Temas Recientes 2010

Proclama Profética 2011

La proclama profética de este año, como lo hemos mencionado en varias oportunidades; Dios nos la ha confirmado a través de muchos siervos de Dios y la forma de trasladarla, será en dos partes: apostólica y proféticamente, la cual es bajo la visión que Dios está enviando para esta oportunidad, y para eso, debemos comprender que es necesario permitir el sinergismo para que se cumpla el efecto en la combinación de lo apostólico y lo profético.

Mas yo también te digo, que tú eres Pedro [una piedra pequeña], y sobre la piedra [grande] edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. (Mateo 16:18 RV2000)

galerias_1galerias_2galerias_3galerias_4
galerias_5galerias_6galerias_7gelerias_8
Picture_9

Debemos comprender que la cita nos está marcando dos pasos: uno es cuando el Señor Jesucristo está edificando Su Iglesia y la otra es cuando está destruyendo el infierno; lo cual sucede cuando somos trasladados de nuestra forma de ser reactivos a ser proactivos, por ejemplo: cuando Israel anduvo en el desierto, respondía a lo que Dios les enviaba en provisión; pero cuando entraron a Canaán, tuvieron que conquistar las bendiciones que Dios les había prometido. Este año aunque para muchos ha sido un año muy difícil, debemos reconocer también que Dios nos ha bendecido grandemente, pero en el año dos mil once, necesitamos ser proactivos para tomar las bendiciones que Dios no está prometiendo.

Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. (Génesis 22:15-17 RV 1960)

Nos bendecirán este año, aunque ya nos han bendecido durante todos estos años que Dios nos ha permitido vivir pero en este año, Dios permitirá que seamos multiplicados en todo.

Y bendijeron a Rebeca, y le dijeron: Hermana nuestra, sé madre de millares de millares, y posean tus descendientes la puerta de sus enemigos. (Génesis 24:60 RV 1960)

En la cita anterior, tácitamente comprendemos que fueron los hermanos de Rebeca los que la bendijeron, y sin que ellos lo comprendieran plenamente estaban haciendo una proclama de multiplicación en lo espiritual, porque como podemos recordar, ella era parte de una línea de mujeres que eran estériles; primero fue Sara, después fue ella y aun faltaba la esposa de Jacob; pero sus hermanos, la estaban bendiciendo para que ella fuera fructífera en todo con una repercusión espiritual que nunca comprendieron porque de esa proclama de bendición podemos decir que es donde venimos nosotros. Esto sin contar que sus hermanos le estaban diciendo que debía saber cómo desempeñarse en su trabajo de madre de los vivientes porque de esos vivientes, como ya mencionamos somos nosotros.

Y dijo Isaí a David su hijo: Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado, y estos diez panes, y llévalo pronto al campamento a tus hermanos. Y estos diez quesos de leche los llevarás al jefe de los mil; y mira si tus hermanos están buenos, y toma prendas de ellos. Y Saúl y ellos y todos los de Israel estaban en el valle de Ela, peleando contra los filisteos. Se levantó, pues, David de mañana, y dejando las ovejas al cuidado de un guarda, se fue con su carga como Isaí le había mandado; y llegó al campamento cuando el ejército salía en orden de batalla, y daba el grito de combate. (1 Samuel 17:17-20 RV 1960)

Debemos saber que nosotros somos uno de los escuadrones de Jehová de los ejércitos y lo que estamos haciendo hoy, es dando un grito de convocación a la batalla espiritual para conquistar las bendiciones que ya fueron proclamadas por nuestro Dios. Cuando vemos la cita anterior; podemos comprender que David estaba trabajando en calidad de sirviente del rey e iba con lo que debía servir; pero en ese momento dejó todo lo que tenía y salió a la orden del grito de combate. Eso lo que nos enseña es que algunos de nosotros tenemos genética de guerreros y estamos ocupados en otros asuntos; entonces nos tienen que despertar con un clamor de guerra para que respondamos a la voz del grito de combate.

Y se pusieron en orden de batalla Israel y los filisteos, ejército frente a ejército. Entonces David dejó su carga en mano del que guardaba el bagaje, y corrió al ejército; y cuando llegó, preguntó por sus hermanos, si estaban bien. Mientras él hablaba con ellos, he aquí que aquel paladín que se ponía en medio de los dos campamentos, que se llamaba Goliat, el filisteo de Gat, salió de entre las filas de los filisteos y habló las mismas palabras, y las oyó David. (1 Samuel 17:21-23 RV 1960)

Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos. Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo. Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano. (1 Samuel 17:45-50 RV 1960)

Nuestro David, el Señor Jesucristo, venció a nuestro enemigo cuando resucitó vencedor de la muerte.

Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. (Josué 6:5 RV 1960)

El año dos mil once es el año en el que debemos responder al llamado del shofar de Dios y salir a la batalla porque Jehová de los ejércitos va delante de nosotros como poderoso guerrero.

Cuando el Señor puso en manos de los israelitas a los amorreos, Josué habló al Señor y gritó en presencia de Israel: –¡Sol, quieto en Gabaón! ¡Y tú, luna, en el valle de Ayalón! (Josué 10:12 BNP)

Notemos el grito tan atrevido que estaba dando Josué, en el cual detendría la naturaleza desde que Dios había creado el sol y la luna en un giro normal; sin embargo, él sabía que Jehová de los ejércitos estaba con él. Dios tiene un grito esta noche de proclama profética en la que detendrá lo que deba detener para que nosotros conquistemos Sus bendiciones en la tierra de Canaán.

Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron: ¡Por la espada de Jehová y de Gedeón! (Jueces 7:20 RV 1960)

De este versículo hablamos en otros estudios respecto al reconocimiento de cobertura que debemos tener y por consiguiente podremos hablar con autoridad delante de nuestros enemigos, de aquellos que nos han impedido que avancemos conquistando.

LA ORDEN DE COMBATE

Moab, una vasija para lavarme, sobre Edón lanzo mi sandalia, sobre Filistea, mi grito de conquista. (Salmos 60:8 BNP)

En base a ese grito que Dios nos ha permitido escuchar, en el año dos mil once alcanzaremos muchas promesas que no habíamos visto efectivas.

POR LO TANTO:

APOSTOLICAMENTE,

PROFETICAMENTE,

EVANGELISTICAMENTE,

PASTORALMENTE Y

MAGISTERIALMENTE...

PROCLAMAMOS Y DECRETAMOS:

EL AÑO DE LA CONQUISTA

El tiempo de entrar a Canaán para conquistar lo que habíamos dejado inconcluso, aquello que nos había detenido para no obtener las bendiciones de Dios, este es el año lo conquistaremos. Esta proclama no es a nivel local, sino a nivel de toda la Iglesia de Cristo alrededor de la tierra, porque el reporte de las estadísticas que poseemos testifican que no somos los únicos en Guatemala los que hemos estado esperando escuchar la voz de Dios con el grito de combate, sino que en todos los continentes del mundo, existen personas que han estado esperando recibir la orden apostólica y profética de Dios para el año dos mil once.

Pero la conquista debe tener el sinergismo que ya mencionamos y para eso es necesario que los ministros de Dios, salgan de Guatemala para conquistar las naciones, pero eso no significa que van por unos días y volverán, sino que, saldrán de Guatemala y se ubicarán en los diferentes países que Dios decrete; pero para eso es necesario que las ovejas ofrenden a su pastor aunque Dios les devuelva su ofrenda como lo hizo con Abraham cuando le ofrendó a Isaac y Dios se lo devolvió. Los ministros que Dios enviará, son hombres que han estado en la aljaba del guerrero de Dios esperando ser enviados cual saeta que cruza los cielos para llegar a sus destino; hombres que han dado fruto agradable al corazón de Dios.

Es interesante que el guerrero de Dios con arco y flechas en su aljaba, debe tener la preparación necesaria de parte de Dios; de igual manera el arco y las flechas tiene que ser preparadas para que alcancen los propósito de Dios; obviamente es un efecto espiritual aunque debemos hacer muchas cosas en lo natural, pero lo interesante es que dentro de las características del guerrero con arco y flechas, es que debe ser fructífero y no estéril, así como las flechas, figura de los ministros de Dios; deben haber sido trabajadas adecuadamente para que sean rectas y no se desvíen al momento en que sean lanzadas. Si enviamos ministros para que conquisten las naciones y no han sido rectos en su caminar delante de Dios; fácilmente se pueden desviar al encontrarse en otro lugar. De tal manera que para poder lanzar las flechas del Señor Jesucristo, es necesario que haya en nuestro corazón un verdadero temor de Dios, temor por todo lo que es de Dios y que no caigamos deliberadamente en las trampas del enemigo.

Que tus agudas flechas atraviesen el corazón de los enemigos del rey, y que caigan las naciones a tus pies. (Salmos 45:5 NVI 1999)

Para que las flechas sean lanzadas para conquistar y puedan derrotar a los enemigos del rey; no deben tener miedo y estar seguro que penetrarán en el corazón de los enemigos. Otra de las características de la flechas es que una vez hayan alcanzado la preparación necesaria, deben estar en la aljaba del guerrero, primeramente para esperar su tiempo en el que serán lanzadas, pero también debemos saber que esas flechas en la aljaba; figura de los ministros de Dios, deben cuidar las espaldas de su cobertura, porque si están en la espalda, no es para acuchillarlo en el momento menos pensado.

Una vez que han estado las flechas en la aljaba por un tiempo y después son puestas en el arco, son lanzadas para cruzar por los aires rompiendo espacios celestiales, esto debe ser complementado con que lleguen al blanco destinado para lo que fueron lanzadas, pero este trabajo debe ser de continuo para no cometer el error de lo que describe la siguiente cita:

Entonces añadió: Toma las flechas; y él las tomó. Y dijo al rey de Israel: Golpea la tierra; y él la golpeó tres veces y se detuvo. Y el hombre de Dios se enojó con él, y dijo: Deberías haber golpeado cinco o seis veces, entonces hubieras herido a Aram hasta exterminarlo. Pero ahora herirás a Aram sólo tres veces. (2 Reyes 13:18-19 LBLA)

No se trata de que hagamos un trabajo y nos sentemos porque creamos que ya terminamos; sino que, debemos seguir avanzando todo el tiempo porque Jehová de los ejércitos va delante de nosotros.

Volviendo al desarrollo del tema central de la proclama veamos lo siguiente:

LA CONQUISTA TIENE CUATRO PARTES:

1.- Exploración

2.- Invasión

3.- Ocupación

4.- Colonización

En muchos lugares del mundo, principalmente en el continente americano, fuimos conquistados por el continente europeo y cuando ellos llegaron, empezaron a multiplicarse, logrando con esto lo que hoy día se conoce como la raza mestiza; pero el punto es que esa raza mestiza, creció con mentalidad de conquistados y no de conquistadores; de tal manera que ahora nosotros debemos pasar de esclavos a libres y de libres a conquistadores. ¿Qué debemos conquistar? Esta respuesta será parte del motivo de nuestras reuniones para buscar el rostro de Dios durante todo el año dos mil once mientras esperamos la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Los Ascensos Del Libertador (III)

Esta semana hemos estado en el último servicio de este año, tanto familiar como devocional y ahora en el servicio de los ministros del Señor Jesucristo; pero mientras tanto, Dios nos ha estado confirmando constantemente acerca de lo que será la proclama profética y apostólica para el año dos mil once, haciéndolo de una forma sobrenatural y abundante como solamente El lo puede hacer.

En estudios anteriores vimos el ejemplo del ascenso de un pastor, porque no podemos quedarnos estáticos, sino que, debemos comprender que sí existen ascensos, pero eso no significa que sea un ascenso y ahora sea nombrado Apóstol, porque todos los ministros debemos tener ascensos sin que haya engaño en ese proceso como ha está sucediendo en algunos lugares del continente americano. El problema que ha surgido es que desde la conquista de América por los españoles, empezaron las herejías más grandes y hoy día lo que ha estado sucediendo es que algunos personajes reconocidos a nivel mundial, han llegado a decir que todas las religiones conducen al mismo Dios, lo cual es una blasfemia y herejía importada de las religiones orientales; no obstante que la Biblia enseña que del norte vendrá el mal y las blasfemias es uno de los males espirituales que vendrán a destruir la fe de muchas personas, también podemos decir que vendrá la destrucción material.

Respecto a las blasfemias estuvimos estudiando hace pocos días donde vimos las diferentes formas de blasfemias que pueden existir, lo cual debe servirnos para no caer en la operación de error del enemigo, siendo una forma de blasfemar el mismo hurto que todos conocemos como tal; por eso decía David a Dios que no le diera mucho para que no se olvidara de El, ni poco para que no llegara a blasfemar. De tal manera que debemos cuidarnos en no caer en las instrucciones del diablo porque como ministros de Dios, el diablo busca que seamos como capataces de las ovejas del Señor Jesucristo para oprimirlas como lo que sucedió con Faraón y los hebreos. Otro de los engaños que se está dando en este momento es que se está predicando doctrinas de demonios. Pero el punto es que Dios desea que Su pueblo suba y nosotros como ministros no podemos impedírselos porque esa invitación es también para nosotros como ministros de Dios.

EL PRIMER ASCENSO

El monte de la intercesión

Esto lo vimos en los estudios anteriores, pero debemos comprender que es de mucha importancia la intercesión que debemos subir ante el trono de Dios; no obstante que la orden de parte de Él es que debemos orar sin cesar, también debemos comprender en algún momento que deberíamos hacerlo internamente; aunque lo que puede suceder es que al hacerlo de esa forma, podría atravesarse algún pensamiento contrario a lo que deberíamos orar; por lo cual debemos cuidar nuestros pensamiento para que no tengamos una anti oración. Uno de los problemas que tuvo Luzbel antes de caer, fue que tuvo malos pensamientos; había sido hecho perfecto pero tuvo malos pensamientos en su corazón lo que hizo que se convirtiera en lo que terminó siendo.

Pero tú dijiste en tu corazón: "Subiré al cielo, por encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono, y me sentaré en el monte de la asamblea, en el extremo norte. "Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré semejante al Altísimo." (Isaías 14:13-14 LBLA)

EL SEGUNDO ASCENSO

Instrucciones verbales del mensaje

Esto lo relacionamos con el rhema de Dios.

EL TERCER ASCENSO

Advertencias de límites y de santidad

Esto no lo describiremos porque lo estudiamos en los estudios anteriores.

EL CUARTO ASCENSO

Acompañado pero con limitaciones

Este ascenso también lo estudiamos en la primero y segunda parte de este estudio.

EL QUINTO ASCENSO

Adoración y delegación

Cuando delegamos verdaderamente, lo que está sucediendo internamente es que estamos avanzando en responsabilidad, porque hemos instruido adecuadamente a nuestras ayudas directas y ellos podrán resolver las situaciones que nosotros les deleguemos. Si no hacemos delegaciones, lo que puede suceder es que en algún momento estaremos llenos de tanta tarea y eso hará que nosotros mismos nos hayamos estorbado el trabajo.

EL SEXTO ASCENSO

Tablas de la ley y de los mandamientos

Esto debemos concatenarlo con lo que dice el libro de Santiago y debemos enseñárselo a las ovejas de tal manera que no los convirtamos en judaizantes pero tampoco que nos volvamos libertinos; y para eso necesitamos subir al monte para obtener la ley y mandamientos para nuestra época.

Y el SEÑOR dijo a Moisés: Sube hasta mí, al monte, y espera allí, y te daré las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que he escrito para instrucción de ellos. (Éxodo 24:12 LBLA)

El hecho de subir, tiene mucha relación con la paciencia porque una vez que Moisés subiera, tenía que esperar. Esa es una enseñanza para nuestra vida ministerial, porque así como lo hace el labrador de la tierra, lanza la semilla y espera a que llueva y todo siga su proceso normal esperando en Dios para que la tierra fructifique; eso lo que significa es que puede ser difícil lo que nos corresponda hacer, aunque a otros les puede corresponder algo que sea fácil; pero lo que sí es seguro es que Dios tendrá la parte más difícil porque si El desea que algo se haga, se hará, sea cual sea la condición en que se encuentre, solamente basta Su palabra para que todo gire de acuerdo a Sus propósitos. Si la congregación en la que Dios nos ha levantado a pastorear, de pronto surgen problemas, seguro que Dios es fiel para encaminarnos nuevamente a lo que debemos hacer porque podría ser que haya problemas para que sea separado el trigo de la cizaña.

Y se levantó Moisés con Josué su ayudante, y subió Moisés al monte de Dios, y dijo a los ancianos: Esperadnos aquí hasta que volvamos a vosotros. Y he aquí, Aarón y Hur están con vosotros; el que tenga algún asunto legal, acuda a ellos. Entonces subió Moisés al monte, y la nube cubrió el monte. Y la gloria del SEÑOR reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día, Dios llamó a Moisés de en medio de la nube. A los ojos de los hijos de Israel la apariencia de la gloria del SEÑOR era como un fuego consumidor sobre la cumbre del monte. Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches. (Éxodo 24:13-18 LBLA)

Es muy interesante lo que describe la cita anterior porque en el versículo dieciocho nuevamente dice que Moisés subió al monte, pero antes de eso no dice que hubiera descendido. La explicación que nos ha sido revelada de parte de Dios es que Moisés fue llevado dimensionalmente el monte de Dios y entonces él ve el modelo del Tabernáculo que debía hacer; pero debemos comprender que no fue en la tierra donde recibió las tablas y vio el Tabernáculo; ese monte solamente fue la puerta dimensional; de otra manera cómo hubiera podido ayudar los días que ayunó.

Y Moisés estuvo allí con el SEÑOR cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan ni bebió agua. Y escribió en las tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos. (Éxodo 34:28 LBLA)

Científicamente está comprobado que lo más que alguien puede permanecer sin tomar agua, son tres días, de lo contrario, empiezan a colapsar los riñones. Es por eso que ese traslado tuvo que ser dimensional, Moisés estuvo en la dimensión que Dios estaba o en la que El deseaba mostrarle las tablas de la ley y el Tabernáculo; lo que nos lleva a pensar que ningún hombre en este tiempo puede hacer lo mismo que hizo Moisés y que cuando él fue llevado dimensionalmente, las leyes que sujetan al cuerpo a que responda de determinada forma, cambiaron mientras él estuvo en la presencia de Dios. Ese es el monte al que Dios nos está invitando a que subamos, donde no habrá ninguna manifestación de lo que hoy somos, donde estaremos con El en un estado de exaltación.

EL SEPTIMO ASCENSO

Orden de avanzar hacia la tierra en abundancia

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Anda, sube de aquí, tú y el pueblo que has sacado de la tierra de Egipto, a la tierra de la cual juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: "A tu descendencia la daré." (Éxodo 33:1 LBLA)

Pasaron cuarenta años hasta que pudieron subir; y en el camino se les diría algunos cambios de fondo. Eso es lo que nos corresponde vivir a los ministros de Dios juntamente con las ovejas en este tiempo y escuchar la voz de Dios: se terminó el tiempo en el desierto y es el tiempo de subir... Dios juró por El mismo, que nos daría la tierra de la promesa; este juramento es tanto en lo material como en lo espiritual; no obstante que habrá problemas previos a que nos tengamos que enfrentar a los gigantes, y es por eso que estamos en el Año de la Preparación para que estemos a cuentas de lo que debamos ajustar; no obstante que a Canaán entraremos como misión cristiana, aunque antes de nosotros hayan entrado algunos. Uno de los problemas es la circuncisión para los que aun tengan mucha carne en su corazón como sucedió con algunas tribus de Israel, no pudieron entrar a causa de tener mucho ganado.

OCTAVO ASCENSO

Reposición de las tablas de piedra

Dios nos ha estado demandando muchas cosas y en el Año de la Preparación; ha estado afinando los últimos detalles para que seamos lanzados a las naciones a cumplir una tarea apostólica en el nombre de Jesús y guiados por el Espíritu Santo, para rescatar lo que aun es salvable de las tinieblas.

Prepárate, pues, para la mañana, y sube temprano al monte Sinaí, y allí preséntate a mí en la cumbre del monte. Y que no suba nadie contigo, ni se vea a nadie en todo el monte; ni siquiera ovejas ni bueyes pasten delante de ese monte. Moisés, pues, labró dos tablas de piedra como las anteriores, se levantó muy de mañana y subió al monte Sinaí, como el SEÑOR le había mandado, llevando en su mano las dos tablas de piedra. (Éxodo 34:2-4 LBLA)

NOVENO ASCENSO

Cambio del sacerdocio

No se puede invadir la tierra prometida con un sacerdocio que no haya rendido cuentas. Aarón había cometido serios errores, había hecho un culto de idolatría al becerro de oro, después murmuró contra Moisés. Entonces es necesaria la sustitución de los sacerdotes que tienen cuentas pendientes delante de la majestad de Dios.

Moisés hizo tal como el SEÑOR le ordenó, y subieron al monte Hor ante los ojos de toda la congregación. Y después que Moisés le quitó a Aarón sus vestidos y se los puso a su hijo Eleazar, Aarón murió allí sobre la cumbre del monte, y Moisés y Eleazar descendieron del monte. Cuando toda la congregación vio que Aarón había muerto, toda la casa de Israel lloró a Aarón por treinta días. (Números 20:27-29 LBLA)

Debemos clamarle misericordia a nuestro buen Dios para que nos tenga por dignos de seguirle sirviendo con todo nuestro corazón porque en el año donde Dios nos está enviando a invadir, habrá muchas sustituciones difíciles, pero todas podremos derrumbar si le somos fieles a El.

DECIMO ASCENSO

Último ascenso para dar cuentas

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Sube a este monte Abarim, y mira la tierra que yo he dado a los hijos de Israel. (Números 27:12 LBLA)

Y subió Moisés desde la llanura de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está frente a Jericó, y el SEÑOR le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan... (Deuteronomio 34:1 LBLA)

Entonces le dijo el SEÑOR: Esta es la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: "Yo la daré a tu descendencia". Te he permitido verla con tus ojos, pero no pasarás a ella. Y allí murió Moisés, siervo del SEÑOR, en la tierra de Moab, conforme a la palabra del SEÑOR. (Deuteronomio 34:4-5 LBLA)

Y Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le escucharon e hicieron tal como el SEÑOR había mandado a Moisés. Desde entonces no ha vuelto a surgir en Israel un profeta como Moisés, a quien el SEÑOR conocía cara a cara, nadie como él por todas las señales y prodigios que el SEÑOR le mandó hacer en la tierra de Egipto, contra Faraón, contra todos sus siervos y contra toda su tierra, y por la mano poderosa y por todos los hechos grandiosos y terribles que Moisés realizó ante los ojos de todo Israel. (Deuteronomio 34:9-12 LBLA)

Moisés no subiría, sino, Josué; de tal manera que muchos que han sido preparados adecuadamente durante mucho tiempo, aquellos que han sido fieles a Dios y tienen celo por todo lo que es de Dios, son buenos prospectos o candidatos para que sean tomados de Su aljaba y puestos en Su arco para que sean lanzados en el nombre de Jesús y que continuemos la obra a la cual hemos sido llamados, pero en el orden de Dios.

El enemigo estará batallando en contra nuestra pero con una sutileza tal, que la única forma de hacer la obra de Dios, será con temor de Jehová; y sin importar cuál sea la proclama parar el año dos mil once, debemos llevar el temor de Jehová en nuestro corazón para que no seamos desviados de la calzada de la santidad.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

El Galardón Completo

En todas las proclamas que Dios nos ha permitido vivir; El nos ha confirmado de una forma maravillosa lo que tiene preparado para Su pueblo, sin embargo en esta oportunidad, nos ha confirmado de una forma sobrenatural y sobreabundante por medio de muchos de Sus ministros que ellos quizá nunca imaginaron que estarían confirmando tácitamente lo que Dios anunciará en la proclama profética y apostólica para el año dos mil once. No obstante es necesario aclarar que la proclama profética y apostólica, no es un eslogan publicitario, sino que, es una orden divina de parte de Dios porque ordena lo que vendrá el próximo año, y el cristiano que tanga la fe necesaria, obtendrá las bendiciones que Dios ha destinado para nuestra vida; aunque para el mundo habrá un caos como parte de la plataforma que necesita el anticristo; para nosotros habrá bendiciones que nunca antes pudimos experimentar.

Pero para eso es necesario que haya un derramamiento de gracia para que las áreas que no han sido derrotadas en nuestra vida, finalmente lo sean, todo aquello que nos ha asediado por muchos años con motivo de tropiezo, Dios permitirá que sea anulado de nuestra vida para que se cumpla lo que dice la Biblia:

Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. Hermanos, orad por nosotros. Saludad a todos los hermanos con beso santo. Os encargo solemnemente por el Señor que se lea esta carta a todos los hermanos. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. (1 Tesalonicenses 5:23-28 LBLA)

El extracto de la cita anterior es lo subrayado, no obstante que todo es una bendición; pero el punto es que incluso aquellas enfermedades que nunca nos pudieron dejar en paz, esa paz que tanto hemos anhelado; esas enfermedades serán eliminadas y nuestro cuerpo quedará libre de toda dolencia porque conforma la exaltación que hará Dios con nosotros. Pero hoy como parte de nuestro último culto devocional en el Año de la Preparación, debemos poner nuestros sentidos espirituales como lo hicimos durante todo el año: prestos a escuchar la instrucción de Dios para terminar este ciclo como Dios nos lo está demandando: buscando la paz con todos y la santidad.

En estudios anteriores, estuvimos estudiando acerca de las sombras que nos deja ver la Biblia en el antiguo testamento para que podamos hacer una correcta aplicación en el nuevo testamento y que podamos comprender que es complemento del nuevo testamento, por ejemplo: las tareas de un pastor, se pueden ver desde una mejor perspectiva en el antiguo testamento, de una forma más definida, que en el nuevo testamento; es como un matrimonio que se juntan, se casan y forman una gran bendición. De tal manera que en esta oportunidad veremos lo que representa en nuestra vida el galardón completo de parte de Dios:

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. (2 Juan 1:8 RV 1960)

En el verso anterior podemos ver varios puntos y el primero es que debemos ocuparnos de nosotros mismos antes de ocuparnos de los demás porque lo que sucede frecuentemente es que los que están ocupándose de los demás no pueden notar que podrían no estar a cuentas con Dios como deberían. Lo lamentable es que a veces nos puede suceder incluso a los predicadores y en algún momento eso daría lugar a que nos alejemos avergonzados; no obstante la Biblia dice claramente que no debemos alejarnos avergonzados porque en tal caso estaríamos arriesgando nuestra salida de la tierra, aunque el hecho de no alejarnos avergonzados no significa que nunca hayamos fallado; sino que cuando se falló, la gracia de Dios cayó sobre nuestra vida, y entonces, tanto pastores como ovejas; podamos buscar la liberación del pecado y que podamos ser restaurados.

Que el SEÑOR recompense tu obra y que tu remuneración sea completa de parte del SEÑOR, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte. (Rut 2:12 LBLA)

Dios lo que desea es que tengamos nuestra remuneración completa, que ese galardón sea completo para nuestra vida; pero notemos que el galardón completo está bajo las alas de nuestro Señor Jesucristo, o sea, bajo Su cobertura, refiriéndonos con esto a la cobertura ministerial.

Y los querubines estarán con las alas extendidas hacia arriba, haciendo sombra con sus alas al Propiciatorio, y vueltas sus caras la una a la otra: hacia el Propiciatorio estarán mirando las caras de los querubines. (Éxodo 25:20 VM)

Notemos que la mujer a la que se refiere la cita de Ruth, su remuneración es ponerse bajo cobertura de Dios y en la cita del libro de Éxodo, está refiriéndose a la sobra de las alas y con lo que nos encontraremos es con el propiciatorio, lo cual es un galardón al que podemos optar si nuestra condición de corazón es verdaderamente humilde.

Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. (Lucas 18:13 RV 1960)

El publicano que se habla en la cita anterior, está reconociéndose como un pecador y pedía misericordia a su estado pecaminoso. Esto lo podemos ejemplificar, cuando alguien es sorprendido en algún acto que le puede traer vergüenza y reconoce que ha fallado; pero eso solamente puede ser en la vida de aquellos que verdaderamente se reconocen como personas necesitadas de Dios para que El restaure sus vidas. En cambio, cuando alguien está sumido en una religiosidad, lo único que busca es justificarse de cualquier situación por la que esté atravesando en su vida y que es merecedor de cualquier cosa y más que cualquier persona. Pero cuando estamos bajo sus alas, tenemos la opción de alcanzar el galardón de estar en el propiciatorio de Dios, aunque seamos pecadores, pero por Su gracia podemos tener ese acceso; aun no siendo merecedores, pero el amor de Dios por nosotros es infinito y en ese momento es precisamente cuando estamos obteniendo el galardón; pero uno de los actos que debemos tener presente, es la sujeción ante las autoridades que son delegadas por Dios, lo cual es parte de la humillación de corazón que debemos manifestar.

Una de las cosas debemos comprender es que no existe ni un solo pecado que sea considerado como una enfermedad terminal, ante los ojos de Dios; porque en El encontraremos una nueva oportunidad si nos arrepentimos de corazón, porque tampoco se trata de estar jugando con el pecado y que otro día lleguemos delante de Dios con un supuesto arrepentimiento; porque lo que Dios ve es la intensión del corazón y a El nadie lo puede engañar. Por eso vemos que incluso Jezabel tuvo tiempo para arrepentirse de sus actos, pero no quiso; la misericordia de Dios es tan grande que incluso ella tuvo oportunidad.

Guárdame como a la niña de tus ojos; escóndeme a la sombra de tus alas de los impíos que me despojan, de mis enemigos mortales que me rodean. (Salmos 17:8-9 LBLA)

Esto significa que cuando nos refugiamos bajo una cobertura genuina de Dios, encontramos galardones como el que menciona la cita anterior: un escondedero, para que podamos escondernos cuando el enemigo nos esté persiguiendo, que tengamos la opción de escondernos bajo la sombra de Sus alas. Cuando estemos al frente de una situación muy peligrosa, deberíamos mencionar como lo dijeron aquellos hombres de Gedeón que dijeron: ¡por la espada de Jehová y la espada de Gedeón!; porque esos hombres reconocían la cobertura a la que se habían sometido; de tal manera que nosotros podemos decir a nuestros enemigos que somos hombres bajo autoridad y que como tales, tenemos autoridad; para que no estemos peleando por nuestras propias fuerzas, sino, en el nombre de Jesús. Así como reconocieron David era reconocido desde su cobertura hasta llegar a ser lo que sobresalió de él:

Estas son las palabras postreras de David. Dijo David hijo de Isaí, dijo aquel varón que fue levantado en alto, el ungido del Dios de Jacob, el dulce cantor de Israel: El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, y su palabra ha estado en mi lengua. (2 Samuel 23:1-2 RV 1960)

No se exaltó por tener la gracia de Dios sobre él, sino que reconoció la cobertura de su padre primeramente; lo mismo debemos hacer nosotros, reconocer nuestra cobertura y si hemos alcanzado algo bueno, es por el favor de Dios sobre nuestra vida.

Tú eres mi escondedero; de la angustia me preservarás; con cánticos de liberación me rodearás. (Selah) (Salmos 32:7 LBLA)

Nosotros necesitamos escondedero cuando llega tiempo de angustia y en ese escondedero encontraremos cánticos de liberación. Eso nos deja ver que en la alabanza podemos ser liberados para que se cumpla lo dicho por el profeta:

El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros; para proclamar el año favorable del SEÑOR, y el día de venganza de nuestro Dios; para consolar a todos los que lloran, para conceder que a los que lloran en Sion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido; para que sean llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para que El sea glorificado. (Isaías 61:1-3 LBLA)

Dios nos ha dado espíritu de alabanza y al final alcanzaremos a ser robles de justicia y plantíos de Jehová glorificando Su nombre. Es por eso que cuando estamos en medio de la alabanza de nuestro Señor Jesucristo, debemos buscar que podamos participar de esa alabanza y que no seamos espectadores de los que están alabando y danzando porque entonces estaremos perdiendo la oportunidad de bendición que Dios permite por medio de cánticos de liberación.

¡Cuán preciosa es oh Dios tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres ponen su confianza a la sombra de tus alas. (KJV Salmo 36:7)

No podemos poner nuestra confianza en un arma de fuego que podamos tener en nuestro poder; lo mejor que podemos hacer es escondernos bajo la sombra de las alas de nuestro Dios. El Apóstol Pedro aun después de haber andado con nuestro Señor Jesucristo por tres años aproximadamente, siempre anduvo armado con su espada y cuando tuvo la oportunidad usarla en medio de sus amigos, lo hizo para cortarle la oreja a uno de los que habían llegado a apresar a Jesús la noche en que fue entregado. Nosotros no podemos andar como el Apóstol Pedro lo hizo hasta ese entonces; nosotros hemos nacido de nuevo y debemos poner nuestra confianza en Dios.

Para el director del coro; según tonada de No destruyas. Mictam de David, en la cueva, cuando huía de Saúl. Ten piedad de mí, oh Dios, ten piedad de mí, porque en ti se refugia mi alma; en la sombra de tus alas me ampararé hasta que la destrucción pase. (Salmos 57:1 LBLA)

En el inicio de este año, Dios nos habló que debía hacerse rhema en nuestra vida el hecho de que aunque cayeran muchos a nuestros lados, la muerte no llegaría a nosotros; aunque la reacción del hombre sea el pensamiento, que el próximo podría ser uno de nosotros; debemos comprender que nos hemos refugiado en la sombra de las alas de nuestro Dios; pero si sucediera algo en contra nuestra; no será a espaldas de Dios, sino que, El tiene propósitos definidos para cada uno de nosotros y aunque nosotros seamos sorprendidos, a Dios nadie lo sorprenderá jamás.

Para el mundo vienen muchas tragedias y en cualquier momento podría surgir la tercera guerra mundial por tanto problema político y étnico que en este momento se está dando lugar en muchas partes del mundo con los países que son potencias mundiales bélicas; pero antes de eso, nosotros podemos ser arrebatados porque dice la Biblia:

Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. (Malaquías 4:1-2 RV 1960)

Es por eso que no debemos participar de pláticas infructuosas, porque nosotros estamos en las manos del Todopoderoso y si somos hijos de Dios, El no permitirá que suceda nada malo en contra de nosotros, nuestro Señor Jesucristo viene por nosotros muy pronto y esa es la esperanza que debemos llevar siempre en nuestro corazón.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

La Casa Vacía

La Biblia dice en el Salmo 127, que si El Señor no edifica la casa, en vano es que haya edificadores, luego dice que si El Señor no cuida la ciudad, en vano es que haya guardas; esto significa que primero tenemos que edificar para después cuidar. Si nosotros edificáramos nuestra casa, tendríamos menos necesidad de poner guardas de seguridad, pero la sociedad entera necesita este entendimiento, y que nosotros les traslademos la visión sobre la importancia que la casa esté previamente edificada en El Señor, para que Él sea quien la cuide.

Es necesario que estemos dispuestos a exponernos ante La Palabra con los temas familiares, porque de esto depende que la Iglesia y el Cuerpo de Cristo camine según los propósitos del Señor, evitando de esta manera la proliferación de divorcios y problemas que dividen los hogares.

Si bien es cierto, la casa vacía es necesaria; pero solamente por un corto momento, porque cuando se prolonga esta vacuidad, viene a ser un castigo o una maldición. La Biblia nos deja ver el vacio y las casas vacías, así como las causas y las consecuencias que resultan al quedar vacía.

Ahora tu casa quedará completamente vacía. (Mateo 23:38 PDT)

Cuando analizamos el contexto del versículo anterior, vemos que El Señor le está hablando a Israel diciéndole que su casa quedará vacía hasta que diga: "bendito el que viene en Nombre del Señor"; en otras palabras, significa que cuando una persona no recibe en su casa al Señor Jesucristo, ésta quedará completamente vacía. Si recibimos al Señor en lo personal, seremos salvos individuamente, sin embargo, necesitamos hacerlo en nuestra casa, sin importar las consecuencias que puedan darse, por lo que no debemos conformarnos con ser salvos nosotros mismos, sino trascender hacia los nuestros.

Existen hogares mixtos en los que sólo uno de los cónyuges tuvo la bienaventuranza de conocer al Señor Jesucristo; ante esto, debemos estar alertas para no permitir que nos arrastre la incredulidad del resto de la familia, sino perseverar para que ellos se conviertan al Señor como nosotros; para ello, es necesario abrirle las puertas de nuestra casa a Jesús, diciéndole: "Señor Jesús, entra, ésta es tú casa y éste es tú lugar, por lo que no te negaré"; no lo tengamos fuera como dice La palabra en el Libro de Cantar de los Cantares, cuando expresa: "...he aquí estoy a la puerta y llamo...", a las llamadas del Señor debemos reaccionar inmediatamente porque cada momento es una oportunidad valiosa que Él nos presenta. En nuestra casa debemos invitar a Jesús, o bien, aceptar la invitación que Él nos hace, como le dijo a Zaqueo: "...es necesario que hoy me quede en tu casa..."; si no invitamos al Señor Jesús a nuestra casa, ésta seguirá siendo de nosotros bajo nuestro gobierno y no del gobierno de Jesús.

Para las mujeres cristianas que su esposo es inconverso, el Libro de Corintios, revela que ésta condición las convierte en cobertura de su casa, hasta que su esposo llegue a los pies del Señor. Si decide permanecer con su marido, él no la contaminará sino que se santificará por la cobertura que ella ejerce mediante el poder del Espíritu Santo; por ello, debemos entregarle nuestra casa al Señor.

Pero a los demás digo yo, no el Señor, que si un hermano tiene una mujer que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y la mujer cuyo marido no es creyente, y él consiente en vivir con ella, no abandone a su marido. Porque el marido que no es creyente es santificado por medio de su mujer; y la mujer que no es creyente es santificada por medio de su marido creyente; de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mas ahora son santos. (1 Corintios 7:12-14 LBLA)

El testimonio de un Pastor dice que en cierta ocasión, tuvo que salir de viaje en el cual debía hacerse acompañar de su esposa, dejando solos a sus hijos, quienes aún eran adolescentes. Al dejarlos solos, entraron a unos amigos a su casa, y cuando llegaron los invitados, los dos perros guardianes que se encontraban en la terraza de la casa, empezaron a ladrar, evitando que los jóvenes se concentraran en su conversación; la situación se complicó cuando los perros se lanzaron desde la terraza tratando de protegerla de los desconocidos; de alguna manera, lograron atar a los perros permitiendo que las visitas se retiraran. Al regresar el Pastor de su viaje, los muchachos que llegaron de visita le confesaron que durante su ausencia quisieron contaminar a sus hijos con malas ministraciones, sin embargo entendieron que Dios utilizó a los perros para alejarlos de la casa. Cuando le entregamos nuestra casa al Señor, Él usa lo inimaginable para protegernos, porque la casa ya no está vacía sino llena de Su Santa presencia.

Ahora tiene que suceder lo que dice el libro de los Salmos: "que su casa se quede vacía; que nadie viva en ella...Que otro haga su trabajo". (Hechos 1:20 BLS)

La casa de los traidores queda vacía. Son muchas las casas que se quedan vacías a consecuencia de la traición de cualquiera de las partes. En el Estado de Arizona, Estados Unidos de América; existen estadísticas que indican que 8 de cada 10 matrimonios han caído en adulterio; si vemos, es un dato alarmante que sus orígenes vienen de una sociedad en la que se tenía la creencia que un hombre podía tener dos mujeres o más, y que los hombres se ufanaban que podían dejar hijos dispersos por la tierra sin ningún problema; en otras palabras, podían ser un judas para su casa. En los Estados Unidos de América, la mayoría de adulterios son provocados por la mujer, tirando por la borda a la familia a cambio de un momento de placer, sin embargo, si alguno ha pecado, abogado tenemos, por lo tanto, si confiesa su pecado y se aparta de él alcanzará misericordia, si no, su casa quedará vacía. Dice el versículo anterior, que "...tiene que suceder que su casa quede vacía..."; existen personas que llegan a ser ancianos y se encuentran solos y enfermos por haber traicionado la confianza de los hijos y de la esposa. Hay otro tipo de traición como el incesto, donde los padres violan la confianza de sus propias hijas, provocando que su casa quede vacía; incluso la traición puede venir de las propias madres quienes conocen de estos hechos y no hacen nada al respecto, sabiendo que la violación está teniendo lugar en su propia casa, cuando el papel de las madres es cuidar a sus hijos principalmente en la casa. La única esperanza de los traidores es que se conviertan al Señor Jesucristo, porque no queremos casas vacías, sino, llenas del poder del Espíritu Santo.

Entonces se dice: Me volveré a mi casa, de donde salí. Y va y la encuentra vacía, barrida y compuesta. Entonces va, toma consigo otros siete espíritus peores que él y, entrando, habitan allí, viniendo a ser las postrimerías de aquel hombre peores que sus principios. Así será de esta generación mala. (Mateo 12:44-45 N-C)

Cuando recibimos una bendición o un don de Dios, debemos ponerlo inmediatamente a Sus pies, porque en el momento que pretendamos que es nuestro y que nosotros somos soberanos de aquel don que El Señor nos dio, el diablo puede tomar el derecho de decir que no es nuestro, sino de él, porque, debemos comprender que lo que tenemos es de Dios o es del diablo, pero nunca será nuestro, es decir, o estamos bajo la sombra de la cobertura de la casa de Abraham, o estamos fuera de ella.

Dice La Palabra en el Libro de Génesis, que la tierra estaba desordenada y vacía, esto significa que primero se encontraba desordenada, lo cual la condujo al vacío, y el vacio a las tinieblas, es decir, una casa desordenada terminara vacía. Aplicado a nuestra casa, el desorden refiere a lo que está fuera del hogar; relacionado con la autoridad; un desorden es un matriarcado que está antecediendo a la casa vacía y posteriormente a las tinieblas. También se considera un desorden el hecho que los hijos lleven la autoridad en el hogar; en otro orden. Puede existir el desorden económico que se refleja en la falta de planificación de los gastos que se generan en la casa, donde desde luego no existe la priorización de las necesidades del hogar. En la medida que pagamos cualquier deuda que hemos adquirido, nos deshacemos de la esclavitud que representan las cuentas por pagar que hayamos adquirido. Sin embargo existen personas que tiene desorden porque no quieren vivir de acuerdo a su capacidad financiera, prefiriendo vestir bien y poseer bienes materiales a cambio de pasar hambre; y la invitación en esta oportunidad es que vivamos nuestra realidad económica y darle gracias a Dios por lo que El nos permite tener estando en paz.

No sigan a dioses falsos, que no pueden ayudar ni salvar porque son falsos. (1 Samuel 12:21 DHH)

El anterior versículo nos indica que la idolatría es vacuidad, porque cuando en la casa del Señor hay idolatría, aunque haya mucha gente se encontrará vacía. La idolatría en la casa puede manifestarse de muchas formas, y se trata de todo aquello que toma el lugar de Dios, pudiendo ser el edificio que alberga nuestro hogar, nuestros hijos, nuestro cónyuge, nuestros padres, etc., es por eso que debemos cuidarnos de no cederle el lugar que solamente le corresponde a Dios, a nadie más porque no sabemos el momento en que estaremos delante de nuestro Señor Jesucristo, cuando El venga por nosotros y si nuestra casa no está en el orden de Dios, podríamos ser candidatos para ser participes de la gran tribulación juntamente con toda nuestra familia. El año de la preparación como tal, está llegando a su final, pero nuestra preparación debe seguir adelante buscando el rostro de nuestro Dios, caminando por la calzada de la santidad y consagrando nuestra vida por amor a El, porque sin lugar a dudas, siempre encontraremos algo más que debemos aprender y con lo que debemos prepararnos para el encuentro con nuestro Señor Jesucristo.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Blasfemias

Como parte de las señales del final de los tiempos, tenemos el cambio climático el cual en algunos lugares del mundo ha sido en una forma radical causando estragos en muchos países, teniendo efectos naturales y espirituales porque precisamente el estudio de esta oportunidad, se relaciona con la reacción de la gente del mundo ante las situaciones que puedan estar viviendo.

Debemos saber que la apostasía viene del norte, aunque no estamos señalando a ningún país específico, sino que, cuando vemos la línea divisoria del globo terráqueo, a la cual llamamos: ecuador, podemos notar que el 80% de la población del mundo, está en el área norte del ecuador; de ahí que la mayor apostasía viene del norte.

He aquí que voz de rumor viene, y alboroto grande de la tierra del norte, para convertir en soledad todas las ciudades de Judá, en morada de chacales. (Jeremías 10:22 RV 1960)

Para ver algunos ejemplos tenemos la India, donde tiene muchos dioses; a todos los que les presentan lo aceptan para no ofender a ninguno, según ellos; pero también vemos que en el norte del ecuador está la sede de la religión oficial del mundo y otras más; y de esa manera se podrían mencionar muchas características de lo que se puede ver que se encuentra en el norte del ecuador de la tierra y que en algún momento puede servir como base para el levantamiento para el anticristo y que muchos lo sigan con sus blasfemias.

Lo lamentable es que muchos cristianos que en algún momento, sus vidas fueron como lámpara para el mundo, empezaron a apostatar a tal grado que han llegado a decir que todas las religiones forman parte del cuerpo de Cristo, lo cual no es cierto, sino que, eso es parte de la gran apostasía mientras que para nosotros el tiempo que estamos viviendo es lo que llamaríamos el final de la apostasía y en los albores de la tribulación, o sea, un traslape de ambos tiempos juntamente con el dragón que menciona la Biblia, lanzando un río de doctrinas distractoras con el propósito de envolver al pueblo de Dios en la gran apostasía que señala el Apóstol Pablo.

Es interesante que para llagar a la apostasía, tiene que haber primeramente una herejía lo cual es motivado por la carnalidad que pueda haber en la vida de alguna persona. El segundo paso que vemos es la blasfemia, en diferentes facetas o niveles y termina con una blasfemia que culmina con el mundo espiritual en contra del Espíritu Santo, la cual no será perdonada, pero al mismo tiempo esa blasfemia el diablo utiliza para engañar a los cristianos para que lleguen a pensar que ya han apostatado en contra del Espíritu Santo y que no tienen perdón de Dios.

Después de la herejía y la blasfemia, viene la apostasía la cual está íntimamente ligada con la palabra divorcio, pero para que tenga efecto, debe ser sobre alguien que está casado; eso significa que alguien que tenga fe, la devolverá y en ese momento es cuando se convierte en apostasía. Esta apostasía se divide en 2, la reversible y la irreversible. La reversible la podemos con lo que le sucedió al Apóstol Pedro:

Y un poco después se acercaron los que estaban allí y dijeron a Pedro: Seguro que tú también eres uno de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. Entonces él comenzó a maldecir y a jurar: ¡Yo no conozco a ese hombre! Y al instante un gallo cantó. Y Pedro se acordó de lo que Jesús había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente. (Mateo 26:73-75 LBLA)

La apostasía irreversible es con el acto que cometió Judas.

Pero es necesario que conozcamos un poco más de blasfemia y para veremos algunos conceptos de lo que es rhema en el lado de la luz:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Romanos 10:17 RV 1960)

Debemos saber que para decir: palabra, se puede decir primeramente: logos la cual se puede transformar en rhema por medio de la fe y el crecimiento que Dios nos vaya permitiendo y que nosotros permitamos.

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. (Mateo 12:36 RV 1960)

¿Mas quieres saber, oh hombre vano, que la fe sin obras es ociosa? (Santiago 2:20 VM)

Debemos tener cuidado respecto a lo que hablamos porque podemos hablar y crear una fe ociosa; no obstante que la fe debe tener obras para que no sea una fe muerta; pero tampoco es por las obras de le ley que seremos salvos, las cuales son diferentes a las obras de la fe que nos habla el libro de Santiago, porque la fe es tan importante que podemos ver a los héroes de la fe que hicieron cosas precisamente por la fe, según lo describe la Biblia, de otra manera será una fe ociosa; no podemos decir que tenemos fe, si no actuamos.

Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. (Mateo 5:11 LBLA)

Esta es otra clase del término palabra; la cual es ejemplificada para aquellos que se levanten para asegurar falsamente en contra nuestra.

Entonces, en secreto persuadieron a algunos hombres para que dijeran: Le hemos oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios. (Hechos 6:11 LBLA)

Este es otra clase de rhema; lo que nosotros conocemos como una calumnia para atribuir un mal trato.

Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado; ¿puede un demonio abrir los ojos de los ciegos? (Juan 10:21 SSE)

Cualquier blasfemia contra el Padre y el Hijo será perdonada; pero contra el Espíritu Santo no será perdonada; de tal manera que si nosotros nunca hemos dicho que Jesús era un endemoniado, no podemos llegar a la blasfemia contra el Espíritu Santo. Una de las alertas a las cuales debemos poner mucha atención es en los judaizantes porque ellos no aceptan que Jesús sea Dios.

Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. (Apocalipsis 17:3 SRV)

Uno de los motores de las blasfemias es la mujer que habla la cita anterior.

Y enormes granizos, como de un talento cada uno, cayeron sobre los hombres; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo, porque su plaga fue sumamente grande. (Apocalipsis 16:21 LBLA)

Este tipo de blasfemia es la que puede venir cuando existe una catástrofe natural o de violencia, porque lo primero que muchos dicen es: si Dios existe por qué permite las cosas que han llegado... porque le acreditan a Dios, los males que les suceden; sin embargo se olvidan que no llegará castigo, sin infracción de la ley. Algunos blasfeman cuando un niño nace deforme sin embargo se olvidan que la madre de ese niño se drogaba en el tiempo su embarazo; otro asunto que se ha hecho muy famoso es el por qué de los atentados en Estados Unidos de América el once de septiembre del año dos mil uno, cuando derrumbaron las torres gemelas en Nueva York; pero alguien se levantó a responder el por qué, y entre las cosas que dijo, sintetizándolo fue que le habían dado la espalda a Dios.

De algo debemos estar seguros, sin importar lo que suceda, Dios es justo, es bueno aunque no comprendamos lo que suceda, El seguirá siendo un Dios bueno, de tal manera que cuando alguien lance un dardo venenoso, debemos recordar que Dios es bueno y en el cielo no hay descontrol de nada. Otro punto es que Dios no hizo a Satanás, sino que, él se hizo a sí mismo, porque lo que Dios hizo fue un ser llamado Luzbel y él se dejó corromper.

Y los hombres fueron quemados con el intenso calor; y blasfemaron el nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. (Apocalipsis 16:9 LBLA)

Notemos que aquí ya no es una blasfemia en contra de Dios, sino en contra de Su nombre, sin embargo no se arrepintieron. Es como lo que sucede en la actualidad con el léxico de algunas poblaciones, lamentablemente es algo que se ve de lo más normal entre ellos; lo peor de todo es que existen etnias que son más blasfemos que otros, uno de ellos son las personas de origen estadounidense y otros los de origen español, que sin importarles lo que estén viviendo no dejan de blasfemar el nombre de Dios.

Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre y su tabernáculo, es decir, contra los que moran en el cielo. (Apocalipsis 13:6 LBLA)

Debemos tener cuidado de no hablar mal de todas las creaciones de Dios que habitan bajo Su sombra aun de aquellos que nos han antecedido y ahora moran con Dios.

'Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9 LBLA)

Quitarle la divinidad a nuestro Señor Jesucristo, es una blasfemia, lo cual lo hacen los judaizantes y algunas otras sectas o religiones; pero para nosotros Jesús es Dios.

No obstante, de la misma manera también estos hombres, soñando, mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las majestades angélicas. (Judas 1:8 LBLA)

Cuando alguien rechaza una autoridad delegada por Dios, está rechazando una potestad angélica delegada por Dios; de tal manera que puede haber una blasfemia por algo que se hace y no solamente por lo que se dice.

Mas éstos blasfeman las cosas que no entienden, y las cosas que como animales irracionales conocen por instinto, por estas cosas son ellos destruidos. (Judas 1:10 LBLA)

He aquí la importancia de la enseñanza, es cierto que necesitamos la palabra predicada, profética; pero una de las funciones de la enseñanza es para que el pueblo deje de blasfemar no solamente de palabra, sino de pensamiento.

Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado... (2 Pedro 2:2 LBLA)

Nosotros no somos guiados por sentimientos, sino por el Espíritu Santo, lo cual nos identificará como hijos maduros de Dios. Jonathan siguió a su padre Saúl y aunque sabía que David era el rey que estaría en lugar de Saúl; prefirió morir por el sentimiento de un hombre aunque al final se había vuelvo loco; pudo más su alma que su espíritu.

Si sois vituperados por el nombre de Cristo, dichosos sois, pues el Espíritu de gloria y de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por ellos El es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. (1 Pedro 4:14 LBLA)

¿Cómo hicieron ellos para blasfemar el nombre de Dios? Cuando nos vituperan, blasfeman el nombre de Jesús y en ese momento se están poniendo frente a Dios; lamentablemente muchos cristianos se levantan a vituperar en contra de un inocente y eso los hace blasfemar en contra de nuestro Señor Jesucristo; no les importa nada con tal de alcanzar destruir a otro cristiano.

¿No blasfeman ellos el buen nombre por el cual habéis sido llamados? (Santiago 2:7 LBLA)

...a ser prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. (Tito 2:5 LBLA)

Cuando surge una mujer insujeta, se blasfema contra el Señor Jesucristo.

Todos los que están bajo yugo como esclavos, consideren a sus propios amos como dignos de todo honor, para que el nombre de Dios y nuestra doctrina no sean blasfemados. (1 Timoteo 6:1 LBLA)

Muchos cristianos no cumplen con el trabajo secular al que los contrataron y el nombre del Señor Jesucristo es blasfemado y también nuestra doctrina o forma de vida porque lo primero que piensan los empresarios o jefes nuestros es que nos en la Iglesia nos están conduciendo incorrectamente, nos están llevando por un camino equívoco.

Es necesario que tengamos el conocimiento por medio de la guianza del Espíritu Santo y que no seamos engañados por el enemigo porque al final lo que el enemigo busca es esclavizar al pueblo de Dios por falta de conocimiento; he ahí la importancia que nuestra vida sea una constante búsqueda de nuestro Señor Jesucristo y que por Su gracia y misericordia alcancemos sabiduría.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

La Parábola De Dios

Nuestro Señor Jesucristo dijo que El es el camino, una vez que abordamos ese camino, El nos deja ver que existen caminos que conforman el camino; pero para comprender ese misterio, debemos ser llenos del Espíritu Santo y que no caigamos en la apostasía generalizada, la cual aunque es una señal del final de los últimos tiempos, no es para que nosotros participemos; porque ciertamente el anticristo está por aparecer, pero para eso es necesario que se cumpla lo escrito en la Biblia y juntamente con eso, están surgiendo evangelios que se acomodan a las personas como lo quieran, incluso la pluma del escriba se ha vendido a tal grado que existen versiones de la Biblia en las cuales la oración del Padre nuestro lo han generalizado como Padre/Madre nuestro que estás en los cielos... No obstante la Biblia sigue siendo el libro más vendido y casi todo el mundo tiene una Biblia, incluso el diablo tiene conocimiento de la Biblia como lo podemos ver cuando Jesús fue al desierto y fue tentado por el diablo, se atrevió a decirle: escrito está... pero no se imaginó que Jesús le respondería con Biblia también.


Pero el punto es que debemos leer la Biblia bajo la enseñanza del Espíritu Santo porque no se trata solamente de leerla sin que tengamos el beneficio espiritual, sino que la podamos comprender como una parábola tal cual es, porque así lo dijo nuestro Señor Jesucristo diciéndole al Padre que le daba gracias porque había escondido estas maravillas de los sabios y entendidos de este siglo y se las había revelado a los pequeñitos los cuales somos nosotros. De tal manera que en cierta oportunidad les hablaba la parábola del sembrador que salió a sembrar y describe la parábola como la conocemos y después Sus discípulos le preguntan el por qué de hablar en parábolas, y Jesús les responde que si no les habla por parábolas, los fariseos podrían comprender el mensaje y al comprender el mensaje se salvarían, lo cual viene a ser otra parábola porque El dijo que no era Su deseo que nadie se perdiera, sino que todo volvieran al arrepentimiento.

Pero entonces para introducirnos en el estudio de esta oportunidad, veremos los siguientes versículos:

...para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo. (Mateo 13:35 RV 1960)

El versículo anterior se está refiriendo o está haciendo un vínculo a los siguientes versículos:

En parábolas abriré mi boca; hablaré enigmas de la antigüedad, (Salmos 78:2 LBLA)

Te hablaré por medio de ejemplos, y te explicaré los misterios del pasado. (Salmos 78:2 TLA)

Pues ya que la ley sólo tiene la sombra de los bienes futuros y no la forma misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que ellos ofrecen continuamente año tras año, hacer perfectos a los que se acercan. (Hebreos 10:1 LBLA)

Pero entonces, ¿qué relación podrían tener los tres versículos anteriores? Dios ha hablado desde hace mucho tiempo y de muchas formas de lo que unos debían hacer en lo literal y para solamente sería una sombra o una aplicación en lo espiritual; porque el beneficio sería para el momento cuando El lo estuviera decretando; pero era necesario que viniera el cuerpo que hacía la sombra de lo que se había hablado en el Antiguo Testamento, hasta que un día Juan El Bautista dice: he ahí el Cordero de Dios... para que se dejara de hacer lo que se había hecho por mucho tiempo en el pasado y a partir de ese momento la instrucción estaba siendo cambiada, porque los antiguos lo hacían por el que vendría; y hoy nosotros lo hacemos por el que ya vino bajo las instrucciones que dejó; pero para comprender esta situación es necesario que el Espíritu Santo nos explique claramente para ver qué es una sombra y qué es lo que debemos hacer literalmente, por ejemplo: cuando dice la Biblia que no se debe encender fuego en día de reposo; eso era una instrucción literal para el Israel del Antiguo Testamento; pero era una sombra para nosotros refiriéndose al fuego de la murmuración y al fuego del sexo ilícito; no específicamente de no encender el fuego literal.

Así que si El estuviera sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es copia y sombra de las cosas celestiales, tal como Moisés fue advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabernáculo; pues, dice El: Mira, haz todas las cosas CONFORME AL MODELO QUE TE FUE MOSTRADO EN EL MONTE. (Hebreos 8:4-5 LBLA)

Lo que estamos tratando de explicar es que en los cielos existe una figura de lo que se hizo en la tierra y es figura de lo que ahora somos pero espiritualmente hablando, como lo es el Tabernáculo de Moisés, el cual existe en el cielo, lo construyó Moisés con sus tres partes: Atrio, Lugar Santo y Lugar Santísimo y para nosotros es: espíritu, alma y cuerpo; el Tabernáculo de Moisés era el modelo de lo visto en el cielo, el cual cuando vino nuestro Señor Jesucristo descendió y tabernaculizó entre nosotros y nos convierte en el Tabernáculo espiritual.

Queriendo el Espíritu Santo dar a entender esto: que el camino al Lugar Santísimo aún no había sido revelado en tanto que el primer tabernáculo permaneciera en pie; lo cual es un símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto en su conciencia al que practica ese culto... (Hebreos 9:8-9 LBLA)

Para nosotros han sido muchas bendiciones, aun estando lejos de los pactos, Dios nos llamó y se complace en que nosotros ocupemos toda la instrucción literal del Antiguo Testamento, pero en el ámbito espiritual.

Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez con respecto a comida o bebida, o en cuanto a día de fiesta, o luna nueva, o día de reposo; cosas que sólo son sombra de lo que ha de venir, pero el cuerpo pertenece a Cristo. (Colosenses 2:16-17 LBLA)

Y estas cosas les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado. (1 Corintios 10:11 SRV)

Es interesante que el final de los siglos, se ha detenido con nosotros, porque después no habrá nada más, sino que vendrá la destrucción con la tribulación.

Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza. (Romanos 15:4 LBLA)

Nuevamente vemos que es necesario detenernos a estudiar lo que se hizo en el Antiguo Testamento porque es enseñanza en parábola para nuestra vida, por ejemplo:

Y a los hijos de ellos, que El levantó en su lugar, Josué los circuncidó; pues eran incircuncisos, porque no los habían circuncidado en el camino. Y sucedió que cuando terminaron de circuncidar a toda la nación, permanecieron en sus lugares en el campamento hasta que sanaron. Entonces el SEÑOR dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto. Por eso aquel lugar se ha llamado Gilgal hasta hoy. (Josué 5:7-9 LBLA)

La circuncisión que se habla en la cita anterior es una sombra de enseñanza de lo que debemos hacer con el exceso de carne que tiene nuestro corazón, con el propósito de anular los deseos de la carne y buscar lo que es propiamente del espíritu.

Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes? ¿O dícelo enteramente por nosotros? Pues por nosotros está escrito: porque con esperanza ha de arar el que ara; y el que trilla, con esperanza de recibir el fruto. (1 Corintios 9:9-10 SRV)

En la Biblia el buey es una figura o sombra de los siervos de Dios y lo que la cita está diciendo es que cuando el siervo trabaja, del fruto de su trabajo debe comer.

Esto contiene una alegoría, pues estas mujeres son dos pactos; uno procede del monte Sinaí que engendra hijos para ser esclavos; éste es Agar. (Gálatas 4:24 LBLA)

Nosotros somos hijos de la promesa, somos hijos de Abraham pero con Sara, espiritualmente hablando, es por eso que debemos comprender que en el Antiguo Testamento encontramos la sombra de lo que sería para nosotros una vez que conformamos el Israel espiritual de Dios.

Mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente. (1 Corintios 2:14 SRV)

Si somos espirituales, debemos examinar la Biblia espiritualmente y no por medio del alma porque el alma a lo que nos puede conducir es a que hagamos las obras de la carne; que busquemos agradar al viejo hombre mientras que el espíritu buscará lo que es de Dios y Su agrado.

Todos los versículos anterior, fueron una base necesaria de introducción para que podamos comprender ampliamente por el espíritu, lo que es la esencia del estudio de esta oportunidad y que no haya mayor duda a las sombras y figuras que Dios desea mostrarnos:

LAS POTESTADES DE LA PUERTA

Como hemos visto en estudios anteriores, las puertas son umbrales que nos trasladan a otras dimensiones; por eso dijo nuestro Señor Jesucristo que El era la puerta y por medio de El hemos sido trasladados, de las tinieblas a Su luz admirable. Eso significa que cualquier puerta que aparezca en la Biblia, es una vía de acceso a otra dimensión, lo que debemos cuidar es a qué clase de dimensión podemos ser trasladados, porque cada puerta, tiene detrás potestades que nos pueden conducir a diferentes lugares, como le dijeron a Caín: el pecado yace a la puerta, la cual lo llevaría a dimensiones desconocidas para él. Pero es necesario también que consideremos cómo se conforma una puerta:

PARTES DE UNA PUERTA

1.- Umbral

2.- Dintel

3.- Dos postes

4.- Hojas

5.- Vigas

6.- Cerrojos

7.- Barras

Estas eran las partes principales de una puerta en el antiguo tiempo, pero por todo lo que vimos como parte introductora de este estudio; eso debe tener una sombra para nuestro tiempo:

UMBRAL

Veamos algunos conceptos de lo que es umbral según el diccionario secular:

1.- Parte inferior o escalón comúnmente de piedra y contrapuesto al dintel, en la puerta o entra de una casa.

2.- Paso primero y principal o entrada de cualquier cosa. (Lo cual nos enseña que es la entrada a una dimensión.)

3.- Valor minino de una magnitud a partir del cual se produce un efecto determinado.

Si alguien tiene una lámpara alumbrándolo de cerca con mucho calor, se empezará a quemar cuando llegue a 47 grados, pero algunos resisten más que otros, lo cual es por la resistencia de dolor que algunos tienen más que otros.

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Prefiero estar en el umbral de la casa de mi Dios que morar en las tiendas de impiedad. (Salmos 84:10 LBLA)

Lo primero que necesitamos es que haya personas que estén en el umbral para que puedan advertir al pueblo de Dios sobre las potestades que pueden encontrar; lo bueno de eso es que el guardián del umbral tendrá potestades de parte de Dios, que lo apoyaran.

Y á la entrada del oráculo hizo puertas de madera de oliva; y el umbral y los postes eran de cinco esquinas. (1 Reyes 6:31 SRV)

Si queremos un buen umbral, debemos recordar los cinco ministerios que Dios ha levantado para que seamos instruidos: Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros; por eso dice la Biblia que debemos humillarnos bajo la poderosa mano de Dios; y aunque los hombres nos podamos equivocar, el principio no se debe perder en ningún momento para que podamos obtener el beneficio espiritual que conlleva nuestra obediencia a las instrucciones de Dios.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Esperándolo (II)

Refiriéndonos a la palabra de Dios, El permite comprender lo que debemos consumir en el momento justo; como le dijeron al Apóstol Pedro:

Entonces llegó a Simón Pedro. Este le dijo: Señor, ¿tú lavarme a mí los pies? Jesús respondió, y le dijo: Ahora tú no comprendes lo que yo hago, pero lo entenderás después. (Juan 13:6-7 LBLA)

Lo mismo puede suceder con nosotros; de tal manera que debemos atesorar toda la palabra de Dios, la cual debe traernos entendimiento para que podamos llevar fruto y no seamos cortados sino, podados para que podamos dar más fruto; de ahí la importancia que nosotros como ministros podamos ser llenos por Su Santo Espíritu y que demos la ministración adecuadamente a Su Iglesia para completar los ciclos que debemos culminar como el que hoy estamos terminando por ser este el último domingo del Año de la Preparación.

Dios nos llamó hace muchos años a que lo esperáramos porque aunque habría de tardar un poco, de cierto volvería, y de alguna manera, hemos podido cumplir con esa instrucción por la gracia de nuestro Señor Jesucristo; porque así como nosotros lo hemos podido cumplir, lamentablemente existen otros que no lo hicieron, porque los ataques del enemigos han sido tan fuertes y algunos no han logrado mantenerse en la calzada de la santidad y se han desviado a tal grado que conforme han pasado los años, han sido más engañados y con eso, desviando el corazón de muchos cristianos; trasladando la idea que sin importar la religión en la que podamos estar, todos somos parte del cuerpo de Cristo; lo cual no es así. Es por eso que debemos esforzarnos en ceñir los lomos de nuestro entendimiento y morir a nosotros para seguir en la santidad que Dios desea en nuestra vida y saber que solamente existe un camino para llegar al Padre: nuestro Señor Jesucristo.

Es por eso que no debemos cansarnos de esperarlo; y en algún momento formularnos la interrogante de cómo lo debemos hacer.

¿COMO?

Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón: Dios es nuestro amparo. (Selah.) (Salmos 62:8 SRV)

Debemos recordar que en la Biblia existen diferentes tiempos, por ejemplo: tiempo de reír, tiempo de llorar, etc., y cada uno tiene su respectiva explicación; pero la Biblia nos enseña que sin importar el tiempo que estemos viviendo, debemos esperar en Dios, aun siendo tiempo de prueba, porque después de eso, puede venir un tiempo de abundancia como parte de la proclama de un año profético como lo han sido cada proclama a través de todos estos años.

Esperar no significa que no hagamos algo, porque el hecho de esperar, tiene que significar una acción la cual es: esperar, nos esté yendo como nos esté yendo; debemos esperar en todo tiempo la voluntad de Dios y principalmente esperar Su regreso por Su Iglesia.

Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades. (Salmos 37:7 RV 1960)

A veces nos encontramos con el problema que oramos y no dejamos que Dios nos responda porque no llegamos al tiempo de esperar; podemos hacerle las preguntas pertinentes; pero después debemos esperar Su respuesta y para eso debemos estar en el lugar adecuado y en silencio.

Y el SEÑOR dijo a Moisés: Sube hasta mí, al monte, y espera allí, y te daré las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que he escrito para instrucción de ellos. (Éxodo 24:12 LBLA)

Dios nos da una instrucción y debemos apegarnos a esa instrucción y esperar la siguiente instrucción, después poner por obra la siguiente instrucción y esperar cuando se nos indique que debemos esperar. Un ejemplo lo vemos con el Elías cuando Dios le dijo que fuera al arroyo de Querit y ahí Dios le envió carne por medio de un cuervo; esto podríamos decir que es figura de muchas personas que han migrado a otros países, buscando una nueva oportunidad de vida; pero no esperaron la instrucción de Dios, y quizá la bendición de Dios estaba en su país natal y por no haber esperado, ahora están sufriendo en el extranjero. La historia del cuervo podríamos decir que había salido a buscar carroña para sus crías, pero Dios le dio la instrucción de llevar la carne que había encontrado, a Elías; y eso no significó que sus crías se murieran de hambre porque Dios se pudo encargar de alimentarlos, pero en ese momento lo que el cuervo llevaba en el pico, era para Elías. Eso lo que nos enseña es que debemos estar en el lugar que Dios nos mande en el momento que El quiera porque la provisión llegará si esperamos en Dios.

Si el cuervo (figura de alguien que quizá nunca pensamos que Dios utilizaría para proveer a nuestra mesa); nos está llevando la comida, aunque sea incomodo, debemos ser agradecidos con Dios y bendecir esa provisión donde estemos, con la conciencia de que debemos movernos a la voluntad de Dios y no por nosotros mismos, porque El es Dios de valles y montes; El nos puede bendecir en Guatemala o en el país a donde Dios nos envíe a vivir, pero siempre bajo Su voluntad.

Aun si es para cambiarnos de trabajo, debemos esperar si es bajo la voluntad de Dios porque quizá donde hoy estemos, tenemos muchos privilegios que no tendremos en el otro trabajo; quizá en el trabajo actual tenemos la oportunidad de movernos con libertad para atender nuestro privilegio y en el trabajo que estamos por confirmar, nos atarán a tal grado que quizá ni tiempo para comer tendremos. Es por eso muy necesario que podamos escuchar la voz de Dios y movernos de acuerdo a Su voluntad.

El lugar para esperar a Dios no es solamente un lugar geográfico, sino, también un lugar espiritual; y donde El nos haya confirmado hacerlo, pero en realidad el lugar para esperarlo, es el monte de Dios. Vemos en la Biblia que a Moisés le devolvieron su familia en el monte de Dios porque él se ocupó de la obra del Señor y como recompensa, Dios le devolvió su familia. De tal manera que si lo hizo con Moisés, lo puede hacer con nosotros también; lo único que debemos hacer es esperar junto al monte porque para Dios nada es imposible, nos puede devolver la familia que un día perdimos si estamos en Su perfecta voluntad.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Rompiendo Coyundas Del Yugo

No podríamos poner como un slogan el mensaje de nuestro Señor Jesucristo, la advertencia que El nos envía constantemente, pero no podemos negar que vienen cosas muy delicadas para el mundo; porque para que el Nuevo Orden Mundial pueda terminar de prepara la plataforma del anticristo, tienen que sentar un control total; de tal manera que en el año 2011, veremos que en muchos congresos están obligando a que sus países para que las mascotas domesticas, tengan un microchip para controlarlos mejor; así como a mucho del ganado vacuno; con el propósito que no haya descontrol de enfermedades como hubo hace algún tiempo. De igual forma en los Estados Unidos de América están optando a sus ciudadanos para que puedan tener implantado un microchip y que tengan una supuesta mejor accesibilidad cuando viajen al exterior y regresen a su país.

Pero para nosotros, existe una opción de escape; la única opción es el arrebatamiento pero para eso debemos haber aceptado el señorío del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y que tengamos en nuestro corazón Su palabra; de otra manera, podríamos estar viendo el caos que está próximo a desatarse en mundo, porque para que el Nuevo Orden Mundial pueda ofrecer paz y tranquilidad, primero deben trasladar caos al mundo y después pondrán una falsa paz, por eso es que a nivel mundial seguiremos viendo injusticias planificadas, por ejemplo: cuando se vio el mal de las vacas locas, fue un caos planificado con el propósito de que ahora se les implante un chip que los alerte respecto a la alimentación que puedan tener, porque ese mal vino como consecuencia de haberlas alimentado con el excedente del ganado que mataban; lo convertían en concentrado y lo disponían para alimentarlas; lo asombroso es que eso mismo fue lo que sucedió en Egipto cuando Faraón soñó que las vacas flacas se comían a las vacas gordas, el segundo sueño fue que unas espigas se comían a otras; el significado del sueño fue que venían siete años de hambruna sobre la tierra. Lo asombroso de todo esto es que Dios nos alertó a este respecto hace mucho tiempo, diciéndonos que habría un problema a nivel del ganado vacuno y después con los granos o semillas vegetales en general y después de eso vendría la gran tribulación. El problema de las vacas locas ya pasó y el problema de las semillas transgénicas está empezando a tomar más fuerza cada día; lo que significa que la gran tribulación puede estar a las puertas, pero antes de eso, está más cercano el día de nuestro arrebatamiento.

El problema con las semillas transgénicas es que pueden surgir enfermedades incurables porque lo que están haciendo es que precisamente toman un gen a un animal, que de igual forma podría estar trastocado; e injertárselo a las semillas que actualmente están trabajando para que su producción sea más rápida, y sin importarles el efecto secundario en la humanidad lo están industrializando. Todo esto sin tomar en cuenta la clonación que hubo hace aproximadamente quince años cuando clonaron una oveja; lo cual debe llevarnos a pensar por un momento que la ciencia tuvo que haber avanzado en estos quince años; más de lo que pudieron haber avanzado hasta el momento en que hicieron la primera clonación; lo terrible de todo esto es que no habrá humano que se escape de ese mal y es esa la razón por la cual nosotros insistimos en que debemos consagrarnos, pero no por miedo, sino, por amor a Dios y que podamos participar del arrebatamiento; y sin importar lo que hayamos hecho en el pasado, Dios puede borrarlo y darnos la oportunidad de empezar de nuevo; porque nosotros hemos sido predestinados a ser hechos a la imagen del Hijo de Dios y andar como El anduvo, obviamente visto desde el punto de vista espiritual, porque si fuera en lo material tendríamos que andar con túnicas y andar con toda la vestimenta de la época en la que Jesús estuvo en la tierra haciendo la obra de Dios; la forma en la que debemos conducirnos es espiritualmente y como consecuencia nuestra vida natural cambiará también.

Lamentablemente muchos cristianos no quieren que se les enseñe respecto a la venida del Señor Jesucristo porque se han acomodado a doctrinas distractoras; no obstante que la Biblia nos enseña que no debemos dejarnos engañar en nuestra forma de pensar:

Que nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios. (2 Tesalonicenses 2:3-4 LBLA)

Debemos cuidarnos de aquellos que se dicen ser dios; aun antes de que aparezca el anticristo, porque en este tiempo el enemigo se ha levando para engañar al pueblo de Dios; de tal manera que a nosotros lo que nos corresponde es dejarnos atar voluntariamente al altar del único y verdadero Dios por medio de Sus ministros por medio de la enseñanza de la palabra de Dios, pero con el consentimiento de cada oveja para que cuando alguien pretenda bajarse del altar, no pueda, cuando pretendan regresarse el mundo, no puedan porque tendrán en su espíritu algo que inexplicable que les impidan combinarse con la gente del mundo.

Lo lamentable es que del lado de las tinieblas también puede suceder lo mismo cuando alguien hace un pacto, y de pronto Dios les permite abrir los ojos y notan del error que han cometido; pero gracias a Dios para eso también existe un antídoto espiritual; porque cuando Dios levanta ministerios de acuerdo a Su corazón con propósitos definidos; los dota de la autoridad para poder desatar a las personas que voluntariamente se han comprometido con las tinieblas. Es por eso que el ministerio apostólico tiene la autoridad para romper las coyundas y es precisamente ese el llamado al cual Dios nos ha conducido:

¿No es éste el ayuno que yo escogí: desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo, dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo? ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar; para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante? Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del SEÑOR será tu retaguardia. (Isaías 58:6-8 LBLA)

Los ministros con la autoridad de Dios, son para edificar y no para destruir como ha sucedido en muchas oportunidades, cuando algunos ministros han tenido diferencias por cualquier razón, se han atrevido a maldecir a las ovejas de Dios; y el antídoto espiritual para poder romper con las coyundas de maldición es someternos a otra autoridad con una jerarquía que tenga el mismo nivel, con el propósito que sea roto primeramente el cordón umbilical espiritual a la autoridad anterior, someternos a la autoridad a la que Dios nos está conduciendo y que la nueva cobertura o autoridad pueda romper con esa maldición. Nuestra autoridad apostólica es un principio en el reino de los cielos que puede hacer estragos en el reino de las tinieblas y romper con cualquier voto que alguien haya hecho, pero es necesario que esté arrepentido de haberlo hecho, sea este un voto de pobreza, sentimental, etc., y entonces se cumplirá el siguiente versículo:

Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos. (Mateo 16:19 LBLA)

La autoridad que Dios nos ha delegado tiene poder en Su nombre, no en el nuestro; de tal manera que al desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo y dejar libres a los oprimidos; será aplicado en la tierra y en los ámbitos celestes; pero también debemos deponer nuestra voluntad para que obre Dios en nuestra vida y que podamos subir voluntariamente a Su altar para anular nuestra vida pasada y que a partir de hoy, nuestro caminar sea en santidad.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Los Beneficios De Esperar

En estudios anteriores, vimos respecto a seguir esperando a nuestro Señor Jesucristo el tiempo que sea necesario; estuvimos hablando también que la voz de Dios ha estado sobre nuestra vida para que continuemos adelante en la obra a la cual, El no ha llamado a trabajar y aunque en el mundo estén engañando a muchos diciendo que El no regresará; nosotros sí lo esperaremos el tiempo que sea necesario y avanzando en la calzada de la santidad. No obstante que podríamos vivir un tiempo no muy grato para esperar; pero también debemos saber que existe una bendición que produce el hecho de esperar la voluntad de Dios; un ejemplo lo podemos ver cuando Saúl no esperó el tiempo que le indicó el profeta Samuel y al final le quitaron el reino, para que tiempo después ese reino lo ejerciera David; aunque David cometió un pecado que quizá muchos de nosotros lo tildaríamos con cualquier tipo de epítetos; a él no le quitaron el reino; el pecado de adulterio que David cometió, hizo que mataran a muchos de sus amigos y al final Dios mismo le dijo que la espada no se apartaría de su casa; pero se arrepintió y siguió buscando el rostro de Dios; pero nuevamente señalamos que no le quietaron el reino; sin embargo a Saúl por no haber esperado el tiempo de Dios, el tiempo que le habían dicho que esperara; eso hizo que le quietaran el reino.

También en la Biblia vemos que Moisés subió al monte y el pueblo no quiso esperarlo con las ordenanzas de Dios, y en su lugar levantaron un ídolo, actitud que desagradó el corazón de Dios. Lo lamentable es que ese espíritu inmundo de desesperación, sigue vigente a nuestros días, porque algunos cristianos que se desesperan, empiezan a caminar de acuerdo a sus propios preceptos y se enfrentan a grandes derrotas, porque pensaron que por estar esperando en la voluntad de Dios, perderían la oportunidad de su vida en cualquier ámbito. Lo mejor que podemos hacer es seguir buscando el rostro de Dios y esperar en El toda la vida si es necesario y no adormitar como las vírgenes que se durmieron y cuando despertaron, vieron que el novio venía pero casado.

Debemos insistir en que lo mejor que podemos hacer es esperarlo el tiempo que El nos mande a esperar porque esa espera, finalmente tendrá galardones como lo veremos a continuación:

NO SEREMOS AVERGONZADOS

Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado; sean avergonzados los que sin causa se rebelan. (Salmos 25:3 LBLA)

NINGUNO = NADIE

Ninguno que haya puesto su esperanza en Dios será avergonzado; así como los tres jóvenes hebreos que no doblaron sus rodillas ante Nabucodonosor y prefirieron ser lanzados ante el horno de fuego siete veces calentado; pero Dios no los dejó avergonzados; no permitió que se quemaran en absoluto y lo que vieron los soldados de Nabucodonosor fue a un cuarto varón como el hijo de los Dioses junto a los jóvenes hebreos. Escatológicamente hablando esto significa los siete años de tribulación; los tres jóvenes hebreos están tipificando el pueblo de Israel y los que los lanzan son las naciones, pero ellos morirán. Pero el punto es que Dios no nos fallará, El no permitirá que seamos avergonzados porque la esperanza no avergüenza.

NO SEREMOS CONFUNDIDOS

Ciertamente ninguno de cuantos en ti esperan será confundido: Serán avergonzados los que se rebelan sin causa. (Salmos 25:3 SRV)

Hoy día podemos decir que el mundo tiene una gran confusión por todo lo que está sucediendo alrededor del mundo; y lo que menos están haciendo es esperar a nuestro Señor Jesucristo, por ejemplo: en las noticias más recientes, vemos que muchos de los que se dicen llamar cristianos, están participando de la navidad y nada los diferencia de lo que hacen en el mundo; de tal manera que viven en una gran confusión; pero nosotros los que esperamos a nuestro Señor Jesucristo no seremos confundidos; nos dieron un antídoto contra Babilonia porque Babilonia significa: confusión.

SEREMOS PRESERVADOS

La integridad y la rectitud me preserven, porque en ti espero. (Salmos 25:21 LBLA)

La actitud que podamos tener de esperar a nuestro Jesús, nos convertirá como si fuéramos imán, seremos atraídos a la integridad y a la rectitud; virtudes que lamentablemente se han perdido y no se podrán recuperar, si no es a través del Espíritu Santo, lo cual a la vez, nos estará purificando porque dice la Biblia que el que espera en Dios, se purifica a sí mismo; aunque esto puede ser parte de un proceso; pero un día nos llevará a que seamos completamente íntegros y rectos de corazón lo cual nos dará como resultado que seamos preservados aun de la pretribulación que está iniciando en el mundo.

El Señor me librará de toda obra mala y me traerá a salvo a su reino celestial. A El sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. (2 Timoteo 4:18 LBLA)

Una vez que seamos preservados por Su amor; nos conducirá a Su reino celestial; pero necesitamos esperarlo todo el tiempo, porque dice la Biblia que el día que no lo estemos esperando, ese día vendrá nuestro Señor Jesucristo.

SEREMOS AYUDADOS

Jehová es mi fortaleza y mi escudo: en él esperó mi corazón, y fuí ayudado; por lo que se gozó mi corazón, y con mi canción le alabaré. (Salmos 28:7 SRV)

El efecto de esperarlo, es que seremos ayudados y el efecto secundario será que nuestro corazón llenará de gozó y con nuestro cántico lo alabaremos. Lo que viene a nuestra vida es la ayuda de nuestro Señor porque verá nuestra espera en El. Debemos saber que para heredar las promesas, debemos tener fe, pero también paciencia porque la prueba de nuestra fe, produce paciencia.

SEREMOS ALENTADOS

Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, y tome vuestro corazón aliento. (Salmos 31:24 SRV)

Debemos esperar, pero también debe existir un esfuerzo en la espera que estemos haciendo y como consecuencia seremos alentados en nuestro corazón, con nuestro ojos puestos en nuestro Señor Jesucristo autor y consumador de nuestra fe. Debemos pedirle a Dios que nos fortalezca y que podamos volver a empezar como al principio cuando no existía nada que nos desviara del anhelo de agradar el corazón de Dios en todo momento.

SEREMOS CERCADOS POR LA MISERICORIDA DE DIOS

Muchos dolores para el impío; Mas el que espera en Jehová, lo cercará misericordia. (Salmos 32:10 SRV)

Los que se han levantado a decir que nuestro Señor Jesucristo no volverá; lo único que están haciendo con eso es quitarle la cerca de misericordia de Dios a Su pueblo; pero los que seguimos esperando el regreso de nuestro Señor Jesucristo, seguimos siendo cercados de Su misericordia y tendremos todos los beneficios que hemos estudiado en esta oportunidad. Debemos dejar que la misericordia de Dios nos envuelva para que cuando el acusador nos quiera atacar, estemos seguros que El se levantará a favor nuestro.

SEREMOS VIGILADOS POR JEHOVA

He aquí, el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia; (Salmos 33:18 SRV)

Los que esperamos a nuestro Señor Jesucristo, tendremos la vista de Dios sobre nosotros para que no haya ningún enemigo que nos atemorice.

SEREMOS POSEEDORES DE UNA NUEVA TIERRA

Porque los malhechores serán exterminados, mas los que esperan en el SEÑOR poseerán la tierra. (Salmos 37:9 LBLA)

Nos espera la tierra en abundancia mientras esperamos el retorno de nuestro Señor Jesucrsito.

SEREMOS EXALTADOS POR EL SEÑOR

Espera en el SEÑOR y guarda su camino, y El te exaltará para que poseas la tierra; cuando los impíos sean exterminados, tú lo verás. (Salmos 37:34 LBLA)

Todo cuando hemos visto, son promesas de Dios, no son pensamientos humanistas de ningún hombre; pero veremos en su momento la perdición de los que confían en brazo de hombre.

DIOS RESPODERÁ POR NOSOTROS

Porque en ti espero, oh SEÑOR; tú responderás, Señor, Dios mío. (Salmos 38:15 LBLA)

Esperando en El, nos responderá por todo cuanto necesitemos mientras estemos en la tierra y en todo momento.

DIOS INCLINARA SU OIDO A NUESTRO CLAMOR

Para el director del coro. Salmo de David. Al SEÑOR esperé pacientemente, y El se inclinó a mí y oyó mi clamor. (Salmos 40:1 LBLA)

Si lo esperamos pacientemente; El nos escuchará todo cuando nosotros le hablemos, nunca cerrará Su oído a nuestro clamor, pero será como consecuencia de haberle esperado pacientemente.

SU PALABRA ESTARA EN NUESTRA BOCA

No quites jamás de mi boca la palabra de verdad, porque yo espero en tus ordenanzas. (Salmos 119:43 LBLA)

Nuestra oración debe ser: conservar el privilegio de ser Su boca, al anunciar Su verdad; porque lo esperaremos el tiempo que sea necesario; anhelando que Su gracia sea derramada sobre nuestra vida y que nuestra vida sea completamente para El; que no haya cansancio que nos detenga o desanime de seguirle esperando y sirviendo porque si vivimos, para El vivimos.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Esperándolo

Es muy lamentable que la mayoría de cristianos estén siendo engañados por muchas corrientes del mundo y que el pueblo de Dios se esté dejando tocar el alma con las fiestas del mundo, principalmente con la navidad, y se olvidan que nuestro Señor Jesucristo está a las puertas de Su venida.

Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. (Habacuc 2:3 RV 1960)

La orden de Dios es que lo esperemos porque no tardará y esto lo que puede significar para muchos es que no moriremos, o podría ser que lo esperemos toda nuestra vida, muramos y que después El nos levante. Cuando vemos en la Biblia podemos notar que había muchas personas que siendo ancianos lo esperaban, cuando vino para redimirnos; y cuando lo vieron siendo niño, pudieron descansar; pero así como en aquel tiempo, hoy día también existe muchas personas que lo estamos esperando y aunque tarde, lo esperaremos y aunque se levanten burladores, debemos seguirlo esperando bajo los preceptos bíblicos, caminando en santidad y buscando Su rostro todos los días de nuestra vida.

Pero entonces la instrucción de esperarlo sigue en pie y debemos creerle porque es la voz de Dios; lo único que debemos hacer es averiguar qué es lo que debemos hacer mientras esperamos Su venida, aunque esa instrucción parecería que fue solo para nosotros, porque quizá para los demás la instrucción fue diferente; quizá para otra parte del cuerpo de Cristo la instrucción fue que mientras esperaban, podían vivir sin tomar la Biblia como el manual de la vida; pero para nosotros existen varias órdenes que no debemos olvidar.

...conservaos en el amor de Dios, esperando ansiosamente la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. (Judas 1:21 LBLA)

Obviamente la misericordia a la que se refiere el versículo anterior, debe ser algo completamente diferente a la misericordia que recibimos diariamente de nuestro Señor Jesucristo; y la instrucción es que esperemos ansiosamente esa misericordia, no obstante que tenemos planes a futuro, pero lo que más anhelamos es Su venida porque verdaderamente estamos enamorados de El. Lamentablemente algunos no se han enamorados de nuestro Señor Jesucristo y han cambiado sus prioridades, han desechado la instrucción de Dios por las fiestas del mundo sin importarles la contaminación que les puede acreditar. Es por eso que debemos pedirle a Dios que lo podamos amar cada día más, que el mandamiento que fue enseñado respecto a que amemos a Dios por sobre todas las cosas y con todas las fuerzas de nuestra vida integral, se haga rhema en nuestra vida.

...esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! (2 Pedro 3:12 RV 1960)

Con este versículo lo que podemos confirmar es que la instrucción de esperarlo, no fue solo para nosotros, sino que, para todo el pueblo de Dios; apresurándonos a cambiar lo que debemos cambiar, pidiendo perdón y perdonando a quien lo tengamos que hacer, pero rápidamente porque El viene muy pronto.

Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia. (2 Pedro 3:13 LBLA)

Con este versículo, vemos otra razón para seguir esperándolo.

"Estimados hermanos: ya que están esperando que eso suceda, asegúrense de que su vida esté libre de pecado y busquen la paz con Dios." (2 Pedro 3:14 PDT)

Debemos asegurarnos de que estamos esperando adecuadamente de acuerdo a lo que vimos en los versículos anteriores; buscando hacer la voluntad de Dios y no cayendo en humanismo para que no seamos como aquellos que con una mano hacen lo bueno y con la otra siguen pecando, lo cual no puede ser; lo que debemos hacer es muy simple: dejar de pecar.

Tengan paciencia, hermanos, hasta que venga el Señor; miren cómo el labrador aguarda la valiosa cosecha de la tierra esperando con paciencia a que reciba la lluvia temprana y la tardía". (Santiago 5:7 NBE)

Debemos esperarlo con paciencia y seguros que El volverá.

...así también Cristo, habiendo sido ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos, aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvación de los que ansiosamente le esperan. (Hebreos 9:28 LBLA)

Este versículo nos señala plenamente que debemos esperarlo ansiosamente así como El debe anhelar tenernos a Su lado.

Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo. (Tito 2:13 SRV)

Dentro de toda la enseñanza que podamos obtener del versículo anterior; lo más relevante es que asevera que nuestro Señor Jesucristo es Dios, además de ser otro versículo que se une a los muchos que son la aseveración de seguirlo esperarlo.

...y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de entre los muertos, es decir, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera. (1 Tesalonicenses 1:10 LBLA)

Debemos esperar el regreso de nuestro Jesús, pero debemos esperar que venga de los cielos y no de país alguno de este mundo como algunos personajes que han tratado de hacerse pasar por Jesús.

Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo, (Filipenses 3:20 LBLA)

...de manera que nada os falta en ningún don, esperando ansiosamente la revelación de nuestro Señor Jesucristo... (1 Corintios 1:7 LBLA)

Mientras esperamos el regreso de nuestro Señor Jesucristo, debemos anhelar los mejores dones.

Y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo. (Romanos 8:23 LBLA)

Porque el anhelo profundo de la creación es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios. (Romanos 8:19 LBLA)

No debemos permitir que el espíritu inmundo que se está moviendo en este tiempo, nos estorbe; nosotros debemos seguir esperando el retorno de nuestro Señor Jesucristo; sin que eso nos convierta en acusadores de aquellos que no conocen del amor de Dios, sino que, en el momento que el Espíritu Santo nos permita; debemos orar por aquellos que andan en tinieblas, para que sean alcanzados por misericordia y caminen en la calzada de la santidad y salgan de Babilonia.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Las Malas Coberturas

(Estudio de Pastores del 2 de diciembre 2010)

Estamos en los últimos días del año de la preparación y con eso, Dios nos ha estado confirmando respecto a la proclama profética del año próximo, lo cual nos tiene a la expectativa de las bendiciones que Dios continuará derramando en la nueva dimensión a la cual nos estará trasladando. Pero mientras ese día llega, nosotros debemos continuar avanzando y para adentrarnos en el estudio pastoral de esta oportunidad, debemos recordar que Dios nos permite decidir entre la vida y la muerte, la bendición y la maldición, la luz y las tinieblas y esto nos lleva a que debemos comprender que el evangelio no son términos medios, sino que, es algo que debemos considerar como radical; por lo tanto, la cobertura debe ser igualmente radical: luz o tinieblas, vida o muerte y cabe mencionar que dentro de los estudios que hemos tenido, en determinado momento vimos el Monte Gerizim y el Monte Ebal, y los ministros que están sobre esos montes, representan coberturas que causan la bendición o maldición; representados como una especie de cobertura y el pueblo no podía quedarse en medio sin poder decidir; ellos tenían que quedarse con los ministros del Monte Gerizim o con los ministros del Monte Ebal.

Vemos otro ejemplo con Jacob, porque en determinado momento tuvo que decidir si se quedaba bajo la cobertura de su suegro Labán o regresar al lugar que le correspondía por herencia de su padre. Es necesario que resaltemos este punto porque mucho pueblo de Dios, al mal interpretar el término cobertura, lo han utilizado para adoctrinar erróneamente a otros que no lo tienen claro y nosotros como ministros de Dios, debemos levantarnos para enseñar plenamente a este respecto a las ovejas de cómo es verdaderamente la doctrina de la cobertura; pero para ese efecto, los ministros debemos analizarnos también si tenemos claro el concepto de la doctrina de la cobertura; porque no se trata de señalar a una persona, sino que, se trata de exponer un principio que al final, nos servirá para auto examinarnos y determinar si estamos trabajando bajo el principio de Dios o no y si el caso fuera que no lo hemos hecho bien; será el momento para empezar a caminar en el orden de Dios y fijar nuestra mirada en el buen pastor, en el príncipe de los pastores y caminar como El nos ha enseñado, porque la interrogante en este momento puede ser: ¿será que ya alcanzamos la plenitud del ministerio pastoral?, es por eso que debemos exponernos ante la palabra de Dios y analizar en qué podemos estar fallando como cobertura pastoral. Pero entonces, para empezar a ejemplificar sobre las coberturas, iniciaremos con la siguiente cita:

COBERTURAS DEL REINO ANIMAL

COBERTURA DE CODORNIZ

Y venida la tarde, subieron codornices que cubrieron el campamento; y por la mañana descendió rocío en derredor del campamento. (Éxodo 16:13 RV 1960)

El contexto del versículo anterior, se refiere al momento en que el pueblo de Israel murmuró porque querían carne estando en el desierto, con lo que desagradaron a Dios y El les envió codornices y después les dio maná. Enfocándolo desde el punto de vista de cobertura, podemos decir que el pueblo lo que quería era una cobertura de carne, representada en las codornices, así como en algún momento la carne es representada en el ganado que tenía Rubén y Manases quienes no querían entrar en la tierra en abundancia por esa misma razón, por tener mucho ganado, tenían mucha carne y prefirieron quedarse en el desierto. Entonces las codornices representan la carnalidad de una cobertura porque el pueblo así lo puede estar solicitando; de tal manera que a veces surgen situaciones, porque encuentran lugar para alojarse entre el pueblo, o dicho de otra manera: no hubiera ídolos si no hubiera quien los cargara o no hubiera ídolos si no existieran idólatras.

Es por eso que necesitamos ubicarnos en los propósitos de Dios para ser coberturas de acuerdo a lo que El desea y no terminar siendo coberturas carnales complaciendo los deseos carnales del pueblo porque debemos definir con hechos y con la palabra de Dios que ministremos si verdaderamente somos siervos de Dios o nos hemos convertido en siervos de los hombres. Un ejemplo lo podemos ver precisamente con la fiesta pagana del mundo llamada: navidad; la mayoría de pastores deben tener el conocimiento necesario para saber que esa fiesta no está en el corazón de Dios; sin embargo, siguen complaciendo al pueblo aunque estén desagradando a Dios y la razón lógica es que se han convertido en siervos de los hombres, complaciendo los deseos de la carne del pueblo de Dios; con lo que han llegado a confundir lo que es legalismo, libertad y libertinaje.

Hace algún tiempo se criticaba respecto a las actitudes de los sacerdotes católicos porque a pesar de que habían hecho un voto de castidad; se vieron envueltos en problemas de tipo sexual, en algunos casos con mujeres al servicio de su misma religión y en otros casos con mujeres que de alguna manera les habían sido fieles en su grupo religioso. Lo lamentable es que a estas alturas de la vida, cuando estamos prontos a salir de la tierra en el arrebatamiento y cuando en más santidad deberíamos estar caminando; resulta que incluso pastores evangélicos han hecho lo mismo o quizá peor que los sacerdotes católicos, porque en lugar de estar pastoreando y ayudando a todo el pueblo a que caminen de acuerdo a los propósitos de Dios; algunos han caído en problemas de tipo sexual, incluso destruyendo hogares dentro del pueblo que Dios les ha dado a pastorear.

Pero hoy es el día en el que Dios nos está dando la oportunidad de eliminar toda acción carnal que sepamos nos está deteniendo nuestro caminar y suplicar por un espíritu de santidad para que podamos conducir a las ovejas adecuadamente y que seamos coberturas espirituales en todo momento. Nuestro Señor Jesucristo es la mejor cobertura espiritual que podamos conocer, sin embargo El mismo dijo que se santificaba por las ovejas.

COBERTURA DE LANGOSTA

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Preséntate a Faraón, porque yo he endurecido su corazón y el corazón de sus siervos, para mostrar estas señales mías en medio de ellos, y para que cuentes a tu hijo y a tu nieto, cómo me he burlado de los egipcios, y cómo he mostrado mis señales entre ellos, y para que sepáis que yo soy el SEÑOR. Moisés y Aarón fueron a Faraón, y le dijeron: Así dice el SEÑOR, el Dios de los hebreos: "¿Hasta cuándo rehusarás humillarte delante de mí? Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. "Porque si te niegas a dejar ir a mi pueblo, he aquí, mañana traeré langostas a tu territorio. "Y cubrirán la superficie de la tierra, de modo que nadie podrá verla. También comerán el resto de lo que ha escapado, lo que os ha quedado del granizo, y comerán todo árbol que os crece en el campo. (Éxodo 10:1-5 LBLA)

Lo que esto significa es: coberturas que devoran todo, no dejan raíz ni rama a las ovejas, les quitan la carne, lana, piel y hacen de las ovejas una mercadería; pero en esos casos, como ya lo mencionamos, tampoco existirían esos pastores si no hubiera lugar donde alojarlos, si no hubiera ovejas que se acomodan a esa forma de trato o a la sutileza con la que les quitan el dinero; lo cual da lugar a lo que decía el Apóstol Pablo:

Porque vosotros, siendo tan sabios, con gusto toleráis a los insensatos. Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno se aprovecha de vosotros, si alguno se exalta a sí mismo, si alguno os golpea en el rostro. Para vergüenza mía digo que en comparación nosotros hemos sido débiles. Pero en cualquier otra cosa que alguien más sea osado (hablo con insensatez), yo soy igualmente osado. (2 Corintios 11:19-21 LBLA)

Ese tipo de personas, son los que andan de congregación en congregación para obtener de ellos todo cuando puedan del aspecto económico, sin importarles la vida de las ovejas.

He aquí, esta es la tercera vez que estoy preparado para ir a vosotros, y no os seré una carga, pues no busco lo que es vuestro, sino a vosotros; porque los hijos no tienen la responsabilidad de atesorar para sus padres, sino los padres para sus hijos. (2 Corintios 12:14 LBLA)

Notemos que el Apóstol Pablo no era una cobertura de langosta; y nosotros debemos batallar en contra de ese tipo de situaciones, pero no atacando a los demás, sino, examinándonos a nosotros mismos antes de pensar en juzgar a los demás.

COBERTURA DE RANAS

Entonces Aarón extendió su mano sobre las aguas de Egipto, y subieron ranas que cubrieron la tierra de Egipto. (Éxodo 8:6 RV 1960)

Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. (Apocalipsis 16:13-14 RV 1960)

En la cita de Apocalipsis, podemos notar que están buscando reyes; lo cual concatena con las ovejas que nos han dado a pastorear porque son reyes, según lo dice la Biblia: reyes y sacerdotes; y esos espíritus vienen por las ovejas del redil de Dios que El nos encomendó; y las están buscando para ponerlas a pelear en contra de Dios, pero antes de eso, las ponen a pelear en las congregaciones.

COBERTURA DE GUSANOS

Me cubren la carne gusanos y costras, la piel se me agrieta y supura. (Job 7:5 BJ3)

Lo interesante es que los gusanos no tienen infraestructura ósea; dicho en otras palabras, este tipo de coberturas, son como la zarza que pretendía cubrir sin tener cómo hacerlo; espiritualmente, podemos decir que son ministros que no tienen una casa apostólica para brindar cobertura. Otra de las características de los gusanos es que todo el tiempo están pegados a lo terrenal y de esa manera en ningún momento podrían brindar sombra de cobertura.

COBERTURAS DEL REINO VEGETAL

COBERTURA DE ARBOLES SOMBRIOS

Los árboles sombríos lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean. (Job 40:22 RV 1960)

De alguna manera podemos decir que este tipo de coberturas, son personas que tienen problemas en su alma porque no fueron ministrados de su alma y viven tristes y desechados, pero están cubriendo y todo lo que hacen y dicen es cubrir con sombra de tristeza a las ovejas que están ministrando; por eso es que si se le va trasladar algún anuncio al pueblo, al final del culto; debemos cuidar en que no sean situaciones de tristeza, aunque tampoco se trata de ser indolentes y olvidarnos de los que estén padeciendo alguna tristeza, quizá por la muerte de algún familiar; pero debemos tener la sabiduría necesaria para trasladar esas noticias, para que no sean el punto central en el culto a Dios.

COBERTURA DE HOJAS DE HIGUERA

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; y cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales. (Génesis 3:7 LBLA)

Esta cobertura nos habla de una cobertura religiosa de la cual lo único que se puede obtener es señalando a los demás, respecto a imponer la idea de que todos están equivocados en sus ideales, criterios y conceptos en cuando a su forma de vivir delante de Dios.

COBERTURA DE CONFUSION

Cada día mi vergüenza está delante de mí, y la confusión de mi rostro me cubre... (Salmos 44:15 VM)

Esta es cobertura de Babel.

COBERTURA DE LUTO

Y Jacob rasgó sus vestidos, puso cilicio sobre sus lomos y estuvo de duelo por su hijo muchos días. (Génesis 37:34 LBLA)

Existen situaciones en la vida ministerial, que no se pueden evitar como la pérdida de un ser querido aunque no sea precisamente la muerte; pero en esos casos lo mejor que podemos hacer es desahogar nuestra alma pero ponerle un límite; porque no podemos estar cubriendo de luto a toda la congregación.

COBERTURA DE RAMERA

Entonces se quitó ella los vestidos de su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso a la entrada de Enaim junto al camino de Timnat; porque veía que había crecido Sela, y ella no era dada a él por mujer. (Génesis 38:14 RV 1960)

Aquí está refiriéndose a la Iglesia ecuménica. Lamentablemente el ecumenismo ha estado llegado a tocar la puerta de todas las congregaciones buscando a quién engañar para hacer compañerismo con la religión del Islam. Debemos advertir a la Iglesia para no hacer compañerismo con cualquiera; pero eso no significa que estemos en contra de la verdadera unidad de espíritu la cual solamente el Espíritu Santo nos puede guiar a toda verdad.

COBERTURA DE TINIEBLAS

Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. (Génesis 1:2 LBLA)

La falta de luz se puede ver en la Biblia de diferentes formas: el hermano que aborrece al hermano está en tinieblas. Necesitamos invitar a los hermanos a que se amen, se respeten, a que no vivan una vida de odio y que podamos avanzar a la luz en nuestro corazón, pensamientos, en nuestra forma de hablar, ver, oír, que haya luz en la tierra de Gosén porque es así donde Dios nos ha llamado.

Es necesario que dentro de nuestro propio examen, detectemos qué es lo que está funcionando mal y que las podamos corregir; de otra forma, no agradaremos el corazón de Dios y tampoco podremos preparar a la novia de nuestro Señor Jesucristo.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Salvando A Mi Familia

Siempre que nos exponemos a La Palabra, somos levantados por la copa de redención.

Es urgente que haya hombres de Dios que puedan engendrar, edificar y preparara a la Novia del Cordero que está a punto de casarse.

Este tema no refiere a que nosotros seamos los salvadores, sino emprender acciones para salvar nuestra familia, que será enfocado en tres puntos importantes, siempre compenetrados en La Palabra.

Hubo un hombre llamado Noé el justo, quien edificó un arca y por medio del arca pudo salvar a su familia; nuestra familia también puede salvarse porque ese es el deseo del Señor Jesús y por Su misericordia verán al Señor en Su tiempo, porque si Noé lo pudo hacer, también nosotros lo podemos hacer con la ayuda del Señor.

Antes de entrar a La Palabra, nos haremos las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué mi familia no quiere nada con Dios? , Esta pregunta pasa por nuestra mente, cuestionando qué es lo que está pasando en nuestra casa y los motivos por los que nuestra familia no se acerca a Dios.
  • ¿Dónde está el detonante que traerá a mi familia a Cristo? Es una búsqueda que en ocasiones llegamos a la desesperación inquiriendo acciones motivacionales.
  • ¿Por qué mi familia no mejora, sino que empeora? En este aspecto, no debemos claudicar, porque a su tiempo veremos el resultado de permanecer en El Señor.

Conforme al propósito eterno que llevó a cabo en Cristo Jesús nuestro Señor, en quien tenemos libertad y acceso a Dios con confianza por medio de la fe en El. Ruego, por tanto, que no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros, porque son vuestra gloria). Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra... (Efesios 3:11-15 LBLA)

El Apóstol Pablo habla a cerca de su ministerio con los gentiles, enseñándonos cómo nuestra familia debe estar afianzada en El Señor.

La palabra "propósito" en el antiguo idioma griego, se trata de la palabra G4286 que según el Diccionario Strong en Español, se traduce como pródsesis; que entre sus acepciones está: presentar, i.e. (fig.) propuesta (intención); espec. el pan de la proposición (en el templo) como expuesto delante de Dios:-propósito, desear, designio. Esta palabra, se deriva de la raíz G4388, protédsemai; que significa: colocar antes, i.e. (para uno mismo) exhibir; (a uno mismo) proponerse (determinar):-poner, proponer, volver.

Cuando el versículo menciona la palabra "eterno" refiere a "tiempo", y de acuerdo a anteriores enseñanzas sabemos que existen tres tiempos fundamentales: el tiempo cronos, el tiempo cairós y el tiempo ayón. Todos estamos en el tiempo cronos, pero cuando decidimos venir al Señor Jesucristo, nos metimos en el cairós de Dios. El versículo menciona "...conforme al propósito eterno...", es decir, conforme a la presentación eterna y lo que Él hizo para que alcancemos la salvación. Cuando reconocemos; como familia, el propósito de Dios, nos aferramos a ese propósito eterno, porque lo que aquí dice es que nuestras familias ya fueron presentadas en el propósito de Dios.

UNA SEÑAL SEGURA

Ahora pues, juradme por el SEÑOR, ya que os he tratado con bondad, que vosotros trataréis con bondad a la casa de mi padre, y dadme una promesa segura... (Josué 2:12 LBLA)

El personaje que nos describe este pasaje del Libro de Josué, nos muestra que se trataba de una mujer que tenía serios problemas, desde varios puntos de vista, siendo el mayor de ellos que era ramera. Con esto, La Palabra nos muestra que si Raab la ramera, pudo salvar a su familia, también nosotros podremos salvar a la nuestra; enseñándonos que es mediante la fe que obtenemos el acceso al Señor, así haya casos extremos en ella. Si hablamos de la genealogía de Raab; esta mujer participó en forma indirecta, en el nacimiento del Señor Jesucristo; quiere decir que su salvación y la de su familia ya estaba en el propósito de Dios. Dios puede hacer una obra poderosa en nuestra familia, por ello, no debemos abortar la idea de que será salva.

Las Escrituras nos revelan que Raab quería una señal segura antes de sacar a su familia, porque en esa época de destrucción para ese pueblo, quienes salían de la casa se enfrentaban a serios problemas. Una señal segura en nuestra casa es que la Sangre del Cordero ya está en nuestra casa, eso se trata de una señal segura. Sin tener el conocimiento de cómo sucede, sabemos que el pan y el vino nos transforman, quedando una señal interna cada vez que por fe comemos los sagrados alimentos. Raab, antes de pedir la señal, comenzó a proclamar el poder de Dios, sabiendo que la ciudad sería destruida y que su familia peligraba; ella anhelaba la Sangre del Cordero en los dinteles de su casa; la cual, por misericordia del Señor, nosotros ya la tenemos.

El Señor Jesucristo nos envía Sus ángeles para que nos guarden constantemente, ellos no se encuentran de brazos cruzados, sino que, son seres destructores y fieros del mal, que nos cuidan mientras reposamos; y si los ángeles no lo permiten por orden de Dios; no nos pasará nada. Si Dios ha dicho que nuestra familia vendrá a Cristo, no debemos dudar que veremos nuestra familia postrada a sus pies. Es por eso que no debemos ver en un espejo natural, porque tenemos debilidades, tenemos que vernos por el espíritu en la misericordia y la Sangre del Cordero que tiene un poder sobrenatural, haciendo que toda nuestra casa esté cubierta con Su Sangre. Raab entendía que el heridor y el destructor llegarían, pero por estar cubiertos con la sangre no pudieron hacerle daño, ni a ella ni a su familia.

Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. (Génesis 6:11 LBLA)

En el versículo anterior, vemos que la tierra estaba corrompida. Tenemos que detectar quién abre puertas o se salen de los linderos de la casa, pues por allí entraran el corruptor, violador y el destructor; en este aspecto, los medios de comunicación son puertas que se aben para dar paso a la destrucción de nuestra familia; y para aniquilar las ventanas donde se introduce el destructor, debemos tener control de lo que ven y frecuentan nuestros hijos, poniendo fin a lo que según La Palabra, son puertas de destrucción. Lo peor que nos puede suceder es que nos salgamos de la cobertura que nos da la Sangre del Señor Jesucristo, porque El diablo puede disfrazarse corrompiendo los ambientes donde nos movemos, por ello debemos cubrirnos para pasar invisibles ante el mal.

La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga sed ni venga hasta aquí a sacarla. El le dijo: Ve, llama a tu marido y ven acá. Respondió la mujer y le dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: "No tengo marido", porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad. La mujer le dijo: Señor, me parece que tú eres profeta. (Juan 4:15-19 LBLA)

DEBE HABER UNA CONFRONTACION EN LA FAMILIA

Vemos que en los versículos anteriores, El Señor le pidió a la Samaritana que llamara a su marido. La frase que ocupó la mujer al decir: "soy una mujer samaritana", significa que era una esposa o mujer casada, es decir, una mujer ordenada y recatada. En nuestra familia, tenemos que confrontar aquellas situaciones que no están bien, pese a que cause molestia, pero siempre bajo la sabiduría que nos da el Espíritu Santo mediante el agua viva de La Palabra. Al declarar que era una "señora ", El Señor Jesucristo en respuesta le dijo: "...entonces ve y trae a tu marido..." Si nuestra familia sabe que El Señor Jesús está en nuestra casa, serán confrontados con Su Palabra.

DEBEMOS ENSEÑAR CON NUESTRO EJEMPLO

Y mientras él entraba en la barca, el que había sido poseído por el demonio le rogaba que le dejase estar con él. Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: —Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas ha hecho el Señor por ti, y cómo tuvo misericordia de ti. El se fue y comenzó a proclamar en Decápolis cuán grandes cosas Jesús había hecho por él, y todos se maravillaban. (Marcos 5:18-20 RVA)

El principio fundamental para impactar a nuestra familia es testificar La Palabra de Dios, es decir, debemos ir a los nuestros y compartirles de las grandezas de nuestro Señor Jesucristo y la misericordia que ha tenido con nosotros. El Señor ha abierto la puerta de la misericordia, la cual nadie la puede abrir ni cerrar, y nuestra familia la debe conocer por medio de nosotros, contándole como fuimos libertados por Él, quien murió en la cruz del calvario mostrándonos Su misericordia, la cual está abierta para nuestra familia.

La Palabra nos describe que luego de ser liberado el endemoniado gadareno, fue hacia Decápolis a proclamar los milagros del Señor Jesucristo, constituyéndose en un gran evangelista. Debemos hacer la labor de evangelismo, pero primero que nuestra familia vea el cambio que ha habido en nosotros, porque si aún nos ven influenciados por el mundo, no creerán a la Palabra de Dios.

En resumen, debemos tener presente estas tres cosas para guiar a nuestra familia hacia la salvación:

  1. Tenemos que tener un señal segura
  2. Tenemos que confrontar a nuestra familia por medio de La Palabra
  3. Tenemos que anunciar el evangelio iniciando con nuestro ejemplo

Con estos tres pasos, también nuestra familia verá la misericordia de Dios, porque la sangre del Cordero está rociada sobre nosotros.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Los Postreros Días Vistos Desde El Antiguo Testamento

Los vivientes que permanezcamos seremos los que participaremos del arrebatamiento, pero en realidad lo que debemos hacer es permanecer en todo lo que se refiere a Dios y eso nos convierte en cierta forma en porteros, para advertir al pueblo de Dios con cada situación que se mueve en el mundo, lo cual no es más que señales de la pronta venida de nuestro Señor Jesucristo por Su Iglesia. Vemos que en Apocalipsis se habla de los cuatro jinetes y cada uno de ellos nos marca las diferentes situaciones que están moviéndose en la actualidad, o sea, el cumplimiento de la palabra de Señor; pero más que todo eso, lo que debemos cuidar es que tengamos nuestra oreja horadada para estar atentos a escuchar Su palabra como una instrucción divina para que forme parte de nuestra preparación, del equipamiento que hemos tenido por mucho tiempo y que debemos aprovechar porque un día tendremos que dar cuentas respecto a todo lo que Dios nos envío a través de Sus ministros.

Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas, porque yo soy Dios, y no hay otro; yo soy Dios, y no hay ninguno como yo, que declaro el fin desde el principio y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: "Mi propósito será establecido, y todo lo que quiero realizaré." (Isaías 46:9-10 LBLA)

Notemos que Dios está declarando el Omega desde el Alfa y desde la eternidad, Dios ya sabía lo que iba a suceder; no obstante, El permite que suceda; porque hubiera sido más fácil no crear a Luzbel, si ya sabía cómo terminaría, sin embargo Dios deja correr las cosas. Jesús sabía que Satanás entraría en Judas, pero no lo aparta del grupo al que lo había llamado entre los Apóstoles; entonces El declara el fin desde el principio y lo hace a través de profetas verdaderos para que todo el que es verdadero en El, pueda aceptar Su palabra; porque como podemos recordar también existen profetas falsos como los Mayas o Nostradamus, aunque hoy día algunos se han levantado a defender esas teorías argumentando muchas cosas.

Porque son una nación privada de consejo, y no hay en ellos inteligencia. ¡Oh que fueran sabios, que comprendieran esto, que discernieran su futuro! (Deuteronomio 32:28-29 LBLA)

Esto fue lo que dijo Dios cuando Israel empezaba a ponerse en rebelión, aun no habían llegado los reyes y Dios está pensando que si su pueblo hubiera sido más entendible, su futuro hubiera sido diferente. Hoy día, uno de los grandes problemas por los que estamos atravesando es que en el mundo, la religión del Islam, está creciendo fuertemente, principalmente en Europa y Estados Unidos de América, asumiendo el control de todo lo que tienen a su paso, a tal grado que incluso en las cárceles, están avanzando con esa religión, engañando más aun, a los hombres que por grandes crímenes que hubieran cometido, están ahí, pero de pronto se vuelven al Islam, religión del anticristo. Volviendo al versículo anterior, vemos que Dios está hablando a Israel, pero debemos aplicarlo en lo espiritual para decírselo a la Iglesia, porque en muchos lugares lo que está sucediendo es que no estudian escatología porque no creen dominar la situación, y prefieren hablar de los bienes de la tierra para quedarse por una supuesta eternidad; en lugar de humillarse delante de Dios para que sea El, quien los instruya y que les dé la sabiduría necesaria y que se conviertan en atalayas y adviertan al pueblo respecto a los engaños del enemigo para que todos podamos participar juntamente, del arrebatamiento que está muy próximo a suceder.

Por eso os digo que el reino de Dios os será quitado y será dado a una nación que produzca sus frutos. (Mateo 21:43 LBLA)

Dentro de los frutos que Dios desea que alcancemos, está el discernimiento; de acuerdo a lo que vemos en la cita de Deuteronomio; el reino le fue quitado a Israel para entregárselo a la nación que no era nación, para que produzca frutos y uno de esos frutos es el discernimiento que debemos alcanzar, como los de la tribu de Isacar, expertos en discernir los tiempos y saber qué es lo que se debe hacer al respecto; porque no se trata solamente de discernir los tiempos, sino que, también podamos saber qué hacer.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; (1 Pedro 2:9 RV 1960)

De acuerdo a lo escrito en la cita anterior, y como ya lo señalamos; debemos regresar a conocer qué es lo que debemos hacer como nación santa de Dios y para eso debemos tener un espíritu hambriento de Su palabra para conocer los tiempos que vienen sobre la tierra y prepararnos cada vez más.

Y LLAMO Jacob á sus hijos, y dijo: Juntaos, y os declararé lo que os ha de acontecer en los postreros días. (Génesis 49:1 SRV)

El pueblo de Israel había sido advertido pero no pudieron discernir adecuadamente; y eso es lo que ahora nosotros debemos hacer; estar en unidad para que nos sea derramado el discernimiento que necesitamos y que haya uno que se levante a liderar; pero para eso debe haber una verdadera unidad de pensamiento y anhelos de corazón, respecto a conocer lo que es propio de Dios.

Cuando Jacob llamó a sus hijos para bendecirlos antes de su muerte, empieza con Rubén, no obstante que era su primogénito, pero no le dio lo que le correspondía por todo lo que había hecho; con esto debemos comprender que ciertamente Dios perdona nuestros pecados, pero siempre existen secuelas de aquello que un día hicimos, de tal manera que la salvación no la perdemos, pero los galardones que estaban destinados para nuestra vida, podrían quedar sin efecto.

"Aunque Balac me diera su casa llena de plata y oro, no podría yo traspasar el mandamiento del SEÑOR para hacer lo bueno o lo malo de mi propia iniciativa. Lo que hable el SEÑOR, eso hablaré"? Ahora, mira, me voy a mi pueblo; pero ven, y te advertiré lo que este pueblo hará a tu pueblo en los días venideros. Y comenzando su profecía, dijo: Oráculo de Balaam, hijo de Beor, y oráculo del hombre de ojos abiertos. Oráculo del que escucha las palabras de Dios, y conoce la sabiduría del Altísimo; del que ve la visión del Todopoderoso, caído, pero con los ojos descubiertos. Lo veo, pero no ahora; lo contemplo, pero no cerca; una estrella saldrá de Jacob, y un cetro se levantará de Israel que aplastará la frente de Moab y derrumbará a todos los hijos de Set. (Números 24:13-17 LBLA)

Lo primero que podemos ver es que Balac fue el primero que vio a futuro el nacimiento de Jesús a futuro; era un profeta de Dios, pero caído.

Edom será una posesión, también será una posesión Seir, su enemigo; mientras que Israel se conducirá con valor. De Jacob saldrá el que tendrá dominio, y destruirá al remanente de la ciudad. (Números 24:18-19 LBLA)

Lo que Dios iba hacer es que del remanente de todas las tribus que estaban en contra de Israel, le rendirían culto a Dios, sujetándose a Israel; eso es lo que sucederá después de la gran tribulación; donde padecerán cualquier situación que al anticristo se le pueda ocurrir.

En los postreros días, cuando estés angustiado y todas esas cosas te sobrevengan, volverás al SEÑOR tu Dios y escucharás su voz. Pues el SEÑOR tu Dios es Dios compasivo; no te abandonará, ni te destruirá, ni olvidará el pacto que El juró a tus padres. (Deuteronomio 4:30-31 LBLA)

Esto lo que nos enseña es que el pueblo de Israel reconocerá a nuestro Señor Jesucristo como Su Señor; aunque primero padecerán como nunca antes, ese será el día de la angustia de Jacob, lo cual, obviamente, no es para la Iglesia.

Porque yo sé que después de mi muerte os corromperéis y os apartaréis del camino que os he mandado; y el mal vendrá sobre vosotros en los postreros días, pues haréis lo que es malo a la vista del SEÑOR, provocándole a ira con la obra de vuestras manos. (Deuteronomio 31:29 LBLA)

Debemos recordar que todas las profecías del antiguo testamento, están dirigidas al pueblo de Israel; pero nosotros somos la sombra del Israel natural y si ellos que son las ramas naturales, los cortaron; a nosotros que somos ramas injertadas, no tenemos mayor privilegio que ellos, por lo que si no permanecemos en la bondad de Dios, podríamos ser cortados igualmente que al Israel natural.

Y acontecerá en los postreros días, que el monte de la casa del SEÑOR será establecido como cabeza de los montes; se alzará sobre los collados, y confluirán a él todas las naciones. (Isaías 2:2 LBLA)

Este es el verso que nos confirma lo que se señaló con anterioridad; Israel dominará sobre el mundo sobre todas las naciones.

Y sucederá en los últimos días que el monte de la casa del SEÑOR será establecido como cabeza de los montes; se elevará sobre las colinas, y afluirán a él los pueblos. (Miqueas 4:1 LBLA)

Necesitamos tratar con respecto a nuestros semejantes, pero principalmente a los israelitas, aunque eso no signifique que debemos volvernos judaizantes porque cuando Israel se constituya como cabeza sobre las naciones; la gran tribulación ya pasó, y obviamente nosotros también fuimos arrebatados siete años antes; nosotros no estaremos en la tierra.

No se apartará la ira del SEÑOR hasta que haya realizado y llevado a cabo los propósitos de su corazón. En los postreros días lo entenderéis claramente. (Jeremías 23:20 LBLA)

En los postreros días habrá un espíritu de entendimiento de la palabra de Dios, el cual descenderá sobre los que verdaderamente estén hambrientos de Su palabra por amor y querer saber más de Dios, y no por comezón de oír.

...y subirás contra mi pueblo Israel como una nube para cubrir la tierra. Sucederá en los postreros días que te traeré contra mi tierra, para que las naciones me conozcan cuando yo sea santificado por medio de ti ante sus ojos, oh Gog.' (Ezequiel 38:16 LBLA)

Gog y Magog, Tubal, Mesec, estos son algunos de países que menciona la Biblia y muchos países más, que han sido potencias del mundo, pero el principal es Rusia, quien se levantará en contra de Israel, pero caerán en los montes de Israel. Debemos ver que todo está escrito en la Biblia, no existe nada que no esté revelado por Dios, de tal manera que no existen mayas o Nostradamus que hayan profetizado de su propia cosecha; todo lo ha revelado Dios para el conocimiento de los postreros días; pero es necesario que tengamos hambre de la palabra para que conozcamos cada vez más acerca de lo que es escatología.

A continuación veremos algunos versículos que apuntalan respecto a los acontecimientos del final de los días o días postreros:

Y he venido para darte a conocer lo que sucederá a tu pueblo al final de los días, porque la visión es para días aún lejanos. (Daniel 10:14 LBLA)

Después los hijos de Israel volverán y buscarán al SEÑOR su Dios y a David su rey; y acudirán temblorosos al SEÑOR y a su bondad en los últimos días. (Oseas 3:5 LBLA)

No se apartará la ira del SEÑOR hasta que haya realizado y llevado a cabo los propósitos de su corazón. En los postreros días lo entenderéis claramente. (Jeremías 23:20 LBLA)

Y dijo: He aquí, te voy a dar a conocer lo que sucederá al final de la ira, porque se refiere al tiempo señalado del fin. (Daniel 8:19 LBLA)

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que vela sobre los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia cual nunca hubo desde que existen las naciones hasta entonces; y en ese tiempo tu pueblo será librado, todos los que se encuentren inscritos en el libro. (Daniel 12:1 LBLA)

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Los Carros De Israel (II)

En estudios anteriores estuvimos viendo respecto a los carros de Dios y vimos la percepción de Eliseo, pero es necesario que veamos cuál fue el mensaje que dejaron encriptado para nosotros, porque dice la Biblia que hubo carros y caballos de fuego, pero Eliseo, describe como carros y caballos de Israel lo cual nos debe abrir la panorámica de que Dios utiliza vehículos para apartar a los que se llevará de los que se quedarán. Esos vehículos pueden ser entonces los que lleven la presencia de Dios, pero sobre todo debemos saber que lo más importante no es lo que va fuera, sino, lo que va dentro del carro y como consecuencia podemos bendecir.

Lo vio Eliseo y clamó: Padre mío, padre mío, los carros de Israel y su gente de a caballo. Y no lo vio más. Entonces tomó sus vestidos y los rasgó en dos pedazos. (2 Reyes 2:12 LBLA)

El versículo anterior, es el versículo base con el que iniciamos el estudio anteriormente; pero ahora veamos el siguiente verso:

He aquí que haré crujir (el suelo) bajo vuestros pies, como lo hace crujir el carro sobrecargado de gavillas... (Amós 2:13 N-C)

Esto representa los ministros que Dios traerá y que serán oportunidad para que el pueblo sea prosperados incluso en lo material; aunque no estamos dándole prioridad a la prosperidad; pero no podemos oponernos tampoco a que alguien prospere. Un carro después del proceso por el que debe atravesar, se convierte en un vehículo que puede bendecir a otros, sabiendo lo que Dios ha hecho en nuestra vida, como vemos el ejemplo del profeta y la viuda, a quien el profeta le pide que le de comida a él primero; con eso ella fue bendecida, porque reconoció al profeta como un vehículo de bendición. Nosotros podemos ser portadores de gavillas de bendición y permitir que otros sean bendecidos por medio de lo que Dios nos permita vivir a través de esas personas. Por eso dice la Biblia que el que no nos recibe, no recibe al que nos está enviando, porque muchas veces es por delegación como Dios permite las bendiciones.

Es por eso la importancia de que comprendamos los principios divinos y que nos convirtamos en los vehículos cargados de gavillas crujiendo de bendiciones para otros y que en nosotros también esté el deseo de bendecir con bendiciones espirituales y materiales porque el deseo del corazón de Dios es que vivamos en paz y sin deudas, pero para llegar a ese nivel, es necesario que seamos trasladados de dimensión.

Se volvía sentado en su carro, y leyendo el profeta Isaías. Y el Espíritu dijo á Felipe: Llégate, y júntate á este carro. Y acudiendo Felipe, le oyó que leía el profeta Isaías, y dijo: Mas ¿entiendes lo que lees? Y dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó á Felipe que subiese, y se sentase con él. Y el lugar de la Escritura que leía, era éste: Como oveja á la muerte fué llevado; Y como cordero mudo delante del que le trasquila, Así no abrió su boca: En su humillación su juicio fué quitado: Mas su generación, ¿quién la contará? Porque es quitada de la tierra su vida. Y respondiendo el eunuco á Felipe, dijo: Ruégote ¿de quién el profeta dice esto? ¿de sí, ó de otro alguno? Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. Y yendo por el camino, llegaron á cierta agua; y dijo el eunuco: He aquí agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Y Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. (Hechos 8:28-37 SRV)

Todo esto sucedió en un carro; porque el deseo de Dios es que podamos bendecir a otros con la palabra de Dios que les podamos compartir con el propósito que todos lleguemos al pleno conocimiento del Hijo de Dios; pero lo que debemos alcanzar es que tengamos gozo cuando estemos bendiciendo a otros en todos los ámbitos; y no solamente en el alfolí, sino también dando a otros que nosotros podemos saber que están atravesando escases, y esa bendición la podemos lograr compartiendo con lo que tenemos en nuestro hogar.

...y de todos los pueblos traerán a todos tus hermanos dispersos como una ofrenda a Yavé, a caballo, en carro, en carretas, a lomo de mula o de camello. Me los traerán a mi cerro santo en Jerusalén, igual que los hijos de Israel me traen sus regalos para el templo de Yavé en vasos puros. (Isaías 66:20 BLA)

Lo que podemos ver en la cita anterior, es que están trayendo a los hermanos que se quedaron perdidos, y aplicándolo a lo espiritual, lo que debemos convertirnos es en vehículos de bendición para buscar a los hermanos que sabemos que se han separado de la Iglesia, sin importar la razón por la cual se hayan apartado, debemos hacerlos entrar en razón y que regresen aunque en algún momento les tengamos que insistir en que vuelvan.

El es el que pone las vigas de sus altos aposentos en las aguas; el que hace de las nubes su carroza; el que anda sobre las alas del viento; que hace de los vientos sus mensajeros, y de las llamas de fuego sus ministros. (Salmos 104:3-4 LBLA)

Nosotros debemos testificar de las cosas que Dios ha hecho en nuestra vida y en la vida de otras personas; llevándole el testimonio de las bendiciones de nuestro Señor Jesucristo a otros que quizá no conocen de Cristo; sabiendo que no es necesario ser teólogo, saber el idioma hebreo y muchas otras cosas, para proclamar lo que Dios ha hecho por nosotros; aunque mejor si lo sabemos; pero no puede ser escusa para no testificar; debemos hacer lo mismo que hizo Bartimeo, todos le hicieron preguntas y él respondió que no sabía más que él antes era ciego y que ahora él veía por la gracia de Dios.

Correo electrónico Imprimir PDF
 

Los Que Permanecen

Estamos a pocos días de la proclama profética de parte de Dios y eso nos hace esperar cosas mejores para la Iglesia, aunque para el mundo vienen cosas temibles porque debe ser la preparación de la plataforma del anticristo; y aunque nosotros estemos por un tiempo más, también nos estaremos acercando más, al día del arrebatamiento que tanto anhelamos.

Como parte del desarrollo del presente estudio, debemos recordar que la primera mujer que hubo sobre la tierra, tuvo tres nombres:

1.- Adán

Este es el libro de las generaciones de Adán. El día que Dios creó al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo, y los llamó Adán el día en que fueron creados. (Génesis 5:1-2 LBLA)

2.- Isha, algunas biblias lo traducen varona o hembra

3.- Eva

El segundo y tercer nombre, no son tan polémicos; pero entonces, eso significa que existen varios adanes y de ellos está el primero y el postrero o último y entre ellos tuvo que haber por lo menos cinco adanes. El punto es que el primer Adán de Génesis capítulo cinco, tuvo que evolucionar y parte de esa evolución fue cuando obtuvieron de él, a Eva. Al postrer Adán le sucedió lo mismo; lo durmieron para obtener de El, a la mujer, la cual tipifica la Iglesia, Su esposa. Eso significa que la mujer empezó como tal, estando en la cruz del calvario pero dentro de Cristo, pero después tiene que pasar a la estatura de Isha y la última faceta que debe alcanzar es Eva. Cuando llegue a esa estatura la Iglesia se convertirá en madre de vivientes, mientras no llegue a esa estatura seguirá siendo Isha porque no ha evolucionado a tener hijos vivientes. En 1 Tesalonicenses 4:16-17 habla de los vivientes que seremos arrebatados, aunque en nuestra Biblia lo señala como: vivos; pero la traducción original, enseña que es un grupo de vivientes, que hayan permanecido, esos serán arrebatados; siendo una característica de vivientes, que estemos proclamando la venida de nuestro Señor Jesucristo y que muy pronto saldremos de la tierra; por medio de la preparación a través del ministerio pastoral.

Interesantemente vemos que la mujer a la que se refiere el libro de Génesis capítulo cuatro; fue madre de Caín y Abel; pero antes de ellos, Eva ya había tenido hijos vivientes los cuales fueron trasladados a otro lugar; no fueron los que Caín se encontró en la tierra de Nod cuando fue desterrado por Dios, después de haber matado a su hermano Abel; los vivientes fueron trasladados de dimensión. El traslado de los vivientes es una sombra de lo que habrá de suceder cuando nosotros seamos llevados de la tierra.

La Iglesia debe saber que permanecer en el evangelio es un compromiso que demanda muchas cosas, porque cuando nosotros recibimos, lo recibimos todo de parte del Hijo de Dios. Lamentablemente a muchos cristianos no les agrada entregar aquello que los liberará de babilonia, se manifiestan con actitudes de rebeldía cuando se les enseña respecto al árbol de navidad, lo cual no es una fiesta de acuerdo al corazón de Dios. Es necesario que recordemos todo el tiempo que las fiestas, son umbrales que nos trasladan de dimensión y alcanzaremos una bendición si pasamos el umbral o fiesta de Dios; pero si celebramos fiestas que no son de Dios, podemos ser trasladados a un lugar de maldición, engañados sin que lo podamos notar y permanecer en esa situación hasta que humillemos nuestro corazón a la voluntad de Dios. Es por eso que necesitamos permanecer, para que no seamos engañados y avancemos en el evangelio sobrenatural, aunque eso no significa que vivamos en todo tiempo en medio de milagros y prodigios; el evangelio es poder de Dios para salvación, pero de las tinieblas y que seamos trasladados a Su luz admirable, que Dios nos perfeccione, lo cual no es posible que lo haga hombre alguno; ese milagro solamente lo puede hacer el Espíritu Santo.

Y ahora, hijos, permaneced en El, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de El avergonzados en su venida. (1 Juan 2:28 LBLA)

¿COMO PERMANECEMOS EN EL?

El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo. (1 Juan 2:6 LBLA)

Andar como anduvo Jesús, no está hablando respecto a Su vestimenta natural y lo que en algún momento llevó con El; lo que está refiriéndose, es la actitud que tuvo en no aferrarse a nada, se despojó incluso de El mismo.

Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. (Filipenses 2:5-8 LBLA)

Continuemos con el desarrollo del estudio y veamos en qué más debemos permanecer:

En cuanto a vosotros, que permanezca en vosotros lo que oísteis desde el principio. Si lo que oísteis desde el principio permanece en vosotros, vosotros también permaneceréis en el Hijo y en el Padre. (1 Juan 2:24 LBLA)

¿Qué fue lo que escuchamos desde el principio y dónde fue el principio? Definitivamente el principio no pudo ser cuando llegamos a la tierra; nuestra vida no empezó aquí; porque nosotros éramos espíritus sin cuerpo de carne y sangre; por eso vemos que en determinado momento Cristo le dice al Padre: me preparaste cuerpo...

Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final. Escrito está en los profetas: "Y TODOS SERAN ENSEÑADOS POR DIOS." Todo el que ha oído y aprendido del Padre, viene a mí. (Juan 6:44-45 LBLA)

Entonces aprendimos en la escuela del Padre y el Espíritu Santo nos ayuda a recordar todas las cosas que no recordamos cuando estábamos en la casa del Padre. Es por eso que a veces sentimos que conocemos a una persona desde hace mucho tiempo o cuando llegamos a un lugar, sentimos la confirmación de parte de Dios que ese es el lugar donde El nos quiere bendecir.

Todo el que permanece en El, no peca; todo el que peca, ni le ha visto ni le ha conocido. (1 Juan 3:6 LBLA)

El que permanece en Cristo, deja de ser una fábrica de pecado, deja la iniquidad que lo tuvo subyugado por mucho tiempo; porque si permanecemos en Cristo no podemos permanece en el pecado; aunque eso es diferente a no pecar; porque para no pecar absolutamente, debemos alcanzar nuestro destino: Jesús.

El que guarda sus mandamientos permanece en El y Dios en él. Y en esto sabemos que El permanece en nosotros: por el Espíritu que nos ha dado. (1 Juan 3:24 LBLA)

Para permanecer en El, debemos guardar Sus mandamientos, los cuales el Espíritu Santo nos aclarará plenamente el misterio a lo que se refiere; pero lo que sí debemos llevar claro es que debemos permanecer en El y será lo único que nos puede librar del pecado, y atándonos al altar para que cuando llegue la tentación, no podamos salir detrás del pecado, porque permanecer atado al altar, nos anulará las costumbres del mundo.

Correo electrónico Imprimir PDF
 


Página 1 de 12
Ministerios Ebenezer