lloran en Sion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido; para que sean llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para que Él sea glorificado. Entonces reedificarán las ruinas antiguas, levantarán los lugares devastados de antaño, y restaurarán las ciudades arruinadas, los lugares devastados de muchas generaciones. Isaías 61:1-4

Opciones

pdfDescargar2.84 MB

> Consultar Revista Digital

 
Ministerios Ebenezer